Euroliga | El Madrid gana en equipo (65-73)

El Real Madrid logró una trabajada victoria en Estambul ante el Anadolu Efes Pilsen. Los chicos de Laso tuvieron que remontar el partido tras un choque dubitativo y desacertado del que los turcos sacaron tajada. El desacierto en el perímetro del Efes y la reestructuración del juego interior blanco, permitieron al equipo blanco remontar un partido que, difícil y polémico por la labor arbitral, se puso aún más cuesta arriba con las lesiones de Deck y Llull. Causeur apareció en el último cuarto para sostener la ventaja blanca y Carroll, en los instantes finales, sentenció desde el perímetro un partido en el que destacó la acción colectiva sobre individualidades. Anadolu dominó el rebote en muchas fases del partido, pero el desacierto de tres puntos tumbó sus aspiraciones.

Larkin marca la diferencia

El encuentro arrancó con un Efes muy efectivo en el apartado ofensivo y férreo en defensa. Larkin, el hombre clave del equipo turco abrió el marcador con un parcial de 5-0. El Real Madrid sorprendió con un quinteto sin Tavares y con Thompkins y Garuba como interiores. Los jugadores blancos no encontraron el espacio interior en las primeras ocasiones y probó fortuna desde el perímetro, sin suerte. Causeur y Thompkins aparecieron para reducir la distancia desde el perímetro (9-8) tras un tiempo muerto blanco que dejó una premisa clara: rapidez en la circulación de la pelota. Causeur con un triple pudo mitigar el daño de dos acciones de tres del Efes. Al Real Madrid le costaba encontrar anotadores, con un Abalde desacertado.

Laso movió el banquillo y dio entrada a Tavares para reactivar al equipo, pero el caboverdiano se mostró igual de desacertado que sus compañeros, fallando en un palmeo claro, impropio de él. La presencia de Tavares ayudó a sus compañeros a ganar el rebote, pero ni siquiera las penetraciones tras aclarado encontraban final feliz. Un triple errado de Larkin puso fin al primer cuarto blanco (20-13), desacertado con 2/8 en triples y 3/11 en tiros de dos y perjudicado por los árbitros en el último balón blanco por una falta no pitada sobre Laprovittola cuando lanzaba desde el perímetro.

El Real Madrid buscó cambiar la tendencia en el segundo cuarto, pero comenzó como había empezado el partido, con dos canastas de Anadolu y desacierto blanco en el perímetro, incluso en tiros sin oposición de un experto como Carroll. Laprovittola, con dos acciones consecutivas, permitió a los blancos reducir la ventaja en el marcador (26-20). Al desacierto en el acierto hubo que sumarle dos acciones controvertidas del Madrid que acabaron en personal de ataque. Tan sólo el desacierto de Efes desde el perímetro mantenía con vida a los blancos, pues Balbay, Sanli y Micic dominaban la zona y el rebote. Un triple de Laprovittola en el ecuador del cuarto redujo las ventajas (28-23), pero la reincorporación de Dunston como ‘5’, ya sin Tavares sobre el parqué, renovó la superioridad en la zona de Efes Pilsen y tensó la cuerda (34-26). Rudy Fernández entró en escena con dos triples y dos tapones que metieron al Madrid en el partido (34-31). Un triple errado de Thompkins sobre la bocina puso el punto final a la primera parte, en la que el Real Madrid se mostró fallón en el triple y superado por en el rebote y en defensa por los centímetros de más de Anadolu.

El Real Madrid salió a la cancha con otro aire en la segunda parte. Coincidieron en pista Thompkins y Tavares, lo que dio mayor presencia en la zona a los blancos. Taylor apareció en la posición de alero para dar segundas oportunidades y reforzar la defensa. Los cambios surtieron efecto, pues en los primeros minutos los blancos lograron un parcial de 4-8 que redujo las distancias (41-39). Larkin movía el balón en el Efes, pero el equipo turco no elegía bien la culminación, con Sanli y Micic tirándose y fallando desde el perímetro todo lo que les llegaba. Tampoco era el día de Larkin, muy espectacular penetrando para abrir pero fallón en el lanzamiento. Taylor desde el perímetro y Tavares con un rebote pusieron la distancia al mínimo (45-44) para que Llull, en un rápido contragolpe, ejecutase de tres y pusiese a los blancos por delante por primera vez en el partido a falta de dos minutos para el final del tercer cuarto.

La ventaja blanca obligó al técnico turco Ataman a solicitar tiempo muerto para cortar la racha blanca. Thompkins amplió la ventaja para los blancos desde el perímetro, pero dos acciones consecutivas de Beaubois demostraron la buena muñeca del francés con un parcial de 6-0 y devolvieron la ventaja para Efes (51-50). Una nueva canasta de Laprovittola en la última acción devolvió la ventaja para el Madrid en un partido que requeriría embarrarse para ganarlo.

Anadolu Efes continuó igual de errático con sus hombres importantes. Sin embargo, el desacierto de Larkin, Micic, Sanli y Simon lo palió Beaubois con un nuevo triple. Una falta en ataque de Tavares llevó al pívot al banquillo, obligando a Thompkins a desdoblarse. El americano se puso manos a la obra y en las dos siguientes acciones tripló y taponó para devolver la ventaja a los blancos. Beaubois dejó una nueva acción controvertida al taponar una entrada de Abalde, quien lo tenía todo para machacar. El francés tocó el brazo del español antes de taponar, pero los árbitros una vez más dejaron sin castigo una acción claramente favorable para los blancos. Efes Pilsen despertó con un parcial de 6-0 para recuperar la ventaja (59-55), pero Causeur y Rudy desde el triple, hicieron lo propio para los blancos. Sin Llull, lesionado, Causeur acaparó el protagonismo de balón del de Mahón, y no defraudó. Dos penetraciones del francés (que se quejaba amargamente de la labor arbitral) mantuvieron a los blancos por delante de un Efes que abusaba del triple y de acciones individuales.

Carroll, el ejecutor

Con todo por resolver y con 63-65 en el marcador, apareció Jaycee Carroll. El americano, que hace un año parecía tener pie y medio fuera del baloncesto, demostró que aún posee calidad y cuerda suficiente para resultar determinante. Dos triples suyos desde la cueva tras sendas faltas en ataque de Efes cerraron el partido para los blancos, que lograron una trabajada victoria en una gran segunda parte colectiva… a pesar de los árbitros. Sexta victoria consecutiva en Euroliga para el Real Madrid, que cierra el año segundo en la liga regular.

Anadolu Efes (20-17-14-14): Larkin (6), Beaubois (9), Singleton (5), Balbay (0), Gecim (-), Sanli (6), Moerman (8), Tuncer (-), Micic (16), Anderson (0), Dunston (9), Simon (5).

Real Madrid (13-18-21-21): Causeur (15), Rudy (9), Abalde (6), Laprovittola (10), Alocén (0), Deck (2), Garuba (0), Carroll (6), Tavares (4), Llull (3), Thompkins (13), Taylor (5).

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *