#DesdeLaGrada | El Camino de Santiago

Alguna vez he utilizado en alguno de mis textos analogías sobre la ruta Jacobea como recurso comparativo. Sin embargo lo de hoy es literal. Y es que este fin de semana se disputa en la capital de Galicia, en la ciudad del Apóstol patrón de España, la primera cita oficial de la temporada de baloncesto, o del curso baloncestístico 2018-2019, como diría el recordado Andrés Montes. La SuperCopa ACB alza el telón de la “canastera” tratando de consolidar su nombre como título a ser considerado como de importancia en el palmarés, otorgando prestigio a quien la gana.

El Fontes do Sar acogerá nada menos que a Real Madrid, Baskonia, Barça y al anfitrión, el Obradoiro, en un fin de semana en el que se aderezará la competición con el concurso de triples para goce y disfrute de los asistentes al evento.

El Final del Camino paradójicamente será para nuestro Real Madrid el inicio de un nuevo curso en el que, a tenor de lo visto en la pretemporada, los muchachos de Laso van a mantener el listón de exigencia a la altura de lo que requiere todo un Campeón de Liga y de Europa.

Y es que, salvo la derrota en el primer encuentro preparatorio a puerta cerrada ante los franceses de Asvel Villeurbane, los blancos han ido contando por victorias sus “etapas” en esta mini peregrinación a la tierra del Apóstol; San Pablo Burgos, Olympiacos y Unicaja han doblado la rodilla ante los merengues, si bien es cierto que de forma dispar. Mientras que frente a los burgaleses el partido resultó igualado y roto al final por los de Laso, con los griegos se hubo de remontar para acabar llegando a la final del Torneo Costa del Sol, en la que borró de la pista a un desconocido Unicaja con un resultado propio de categorías inferiores por la distancia entre ambas escuadras.

Muchos detalles positivos a destacar en este breve periplo, como la aportación de los jóvenes Pantzar y Garuba, – que tiene pinta de NBA pese a su juventud – , la buena aclimatación de los nuevos, – Deck y Prepelic – y volver a ver jugando a Kuzmic tras su grave lesión. El resto del equipo ha mantenido el buen tono mostrado a final de la temporada pasada, lo cual hace ser optimistas a los fieles del basket merengue.

La incógnita estará en el estado de Trey Thompkins que se retiró del partido ante Unicaja por una torcedura de tobillo. Veremos si llega en condiciones a la cita.

Llegamos pues a Santiago con ganas de ganar la Compostela, la famosa credencial del Peregrino; el Jubileo frente al anfitrión, que será nuestro rival en semifinales. El Fontes do Sar abre su “Pórtico de la Gloria” porque en este caso se trata de una gran ocasión: empieza el Camino. Llega el Campeón. #HalaMadrid

Texto: José Luis Benito

Foto: AS

Avatar
News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *