#CrónicaReal | Gran Madrid, gigantesco Benzema (2-4)

Pues sí, hay motivos para volver a creer. El Real Madrid confirmó en Cornellá lo mostrado ante Sevilla y Girona esta misma semana, y ganó con firmeza y brillantez nuevamente, demostrando que el equipo vuelve a ser muy competitivo justo en el momento clave de la temporada. Un Madrid que, hasta el minuto 70, jugó sus mejores minutos de la temporada, con una presión asfixiante y unas combinaciones de balón que recordaron al equipo que logró los últimos campeonatos de Europa.

El partido se puso de cara muy rápido, en concreto a los 4 minutos. Fue lo que tardó Modric en conducir el balón hasta dentro del área y disparar a portería, con Benzema aprovechando el rechace en la parada de Diego López. Fue la primera aparición del francés, que a partir de ese momento deleitaría al paladar de todo amante al fútbol con una exhibición antológica. Una exhibición acompañada por el resto del equipo, y que encontró su premio a los 15 minutos con un testarazo (hoy no hay dudas de que así fue) de Sergio Ramos, casado con el gol durante la semana.

A los 25 minutos el Espanyol lograba recortar distancias gracias a un potente disparo de Leo Baptistao ante el que nada pudo hacer Courtois. Un gol que no hacía justicia a lo que se estaba viendo sobre el campo. Como ante el Girona, la primera llegada del rival se convirtió en gol en contra. Para colmo de males una entrada de Sergio García a Sergio Ramos dejaba al central de Camas renqueante, hasta el punto de ser sustituido al descanso.

Pero antes del descanso faltaba una nueva joya de Benzema, que se multiplicaba por el campo. Karim agarró la pelota en el costado izquierdo, buscó un pase interior para Vinicius y tras salir el balón rechazado el propio Benzema conectaba un disparo precioso y preciso con el interior de su pie derecho que se colocaba pegadito al palo de la portería de Diego López. Un gol magistral y psicológico, puesto que llegaba al filo del descanso.

La segunda parte el Madrid dominó con soltura, sin forzarse. Y era nuevamente Benzema el que movía absolutamente todo, con varios pases de un nivel sublime. Entre todo esto, Bale regresaba de su lesión sustituyendo a Vinicius. Y a los 5 minutos de dicho regreso, golazo. Y, faltaría más, protagonismo de Benzema en la jugada. El francés volvió a entrar desde la izquierda esquivando defensas pericos, se la dio a Lucas Vázquez y este encontró a Bale, que con una maniobra impresionante y una definición mejor sentenciaba el partido.

Los últimos 20 minutos se complicaron con la expulsión de Varane, que sujetó a Piatti en la frontal del área cuando se disponía a encarar a Courtois. El Espanyol se creció, logró el 2-4 por mediación de Rosales a 9 minutos de final y apretó a un Madrid cansado y con 10 jugadores. Pese a todo, los hombres de Solari mantuvieron la concentración y finiquitaron un partido que da todo el derecho del mundo a pensar que este equipo ha vuelto al buen camino.

 

GOLES

0-1 Benzema (min.4)  0-2 Sergio Ramos (min.15)  1-2 Baptistao (min.25)  1-3 Benzema (min.44)  1-4 Bale (min.67)  2-4 Rosales (min.81)

ALINEACIONES

ESPANYOL:  Diego López; Didac (Rosales, min.64), Mario Hermoso, Lluis López, Javi López; Darder (Melendo, min.75), Marc Roca, Álex López; Baptistao (Piatti, min.71), Sergio García, Borja Iglesias.

REAL MADRID:  Courtois; Carvajal, Sergio Ramos (Nacho, min.46), Varane, Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric (Marcelo, min.76); Lucas Vázquez, Vinicius (Bale, min.63), Benzema.

 

Texto: @JavierGomezT

Foto: Realmadrid.com

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *