Desde el Palacio: La crónica de @pepo2204 Causeur y ganar.

Ahora que están en boga la alta costura con las pasarelas de moda y los programas de televisión, el partido de hoy de Euroliga del Real Madrid ante el Panathinaikos de Xavi Pascual podemos decir que fue cosa de Causeur (pronunciado coser) y ganar.

Fue sin duda el mejor partido del francés desde que viste la camiseta blanca. Y eso que el partido no se antojaba tarea fácil, ya que los de Atenas traían a un viejo conocido de la afición Madridista – aparte del exentrenador azulgrana Xavi Pascual – KC Rivers, ex jugador blanco que dejó buen poso entre los aficionados del Madrid. Y Rivers no estaba solo. Junto a él otros grandes jugadores: Calathes, Anthetokoumpo, Singleton…. un gran equipo, en definitiva, que dado lo igualado de la competición, marchaba séptimo empatado a victorias con el Khimki ruso y con su anfitrión de esta noche.

Por eso era tan importante el partido de hoy a priori. En esta lucha encarnizada por las cuatro primeras plazas que dan el factor cancha en el Play Off, parece sólo por definirse la cuarta en discordia y hoy podía dirimirse gran parte de esa batalla, máxime cuando Khimki había perdido contra Armani Milano. Ganar se antojaba obligatorio. Y el Madrid hizo alta costura.

De inicio Doncic no juega esta noche por lesión. El Madrid comienza muy enchufado con un parcial de 8-0. Tavares pone dos tapones en este periodo. Anthetokoumpo comete la segunda falta pronto (4:32) y va al banco. A partir de ahí parcial de 0-8 con triple de KC incluido. Igualdad máxima de aquí al final del cuarto que dio tiempo para ver fenómenos extraños o algunos no tanto como un fallo del marcador – una vez más – que le sisó al Madrid dos puntos durante unos minutos y ver anotar una canasta en juego a Chason Randle. Final: 19-20

El segundo cuarto será el de Fabián Causeur. El francés anotó 11 puntos consecutivos y puso al Madrid por delante.

KC – tú no – anotó un triple estratosférico que puso un marcador de tenis en el electrónico: 30 iguales. El Madrid tiene durante estos dos cuartos un problema en cerrar el rebote. Vuelve Thompkins a jugar unos minutos tras su lesión. Nos vamos al descanso con un resultado igualado (38-37)

Los tiros libres son otro mal que amenaza con volverse pesadilla en el Madrid. Randolph comienza fallando dos consecutivos. A pesar de ello, alcanzamos una mini ventaja de cinco puntos que llegó a ser de siete hasta que Pascual cortó con un tiempo y KC volvió a castigar de 3.
Pero Tavares empezó a hacer daño al PAO y junto a un Campazzo que hizo un par de jugadas de las suyas y sobre todo un inspiradísimo Causeur que anotaba, reboteaba e incluso taponaba, llevaron al Real a obtener una ventaja de doce puntos faltando dos minutos: 58-46.

Dos pérdidas consecutivas de balón de los de Laso metieron a PAO en el encuentro poniéndose a siete puntos. Resistió el envite el conjunto merengue y tras canasta de Ayón finaliza el cuarto 64-55.

Todo por decidir, todo por ganar.

Calathes que llevaba todo el partido pidiéndolo es sancionado con técnica tras falta al Facu sin correr el reloj. Desde la vuelta de Causeur que acabó anotando 26 puntos y con el problema en el rebote solucionado con la presencia de Felipe, la ventaja fue in crescendo pese a la anotación de los griegos hasta finalizar 92-75 para los de Laso.

Sin restar protagonismo a Causeur el Maestro de hoy, contó con la inestimable colaboración de un Facu que estuvo de nuevo a un gran nivel repartiendo magia y un Tavares que, como ayudantes de costura acabaron por hacer lo que fue un traje a los de Pascual.

Objetivo cumplido. Victoria y a pensar en las próximas citas. De momento la pasarela aplaude al Modisto Causeur.

Euroliga Jornada 25 Temporada regular
Real Madrid 92 – Panathinaikos 75

@pepo2204

Imagen: realmadrid.com

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *