#Euroleague | Sin puntería (77-70)

El Real Madrid no ha podido llevarse el clásico de Euroliga tras un partido en el que el porcentaje de tres (25%) y la diferencia de rebotes (39 frente a 28) fue decisiva

El Madrid empezaría enchufado el partido. Un 0-5 de parcial demostraba que los blancos no habían venido de paseo a Barcelona pero de repente Heurtel apareció y 7 puntos consecutivos del francés ponían por delante q los locales. El Madrid reaccionaría de las manos de Causeur pero a partir del 8-11 el Barça encadenaba una nueva racha basada en los tiros libres (los blancos llevaban solo una falta a favor mientras que el Barça ya contaba con el bonus). Pese a ello el Madrid acabaría por delante el cuarto gracias ab4 puntos de Carroll (16-17).

De nuevo el Madrid saldría enchufado al parque y tras sendos triples de Carroll y Rudy se colocaba 5 arriba (18-23). El Madrid estaba on fire y con Carroll liderando los blancos se distanciarían (21-29).

Sin embargo el Barça tiene mucha calidad y Tomic se aprovecharía de un cansado Ayón para a base de rebotes y ganchos lograr la remontada (28-29, min.16). El Barça estaba enrachado y cuando a Tomic se le unieron Kuric y Heurtel lograba acabar 5 arriba (42-37)por culpa de, entre otras cosas, el mal porcentaje en triples de los blancos (3/15, 20%) y la diferencia en tiros libres (14 los blaugranas, 6 los blancos).

El tercer cuarto no podría empezar peor. Tras fallar dos triples más el Madrid comenzó a rehusar de 3 y eso lo aprovecharía el Barça para marcharse 11 arriba a los 3 minutos del cuarto (48-37). El Madrid estaba completamente bloqueado y tardaría 6 minutos en meter su Segunda canasta. Los dos triples consecutivos de Llull y Rudy serían un oasis en mitad del desierto en un cuarto que de forma increíble los blancos acabarían solo 5 abajo (56-51(

El último cuarto comenzaría de la peor forma posible, con una técnica a Llull y un arbitraje muy casero. A partir de ahí el Madrid se desesperaría y comenzaría a fallar todos sus ataques y permitir numerosos rebotes en su zona lo que aprovecharía el Barça y para prácticamente sentenciar el choque en unos desastrosos cinco primeros minutos del último cuarto en el que los blancos solo anotarían 3 puntos (67-54).

Sin embargo, el Madrid siempre compite y por un momento pareció que había partido (71-64, min. 38). Pero cuando un partido está de nalgas es muy difícil que salga adelante y los rebotes de Tomic terminaron por sentenciar. Al final 77-70 y el objetivo comienza a ser acabar terceros.

Foto: Euroleague

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *