Euroliga | Campazzo sella el billete a Vitoria (82-89)

¡A Vitoria! El Real Madrid ha logrado por la vía rápida su pase para la Final Four en un serio último partido en el que los blancos conquistaron el OAKA tras un choque muy trabajado y en el que la presencia de Facundo Campazzo fue decisiva. El argentino no sólo lograría un doble doble (16 puntos, 10 asistencias) sino que su conexión con Gustavo Ayón en el último cuarto permitió a los blancos dominar el choque en su fase más decisiva.

Pese a la pérdida de balón nada más coger el salto (arreglada por un gigantesco tapón de Randolph), el inicio del equipo blanco fue muy bueno. Con tres triples y un par de canastas en velocidad los blancos lograban ponerse 8 arriba pero la primera aparición en esta eliminatoria de Matt Lojeski con 7 puntos consecutivos iniciaba un parcial de 10-2 que ponía por delante a  Panathinaikos (16-14).El Madrid no lograba controlar el rebote su zona pero entre Rudy y Taylor permitían a los blancos mantenerse arriba al final del cuarto pese a las buenas acciones de Deshaun Thomas (18-23, min.10).

Tras dos minutos sin canastas el Madrid lograba volver a pegar un pequeño empujón que le colocaba 9 arriba, pero de nuevo un parcial local de 7-2 basado en el rebote ofensivo estrechaba el marcador (25-30). Aún así, los blancos parecían muy seguros y entre Causeur y Thompkins devolvían la ventaja a los blancos.

Sin embargo, cuando más parecía controlado el partido todo se derrumbaría. Un tiro libre de Papapetrou y un triple de Lojeski iniciaban un parcial de 15-2 que sería cerrado casi de forma capicúa con  un 3+1 del propio Lojeski  (14 puntos sin fallo en el primer tiempo) y otro tiro libre del jugador heleno. El Panathinaikos había dado por completo la vuelta al partido en el descanso (41-36).

Una canasta de Taylor y un triple de Rudy tras dos rebotes ofensivos de Tavares igualaban el marcador nada más iniciarse el segundo tiempo; sin embargo, dos grandes acciones de Calathes devolverían los 5 de ventaja al PAO e iniciaban un periodo en que el marcador balanceaba entre el empate y esos cinco puntos. 

El partido era un auténtico intercambio de golpes pero parecía que el Madrid era incapaz de completar la remontada puesto que cada vez que se colocaba a uno o dos puntos (o, incluso, igualaba el electrónico) el Panathinaikos anotaba un canastón. Así ocurriría hasta que a falta de 1 minuto Carroll volvía a poner a los suyos por delante aunque el cuarto acabaría 58-58.

El intercambio de golpes seguiría igual al inicio de un último periodo en el que pese a que el Madrid lograba iniciar en ventaja, la diferencia de faltas (2 a 6 en los primeros 5 minutos) permitían al Panathinaikos mantener el partido igualado. Sin embargo, el Madrid aguantaría gracias a la conexión entre Campazzo y Ayón,

El argentino y el mexicano golpeaban una y otra vez el aro ateniense demostrando que Campazzo es uno de los mejores bases del continente (si no el mejor) y Ayón tal vez el pívot más inteligente del basket europeo. Sin embargo, el partido continuaría ajustadísimo hasta que, justo entonces, dos triples de Taylor y Randolph permitían al Madrid marcharse seis arriba a falta de 1:51 (72-78).

Campazzo seguía en estado de gracia y con un triple desde la Córdoba argentina prácticamente sentenciaba el choque y, aunque  el Panathinaikos no se rendirían, y el equipo blanco comenzó a anotar los tiros libres que antes no conseguía para acabar consiguiendo una meritoria victoria en Atenas que le mete en una nueva Final Four (82-89).

Foto: Euroleague.net

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *