#DesdeLaGrada | Hijos de un dios mayor

En esta época estival en la que mis buenos muchachos de #MadridistaReal siguen empeñados en que os dé la matraca con mis artículos de opinión, mientras trataba de darle al coco sobre qué escribir cervecita en mano, recordé que en las lejanas tierras del extinto imperio soviético se está disputando la Copa Mundial de la FIFA, que como ya os he transmitido en alguna otra ocasión, esta vez no está despertando en mí lo que se dice un gran interés. Y esto es para planteárselo cuando hablas de alguien como éste que os escribe que es la persona más feliz del mundo viendo cualquier partido de fútbol sea de la categoría que sea. Pero ésta es otra historia sobre la que hablaremos algún día.

Os decía que recordé lo del Mundial y me vino a la cabeza mi compañero de bolígrafo y cuartilla en Madridista Real y El Diario de Mou, @mrsambo92 que tiene un blog de cine – por su contenido y por lo bueno, todo hay que decirlo – y titulé a este artículo “Hijos de un dios mayor” al hilo de la película de parecido título.
Y este dios es mayor y no menor, porque si algo está demostrando esta Copa del Mundo es que hay un intangible que parece volar por encima de todos los partidos, jugadores y selecciones. Ese intangible es lo que está poco a poco devolviendo a este humilde y agnóstico mortal la conversión a su religión y la atención al Mundial, porque ese dios mayor no es otro que el Real Madrid.

Y es que a lo largo y ancho de la gran Rusia, si hay algo claro al menos en este primer tramo de la competición, es que es la Copa de los jugadores del Madrid. Desde Sochi a Kaliningrado pasando por Moscú a Krasnodar y San Petersburgo, nuestros jugadores están demostrando a todos los aficionados a este bendito deporte que pese a los intentos de los de siempre en denostar las competiciones cuando el que las gana es el equipo del escudo redondito y la corona – Berserkers copyright – , el haber ganado tres Copas de Europa consecutivas no es ni mucho menos fruto de la casualidad.

Los Marcelo y Casemiro con Brasil, Keylor con Costa Rica, Kroos con Alemania, los seis internacionales con España, Modric con Croacia y Cristiano con Portugal junto con todos los demás no nombrados, son auténticos líderes de sus selecciones y muestran con orgullo al planeta fútbol que son los mejores jugadores del mundo. Y esos mejores jugadores están en el dios mayor: están en el Madrid. Además, de una tacada se están encargando de dejar sin argumentos a aquellos que parecen desear la llegada del verano para especular con los posibles fichajes de los merengues. Si fichar se hace para mejorar lo que tienes, a la luz de lo visto en el Mundial queda demostrado que en el caso del Madrid queda poco por mejorar. Y no es falsa modestia, se trata simplemente de certificar lo que la temporada de clubes ha mostrado.

A diferencia de la película en la que se basa el título del artículo, los sordos aquí ni son reales ni están dentro del colegio. Antes al contrario, están fuera y si no lo son se lo hacen; y más que sordos son ciegos porque no ven o no quieren ver lo evidente. Que existe un dios mayor y que lejos de estar ausente en una Copa del Mundo de selecciones, está muy presente. El dios mayor del fútbol, nuestro Real Madrid. Feliz verano.

Texto: @pepo2204

Avatar
News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *