#Euroleague | El Madrid desangra al Khimki

El Real Madrid ya ha asegurado su posición como cabeza de serie tras arrasar al Khimki en el Mytishchi Arena por 75 a 100. Este encuentro, además, pasará a la historia por una de las mayores sangrías reboteadoras en favor de los blancos que se recuerdan (24 a 48) pero también deja una noticia negativa: la lesión de un Gustavo Ayón que tras el descanso reaparecía con el tobillo en hielo y que podría perderse los próximos partidos.

Laso intentó sorprender de inicio con un quinteto que incluía a algunos no muy habituales en el mismo como Taylor, Thompkins  o Carroll. Durante este primer cuarto, las formas de anotar de ambos equipos eran diametralmente opuestas. Mientras que el Madrid intentaba penetraciones y sacaba estante réditos desde la personal, el Khimki basaba en el lanzamiento exterior prácticamente todos sus ataques. Pese a ello la igualdad era la tónica predominante al final del primer cuarto (22-24).

El segundo periodo comenzaría con un auténtico clínic desde el 6,75 de ambos equipos. Si Monya iniciaba el show, enseguida era respondido por Rudy (dos) y coser para establecer una nueva máxima en el marcador (29-36, min. 13).

Tras el tiempo muerto Ayón se encargaba de aumentar la renta hasta los diez puntos pero las pérdidas de balón (10 en esta primera mitad) seguían siendo un problema y Khimki no tardaba en recortar la ventaja a apenas 5 puntos. Sin embargo, la dupla argentina (Deck-Campazzo entraría en acción y con 8 puntos consecutivos (el último de Facu sobre la bocina) los blancos se llevaban una nueva máxima ventaja al descanso (38-51).

El partido se reanudaría de forma alocada. El Madrid atacaba acelerado y, además perdía a Taylor por faltas(4) lo que aprovecharía Shved para recortar las distancias (50-58, min.25). Sin embargo, los blancos reaccionarían de la mano de un Fabien Causeur que, con 8 puntos lideraba a los suyos, hasta los 20 de ventaja (50-70, min.30).

Con todo decidido el último y cuarto fue un toma y daca que servía para las exhibiciones de Rudy y Shved y para que Yusta (El único que hasta el momento no había tenido minutos) fue el encargado de poner los cien en el casillero blanco. Al final 75-100 y el Madrid que se va contento por el partido pero preocupado por el estado físico de Gustavo Ayón.

Foto: Euroleague

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *