El madridismo recupera su voz

Aún recuerdo aquel 9 de Abril cuando a través de “otra red social” Paula me escribió: “Jesús, he ido a contestarte y me he dado cuenta que me han suspendido la cuenta”.

No sentía esa sensación de rabia y de injusticia desde aquel escándalo en Stamford Bridge, Twitter nos había dejado sin voz y en estos 35 días que hemos estado sin ella se ha visto y se ha sentido, Twitter_Madrid ya no era lo mismo, se había quedado mudo.

Con esa sensación de impotencia, de saber que te quitan algo que sientes tan tuyo le dije a Paula, no te preocupes, no tengo ni idea de cómo se recuperan las cuentas, pero vamos a hacer todo lo posible porque tú recuperes la tuya, un Madridista pelea y lucha con todo y contra todos, lo vemos cada fin de semana en el mismo torneo que te ha denunciado la cuenta.

@Madridismoreal nos dió las pautas y nosotros las ejecutamos.

Han sido días de incertidumbre, de saber si el trabajo hecho tendría su recompensa, días en que cada mañana, a la misma hora, buscaba el perfil de Paula para ver si estaba desbloqueado, días de mensajes de WhatsApp para ver si había novedades en su correo, y todo ello ¿Por qué? como diría Don José, pues porque nadie se imaginaba un Twitter sin @7Sempiterno7, Paula es puro sentimiento, ese sentimiento madridista que todos llevamos dentro pero que nadie se sabe exteriorizar como ella. Nadie se imaginaba un Twitter sin sus artículos que ponen la piel de gallina a todo verdadero madridista que los lee y en los que refleja palabra a palabra, coma a coma, todo lo que un Madridista siente en cada momento, sea bueno, o sea malo como este año; ningún madridista se imaginaba un Twitter sin sus “Buenos días, Mbappé”; sin su “Caminando a Chamartín” cada día de partido; sin sus “Buenas noches niñatos”; sin su “Madridismo más animal”; sin su “Madridismo que viene”; sin su “Madridismo por el mundo”; y por qué no decirlo, sin sus chascarrillos.

Hoy, sobre las 9 de la mañana, recibo un WhatsApp de Paula: “Jesús, lo hemos conseguido, me han devuelto la cuenta”. Ya os podéis imaginar, no sabía ni qué contestarle, no daba dedo con tecla, era la consecución de algo que habíamos peleado, como aquella Final de Lisboa hasta el minuto 93, era nuestro título de la temporada, un Mayo, que se antojaba negro para los madridistas y se había convertido en uno de los Mayos mejores que un Madridista puede recordar, en menos de una semana, el VARcelona se había quedado sin jugar la Final de Champions, y Twitter y LaLiga, le habían devuelto su cuenta a Paula.

Por último quería agradecer a todos los que en estas semanas me habéis estado preguntando por ella, yo, como buen soldado, he ido transmitiéndole cada uno de vuestros mensajes, uno conoce y ve que el madridismo es universal, y, a parte de la gente de España, puedo decir que lo he sentido en primera persona con mensajes que llegaban desde el otro lado del charco, gente de Panamá, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Ecuador, Argentina, etc.

Para terminar me quiero despedir con una premisa que siempre se cumple, y es que si hay algo seguro en esta vida son dos cosas: la muerte, y que el Real Madrid y su voz, Paula Pineda, siempre vuelven.

¡¡Hala Madrid!!

@floperiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *