El Bernabéu respira

El Real Madrid volvió a la senda de la victoria, tras dos tropiezos seguidos fuera de casa. El coliseo merengue fue testigo de un nuevo 3-0 de los blancos en casa, que ya parecen sentirse cómodos en Chamartín.

Después de un inicio de temporada algo irregular de los de Zidane en el Bernabéu, los triunfos parece que empiezan a llegar, y además con bastante solvencia. Ya pasó ante el Espanyol, después frente al Éibar y este domingo, contra Las Palmas.

Comenzó el partido algo nervioso el Madrid, sabiendo de la obligación que tenía impuesta, ante una afición exigente, que sin embargo, ayudó al equipo desde el inicio.

Benzema tuvo la primera a los tres minutos, quedándose solo ante Lizoain. Pero el francés se durmió a la hora de tirar y el meta canario detuvo el flojo disparo.

Las ocasiones seguían llegando, pero ya por parte de los dos conjuntos. Vitolo tuvo el gol para los canarios, pero su lanzamiento lo rechazó Casilla, para que Vallejo sacara por completo el esférico.

Cristiano, muy activo en el juego blanco, tuvo el gol hasta en dos ocasiones, pero Lizoain y el poste le privaron de ello.

Al borde del descanso, con un Bernabéu que ya se empezaba a impacientar, Casemiro aprovechó una prolongación en un buen córner puesto por Asensio, y remató el cuero al fondo de las mallas.

El coliseo blanco respiró y con él, el equipo, que pudo afrontar la segunda parte con mucha más tranquilidad.

Esa tranquilidad, trajo consigo buen juego y ocasiones. Nada que ver una parte con la otra, y es que en la segunda, los madridistas se vieron liberados, fruto del resultado favorable.

Tanto liberaron las piernas los jugadores merengues, que tras una falta botada por Kroos, despejada de puños por Lizoain, Asensio golpeó con potencia al balón desde la frontal, poniendo el cuero en la misma escuadra. Un gol de los que quedan para el recuerdo de todo asistente al estadio, y que sin ninguna duda, será de los mejores de la temporada.

El golazo de Marco, terminó de soltar al Real Madrid, que pudo golear con facilidad a Las Palmas, si no hubiera sido por Lizoain, que minutos después de ver como Asensio le hacia un golazo, despejó un gran disparo de Kroos, que hizo varios extraños y cambios de trayectoria antes de coger portería, lo que hizo aún más meritoria la intervención del guardameta.

Isco, que volvió a jugar a un gran nivel, se encargó de cerrar el apartado goleador blanco, tras una gran jugada en la que Asensio le dio a Cristiano un buen balón en profundidad, que el luso aprovechó para asistir al malagueño con un pase exquisito. Isco, con un remate complicado, ya que el balón venía botando, mandó el cuero al fondo de las mallas y levantó al Bernabéu, que vio como su equipo solventaba el partido con rotundidad.

Ramos tuvo la sentencia, tras un gran pase de Ceballos, que salió con ganas y calidad al campo, pero el remate del camero rebotó en la cabeza de un central, y cuando se disponía a cruzar la línea de gol, Lizoain metió el guante y envió el esférico al larguero.

Tras un par de llegadas sin peligro de Las Palmas, el colegiado del encuentro decretó el final del mismo, confirmando que el Real Madrid ya ha dejado de sufrir en el Bernabéu, que empieza a disfrutar con su equipo, dejando atrás el sufrimiento.

FICHA DEL PARTIDO

  • Real Madrid: Kiko Casilla; Nacho, Vallejo, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Marcos Llorente, min. 67), Kroos (Ceballos, min. 78), Isco; Marco Asensio, Benzema (Lucas Vázquez, min. 75) y Cristiano Ronaldo.
  • UD Las Palmas: Lizoain; Ximo, Lemos, Bigas, Macedo; Aquilani (Hernán, min. 83), Dani, Vicente (Remy, min. 64), Castellano; Vitolo y Calleri.
  • Goles: 1-0, min. 41, Casemiro. 2-0, min. 56, Marco Asensio. 3-0, min. 74, Isco.
  • Árbitro: José María Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Isco y Kroos por parte del Real Madrid. Y a Ximo por parte de Las Palmas.

Iván del Dedo Martín. Twitter: @ivandeldedo

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *