#DesdeElPalacio | Nostalgia de Penya (87-70)

Es absolutamente imposible que quienes ya tenemos cierta edad no recordemos aquellos maravillosos duelos con nuestro rival de esta noche en el partido de Liga Endesa. Aquel Joventut de Badalona – Ron Negrita, RAM, Montigalá – según el patrocinador que tuvieran puntualmente los chicos de la Penya que era un señor equipo con jugadores de la talla de los hermanos Jofresa, Margall, Montero o uno de sus últimos presidentes, Jordi Villacampa por citar sólo algunos.

Lejos quedan aquellos años en los que muchos jóvenes – las chicas en un porcentaje elevadísimo, todo hay que decirlo – tenían simpatía hacia el equipo de Badalona, un equipo que llegó a ser incluso Campeón de Europa en 1994 derrotando al todopoderoso Olympiacos. En definitiva, un histórico de nuestro baloncesto. Los mismos que entonces sentían esa simpatía por los verdinegros hoy comprueban con pena como hace bien pocos días el Club badalonés celebró Asamblea en la que se planeaba la posibilidad de disolver la entidad. Finalmente y para regocijo de casi todos, el CJB seguirá vivo, aunque lo que no es seguro es que pueda hacerlo deportivamente en la ACB ya que actualmente ocupan el farolillo rojo de la clasificación con tan solo seis victorias en 26 partidos.

Así que no parecía la cancha del Palacio de los Deportes el lugar más propicio para que los verdinegros se lamieran las heridas, ante un Real Madrid que venía de apabullar al Brose Basket en Euroliga sin dar lugar a especulaciones sobre apaños de poder elegir rival al saber de antemano que no tendría a favor el factor cancha, teniéndose que enfrentar a Panathinaikos. Pero hoy estábamos en otra cosa; hoy tocaba Liga y un visitante ilustre al que había que recibir como merecen estas ocasiones.

El partido no se parece a aquellos duelos con la Peña por lo atropellado de su inicio; más bien recuerda a un partido escolar. Ni siquiera evoca el pasado la indumentaria de los catalanes totalmente verde en lugar de verdinegra; las cosas del márketing.

Aún así el Joventut empieza por delante hasta que Tavares pone la primera ventaja (5-3) Desde ahí el marcador no variaría la tendencia en el cuarto. Baloncesto muy acelerado e impreciso. Terminamos 22-18 para los de Laso.

Dos faltas consecutivas de Dimitrijevic y una jugada de 3+1 hacen presagiar el despegue de los blancos al inicio del segundo cuarto. Sin embargo el Joventut anota un parcial de 0-8 con un colosal Birgander en defensa. (26-28) Su entrenador decide cambiarlo y coincidiendo con su salida de pista el Madrid anota un 12-0  para, ahora sí, empezar a encarrilar el partido. Dio tiempo en este cuarto para ver los primeros minutos de Radoncic y una jugada polémica: antideportiva a Doncic con “vuelta atrás” corregida por el árbitro principal. Llegamos al descanso: 46-32.

Nota mental al descanso: Los menos de seis mil que estábamos hoy dando un desangelado aspecto al Palacio hubiéramos llenado el Saporta.

Tercer cuarto. Doncic y Tavares cometen su tercera falta cada uno de salida y el Real Madrid está 2:23 sin anotar. Pese a ello y a las continuas imprecisiones de ambos la ventaja sigue “in crescendo” y es de 18 puntos en el minuto 6. (61-43) Sale Yusta, anota siete puntitos y con él hacemos pleno de jugadores anotando: los 12. Afrontaremos el cuarto acto con 19 de ventaja para los blancos: 70-51

Último acto que parece intrascendente pero en el que el Joventut llega a situarse a 12, coincidiendo con la presencia en pista de Birgander. Laso para la sangría con un tiempo muerto y el Madrid recupera los 17 de ventaja.  Intercambio de canastas de aquí al final y victoria del Madrid – una más – por 87-70 y con la hinchada merengue celebrando el tercer gol de la Roma en fútbol.

Así pasó la Penya por Madrid. Sin tiempo de recordar. Esperamos volver a veros. Al menos los nostálgicos.

Texto: @pepo2204

Foto: ACB.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *