#DesdeLaGrada | Novedades de verano

En la antesala de una nueva temporada si algo ha puesto de manifiesto este verano es que los tiempos están cambiando, al menos en lo que a nuestro Club se refiere.

Tras la salida de nuestro jugador más determinante en la última década con rumbo a la Vecchia Signora, los madridistas observamos, cada uno a su manera, como piensa el Club acometer las modificaciones en la plantilla de cara al curso 2018-2019, que está próximo a comenzar.

Las incorporaciones realizadas hasta el momento, Lunin, Odriozola y Vinicius Jr no parecen contentar a gran parte de la nutrida hinchada merengue si hemos de fiarnos de las señales que emiten las redes sociales al respecto, y por más que vayan en la línea de la política que está siguiendo el Real Madrid en los últimos años, consistente en firmar jugadores jóvenes con talento, quizá para asegurar un futuro que se presenta cada vez más incierto ante las ingentes cantidades de dinero que entran al fútbol procedentes de Jeques, magnates y multimillonarios de exóticos países o de Estados y ante las que nuestro Club no puede competir con el modelo actual.

No es discutible que la salida de un jugador de la trascendencia, poso y calado de Cristiano debe ser pertinentemente suplida si no se quiere perder potencial competitivo; lo discutible es el cómo, y no sólo en el tipo de jugador o jugadores a traer, sino en la inversión a realizar considerando el estado de inflación – burbuja que sufre actualmente el mercado futbolístico, porque no hemos de olvidar tampoco que los jugadores alcanzan unos precios desorbitados cuando quien pregunta por ellos es el Real Madrid.

El difícil equilibrio entre la estabilidad económica ante el riesgo de acometer inversiones multimillonarias en fichajes y la necesidad de mejorar cada temporada la capacidad deportiva del equipo para optar a todos los títulos posibles en juego se está poniendo de manifiesto de una forma cada vez más palpable, por más que los tiempos de fichajes “galácticos” no sean tan remotos como pueda parecer.

En ésas estamos ahora, con multitud de nombres sonando por doquier – esto sí que no cambia – a pesar de que el mercado de posibles incorporaciones está muy restringido, bien por la situación contractual de los jugadores de primer nivel elegibles, bien por su elevado precio.

Además, contamos con otro factor diferencial esta nueva temporada: la presencia de nuevo entrenador con otra filosofía y estilo de juego y al que habrá que escuchar previamente a tomar decisiones para poder proporcionar los mejores jugadores posibles en base a la línea marcada a seguir en este ámbito. Sin embargo, esto no parece tenerse en  cuenta y la aparente inacción del Club parece desesperar a más de uno ante la perspectiva de una ventana del mercado veraniego sin incorporaciones de calado, excepción hecha de las tres mencionadas al inicio del artículo.

Amén de todos los exponendos anteriores, vemos otro cambio sustancial: la ausencia de veracidad en los medios de comunicación en relación con el mercado de fichajes, fomenta la proliferación de otros canales alternativos en los que se ofrece presunta información al respecto buscando el incremento fácil del número de seguidores. Comoquiera que estas fuentes tampoco ofrecen fiabilidad alguna, llegando incluso en casos a anunciar cierres de fichajes en cuestión de horas, sin que aún se hayan producido, la frustración de muchos aficionados crece viendo que las incorporaciones no llegan pese a que aún falta más de un mes y en otros veranos no muy lejanos en el tiempo los fichajes se han cerrado a última hora.

Lo que sí podemos comprobar un verano más es que la expectación ante el equipo que presentará esta temporada el Real Madrid es máxima. Y eso no va a cambiar: estamos hablando del Campeón de Europa. Y es que algunas cosas no cambian…..

Texto: @pepo2204

Foto: El Horizonte

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *