#CrónicaReal | El Madrid no supera la trampa de Berizzo (1-1)

Sorprendía Lopetegui con Ceballos en la titular en lugar de Casemiro en un San Mamés que amenazaba con ser un trago muy complicado para los blancos. Sin embargo, esta dificultad hubiera sido mucho menor si Luka Modric hubiera acertado con la portería recién iniciado el encuentro. Pero el balón no entró y el Athletic se hizo con el control del partido (que no del balón) estos primeros minutos y Williams y Susaeta tendrían un par de ocasiones claras.

El Madrid no parecía encontrar el camino al área y Courtois se veía obligado a realizar una parada con el pie a un buen tiro desde fuera del área de los locales justo antes de que el Madrid a punto estuviese de ponerse por delante en una jugada en la que Modric remachaba a la red medio segundo después de que el árbitro señalase un dudoso fuera de juego previo de Asensio.

El partido había cambiado y el equipo blanco estaba en sus mejores momentos y Unai se veía obligado a despejar a mano cambiado un excelente tiro de Asensio pero justo entonces una contra dirigida por Óscar de Marcos la empalaba Iker Muniaín en posición dudosa para anotar el 1-0.

El gol noqueó al Madrid que a punto estuvo de caer a la lona si no hubiese sido porque el gol que anotaba un par de minutos después Raúl García era en claro fuera de juego. El Athletic estaba empujando al Madrid que tardaría en volver a levantarse hasta que, al filo del descanso, Unai volvía a aparecer en pantalla con una excelente parada a un tiro a la cepa del palo de Luka Modric.

A la vuelta de vestuarios, Casemiro ya había entrado en lugar de un sobrepasado Ceballos pero lejos de servir esto como una revolución para los blancos, el Athletic salió con fuerzas renovadas y Williams a punto estuvo de poner el 2-0.

Sin embargo, cuando mejor estaba el Athletic llegaría la lesión de Iker Muniain. Esto cambió la dinámica del partido y después de que Ramos mandara al muñeco  un mal rechace del portero local tras una falta lanzada por Bale aparecería Isco Alarcón. El de Arroyo de la Miel que, sorprendentemente, había entrado en lugar de Luka Modric anotaba de cabeza el gol de empate en su primera intervención en el partido haciendo justicia al empuje madridista.

Al igual que antes el Madrid, ahora era el Athletic el que estaba pagando el gol y unos minutos después a punto estarían los blancos de darle la vuelta al resultado cuando Asensio pinchaba un increíble pase de 50 metros y mandaba su tiro al pecho de un Unai que parecía la reencarnación de Iribar.

Esta ocasión hizo que Berizzo mandara a su equipo endurecer aún más el partido. Y para eso nada mejor que Raúl García. El ex del Atleti, que ya durante todo el partido había estado provocando a los blancos redobló esfuerzos y metió al Madrid en una dinámica de disputas que acabarían por sacarle del partido.

Durante los siguientes minutos, de hecho, fue el Athletic el que más cerca estuvo del gol. Pero al filo del 90 y  cuando parecía que el partido iba finalizar con el 1-1 una estupenda conducción de Asensio no era aprovechada por Benzema que no acertaba con el pase a Lucas Vázquez (que había entrado unos minutos antes en lugar de Bale).

Ahí acabarían las ocasiones blancas pero no del partido ya que en la prolongación Thibaut Courtois tuvo que hacer su segunda parada de mérito en el choque a un lanzamiento de San José. Al final 1-1 y el Madrid que se deja sus dos primeros puntos de esta temporada en la trampa preparada por Berizzo.

Texto: José María Cañas

Foto: LaLiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *