El Rincón de Apple Tree | Hagan caso al señor Lobo

Campeones de la Supercopa. No está mal para empezar la temporada. Demostración de poderío y recursos ante un Fuenlabrada incapaz de presentar batalla y ya en la final, victoria solvente ante el transatlántico o Lamborghini como alguno lo llama ahora. Momentos de gran juego y jugadores a gran nivel motivado por la inercia mundialista que traen los campeones y subcampeones del mundo de nuestro equipo. Primer abucheo masivo a este fichaje cuyo nombre no recuerdo en este momento… ya me acordaré, y sentando las bases de lo que será este Real Madrid 2019-2020 aspirante a todo, otra vez, desde que Jack Aubrey/Pablo Laso tomó el timón de la nave blanca.

Pero, volviendo al recurso del símil cinematográfico que suelo usar para aderezar mis textos, hay una frase que imagino que el entrenador blanco les habrá dicho a los chavales en el primer entrenamiento tras ganar el título. Seguro que a cualquier aficionado medio al séptimo arte le vendrá a la cabeza si menciono el autor de la misma: El señor Lobo de “Pulp Fiction”. Ya sabéis a cuál me refiero (*).

Y es que la puesta en escena del equipo fue notable. Los medallistas del mundial a un alto rendimiento. Mención especial a Deck cuyo partido fue una demostración de que este chaval, con pinta de acabar de llegar al partido tras una larga siesta, ha dado un salto de calidad importante potenciando las prestaciones del grupo. Los no mundialistas, salvo el habitual partido despistado de Randolph, con alto ritmo de juego. Tavares como rey del tablero y Carroll parece que se mete en una nevera en verano y vuelve igual o mejor que el año anterior. Y como guinda de la tarta, un Jordan Mickey que parecía ser su cuarta o quinta temporada con el equipo.

Es aquí, ante esta euforia generada por el resultado y juego y desatada en el vestuario y que parece haber ofendido a algún moralista por las reacciones en Twitter (¿celebrar la liga catalana? Por supuesto), donde entra en acción la mencionada y no reproducida frase. Es misión de Laso bajar de la nube a los chavales y poner de manifiesto los temas a trabajar para tener éxito en esta temporada:

  • Se ganó a una gran plantilla con un margen de mejora enorme como equipo. Eso no está en su mano, pero hay que contar con que la próxima vez el rival será mucho más fuerte.
  • Los mundialistas no pueden aguantar este ritmo de competición con lo que llevan en sus piernas. Es labor del equipo técnico planificar sus esfuerzos para que lleguen bien a las fechas clave. Tendrán un bajón en algún momento de la temporada pero hay plantilla para suplirlos durante estos momentos.
  • El equipo sufrió cuando Tavares se cargó de faltas. Hay que ver el rendimiento de Mickey contra pivots más grandes cuando el contrario quiera sobrecargar la zona. Habrá que ver el desempeño de Thompkins y Randolph ahí.
  • Mantener la concentración durante todo el partido para evitar tirar por tierra el trabajo anterior. Asignatura pendiente del año pasado que costó un par de títulos cuando ya los veíamos en el bolsillo. En este caso, el FCB no culminó la remontada que apuntaba despertando fantasmas de la temporada pasada.

Y esto no ha hecho nada más que empezar. La liga ACB comienza en el Olímpico de Badalona donde habrá muchos ojos puestos en el papel de Prepelic en este Joventut con espacio para desarrollar el potencial que no pudo en Madrid.

El reto de este año es monumental si miramos los rivales nacionales y europeos y la carga de partidos que van a acumular nuestros jugadores. Esperamos contar las historias, batallas y victorias del equipo. Y si nos encontramos con el naufragio de algún transatlántico, echaremos una mano a rescatar vidas. Que no somos tan mala gente.

(*) Frase del señor Lobo en Pulp Fiction

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *