El camino de Kaya Mutambiwra hacia el MVP y la séptima Minicopa Endesa blanca

Kaya Mutambiwra, escolta del Real Madrid, fue seleccionado como MVP de la Minicopa Endesa 2019, celebrada en Madrid. Junto a él, Santiago, Navarro, Bakayogo y Ndiaye completaron las cuatro plazas restantes en el quinteto ideal de esta competición.

El escolta madrileño, de nacionalidad suiza, ha desempeñado un gran papel en esta competición. Guiando y ayudando a su equipo a conseguir por séptimo año consecutivo la Minicopa Endesa, Mutambiwra ha finalizado con unas estadísticas al alcance de muy pocos chavales de su edad. Con una media de 15,2 puntos, 8 rebotes, 1 robo y 1,8 asistencias sumados a los 17 de valoración que ha promediado por encuentro, se ha consagrado como el jugador más decisivo de este torneo.

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas para el suizo y para el Real Madrid en esta competición. Antes de levantar tanto el MVP como su séptima Minicopa, han tenido que verse las caras con estos grandes equipos:

El debut del conjunto blanco tuvo lugar contra el Estudiantes. Los primeros minutos se notaban los nervios en uno y otro equipo, hasta que, por fin, el Real Madrid hizo gala de su poderío y, de la mano de N’Diaye, consiguió pasar por encima de sus rivales por un marcador de por 127-53 (82-31 oficialmente).

El siguiente rival fue el Joventut. Con las semifinales prácticamente aseguradas consiguiendo la victoria, el conjunto madridista arrancaría con un parcial 7-0 en los primeros minutos. Sin embargo, los triples de la “Penya” permitieron acercarse en el marcador, hasta que Kaya quiso. Con una marcha más, lideró al equipo en una nueva contundente victoria 68-112 y que, sumada a la siguiente victoria frente al Valencia por 101-78, daba el liderato y el pase a las semifinales al conjunto blanco.

Llegaban las semifinales, y con ellas, el miniclásico entre Madrid y Barcelona. Un partido a priori igualado, en el que los chicos de Alberto Pérez no necesitaron anotar de tres (apenas anotaron un triple) para ganar con solvencia al eterno rival. Como siempre, N’Diaye tomó las riendas del juego ofensivo blanco y, junto a la típica revolución de Kaya, fueron destrozando poco a poco el juego azulgrana. Al final, 72-60 para el conjunto blanco y, en la final, esperaba el Iberostar Canarias.

Con el WiZink Center como escenario y con más de 3000 espectadores, arrancaba la gran final. Un último partido decisivo entre el Real Madrid y el Iberostar Canarias en el que la igualdad reinaría hasta el último cuarto, donde el conjunto local demostró por qué lleva con esta siete Minicopas consecutivas, siendo el mejor equipo del panorama nacional. El duelo entre Aziz Ndiaye y Bassala Bagayoko estaba servido. El pívot blanco empezó mejor, sin embargo, a medida que pasaban los minutos, los visitantes empezaban a encontrar un juego ofensivo y dinámico que los permitía acercarse en el marcador. Cuando más achuchaban los visitantes, apareció el gran nivel ofensivo y la regular defensa de Kaya Mutambirwa, permitiendo a los blancos acabar llevándose el encuentro por un contundente 80-68.

Por lo que fue el torneo de Mutambirwa. Custodiado siempre de un excelente Ndiaye, fue el principal protagonista de esta gran fiesta del baloncesto español. Consiguió levantar la séptima Minicopa Endesa y, además, fue galardonado como mejor jugador del torneo. Sin duda alguna, se perfila como una de las grandes estrellas del baloncesto en los próximos años, con un futuro muy prometedor, tal y como les ocurrió a un tal Ricky Rubio o, al mismísimo Luka Doncic.

Texto: Daniel Gómez-Escalonilla Sáez

Foto: ACB.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *