#CrónicaReal | Un victoria de urgencias (1-4)

Un partido de urgencias. Ese es el mejor calificativo para definir el encuentro disputado en José Zorilla.

El Real Madrid volvía a Valladolid tras la semana negra vivida en el Santiago Bernabéu. Y es que en 3 partidos las posibilidades de optar a  Copa, Champions y Liga, se habían esfumado. Ahora ya sólo queda acabar la temporada con la mayor dignidad posible, y sin perder el único objetivo que tenemos por delante: asegurarnos una de las 4 plazas de Champions. Por el lado del Real Valladolid, la situación tampoco es muy agradable, porque sí o sí, los de Sergio González necesitaban de esos 3 puntos que les alejen de los puestos de descenso.

Con un equipo revolucionado por las bajas, Solari volvía dar paso en el once titular a jugadores como Ceballos y Odriozola. Gil Manzano pitó el inicio del encuentro, y la calma era el aliado del conjunto blanco que parecía no tener prisa por incomodar la portería de Masip. Pero como viene sucediendo desde inicio de la temporada, el Valladolid no dejó pasar ni 7 minutos para meter una marcha más al encuentro.  En apenas 6 minutos, el equipo vallisoletano pudo adelantarse hasta en 3 ocasiones en el marcador. En este caso un penalti fallado por Alcaraz (min 11), y dos fueras de juego, tanto de Anuar como de Keko, corroborados por el VAR, impidieron que ocurriese una nueva masacre sobre el Madrid. La falta de gol no parece tan preocupante, teniendo en cuenta la fragilidad defensiva que muestran los de Solari.

La tenacidad de los de Sergio González, con y sin balón, ponía en apuros al Madrid.  El Valladolid estaba jugando al fútbol, y no había forma de pararlo. El gol del equipo vallisoletano iba a llegar antes y temprano, y tras 3 claras ocasiones, en el minuto 28, Anuar conseguía poner el 1-0.  

Los de Solari querían reaccionar rápido, y en el minuto 33, un mal despeje de Masip acababa dentro de la red tras un remate de Varane. Pucela enmudeció. El Real Madrid vivía sus mejores minutos, pese a que la defensa del Valladolid estaba siendo realmente sólida.

La segunda parte fue un fiel reflejo de la primera. El Madrid seguía siendo un coladero en defensa, y tanto Anuar como Antoñito, no conseguían aprovechar las ocasiones. Pero como no podía ser de otra formar, a cada acción, una reacción. En este caso, Óscar Plano realizaba una falta innecesaria sobre Odriozola dentro del área. Gil Manzano, sin ningún tipo de dudas, pitó el penalti, que Benzema no perdonó.

Hicieron falta 45 minutos para que los de Solari se encontrasen cómodos sobre el terreno de juego. Benzema volvía a ser la referencia en el ataque. Kroos aprovechó un saque de esquina para que el frncés pusiera el tercero para los blancos, algo bastante inimaginable teniendo en cuenta cómo comenzó el encuentro.

Con el Valladolid mentalmente fuera partido, los de Solari tomaban las riendas y conseguían solventar la situación. Modric estaba enchufado. La entrada de Valverde por un inexistente Kroos aportaron frescura al partido. El Madrid acabaría con 10 sobre el terreno de juego, por la expulsión de Casemiro por doble amarilla. Pese a ellos, no puso en ningún aprieto al Madrid, al que un soberbio Modric llegó para anotar el cuarto en el marcador.

Final y victoria en Pucela, tras una semana trágica. No es suficiente para olvidar los partidos anteriores, pero el objetivo Champions tiene que seguir estando en el punto de mira.

 

GOLES

1-o Anuar (min 28); 1-1 Varane (min 34), 1-2 Benzema, p. (min 5o); 1-3 Benzema (min 58); 1-4 Modric (min 85)

ALINEACIONES

Real Valladolid: Masip; Antoñito, Joaquín, Calero, Nacho Martínez; Anuar, Míchel, Alcaraz; Keko, Óscar Plano y Sergi Guardiola.

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Varane, Nacho, Reguilón; Modric, Casemiro, Kroos, Ceballos; Asensio y Benzema.

 

 

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *