Crónica Real | Vinícius lo borda ante el Valencia de Bordalás (1-2)

Mestalla, esa olla de presión que sirve de casa al Valencia, era el estadio que visitaba el Real Madrid en esta quinta jornada de LaLiga tras la jornada europea disputada el miércoles ante el Inter en Milán.  

Ancelotti decidió salir casi con la misma alineación que en San Siro, con la diferencia de que Hazard entraba en el frente ofensivo por Lucas. No obstante, Vázquez tendría la oportunidad de ver minutos más tarde en este compromiso. Nacho por izquierda, Alaba y Militão en el centro y Carvajal por derecha era la línea defensiva planteada por los blancos, que hoy vestían de aquamarine, en lo que significaba el estreno de la tercera indumentaria del Real Madrid. Valverde, Modrić y un muy desgastado Casemiro alinearon en el centro; con Benzema, Vinicius y Hazard arriba.

El partido comenzó con el típico ambiente de dudas entre un equipo y otro, en el que intentaron descifrar cómo compaginar los pases de una manera lo suficientemente precisa para crear caos entre líneas.

De las primeras ocasiones fue un remate del propio Casemiro desde fuera del área, que fue retenido sin mayor dificultad por el arquero georgiano del Valencia. Poco después, Valverde se encargó de dar un segundo aviso al arco ‘che’. El resultado fue el mismo: defensa del guardameta.

El Madrid logró apoderarse más del balón durante este tramo inicial, así como también generó algunas ocasiones de peligro. Entre ellas, una de Hazard, que generó un drible de lujo, como aquellos de su época en Stamford Bridge. Pero su remate no encontró el final deseado. Seguía el empate en Mestalla.

Luego de estos minutos de vértigo, el partido cayó en un extraño limbo en el que las pausas en el juego fueron constantes por razones nada comunes y menos en la primera parte de un partido: Soler, Correia y Carvajal, los dos primeros del Valencia, tuvieron que ser sustituidos por sendas lesiones en la parte baja de la espalda, en la ingle y aparentemente en la pierna derecha, respectivamente. 

Todo esto ocurrió entre el minuto 23 y el 28. Fueron 5 minutos en los que poco rodó la pelota sobre el césped.

Luego de este lapso de incertidumbre y poco fútbol, los dirigidos por Bordalás reaccionaron y dijeron presente en el compromiso. ‘Maxi’ logró ganarle la espalda a Alaba, pero el austriaco incomodó al uruguayo justo en el límite del penalti y de la tarjeta roja. No hubo falta, ni penal, ni dicha sanción para el central.

El ‘4’ merengue protagonizó un movido último cuarto de hora en la primera parte con frecuentes incursiones de Gómez y constantes movimientos de Hugo Duro. Por su parte, Nacho danzaba con Musah la mayor parte del tiempo. 

Guedes, el principal referente ofensivo ‘che’ en este inicio de temporada, poco pudo hacer en los primeros 45 minutos. No obstante, tuvo una gran diagonal, seguida por Militão, en la que el central brasileño logró meter el cuerpo un poco para obligar al portugués a reducir su velocidad. Esa pequeña fracción de segundo permitió a Courtois correr a por el balón y capturarlo antes de que Guedes rematara. El belga, aún así, chocó con el ‘7’ rival. Pero todo quedó en un amistoso apretón de manos. 

Valverde y Modrić buscaron la velocidad de Vinicius en diferentes ocasiones, pero Foulquier estuvo muy atento en casi todo momento. Cuando no estuvo ahí para cubrir al extremo brasileño, el central del Valencia y coterráneo de ‘Vini’, Gabriel Paulista, tuvo que derrumbarlo cuando se iba en velocidad completamente solo por la banda. 

Paulista sería protagonista de la jugada más clara del Valencia en la primera mitad. Un centro desde la banda izquierda de Wass tras un tiro libre fue rematado por el capitán del Valencia. Courtois contuvo el remate y logró dar un rebote hacia la banda, alejado de cualquier peligro de remate.

Lo último de la primera parte fue una dura entrada de Casemiro a ‘Maxi’. El árbitro castigó la falta del brasileño con amarilla, pero el VAR pudo haber intervenido para revertir la decisión por una roja. ‘Case’ quedaba con una vida extra para el complemento del partido.

El Valencia salió recargado luego del descanso y el Madrid pareció acusar el desgaste del partido entre semana ante el Inter. Guedes, nuevamente, tuvo una ocasión que pocas veces falla un futbolista profesional. Musah desbordó a Vinicius por la banda izquierda del Madrid y luego pasó el balón hacia atrás. El portugués estaba en la medialuna completamente solo. Remató a placer con el interior de su pie derecho. La bola se fue apenas por encima del horizontal de la portería de Courtois.

El inglés e internacional por Estados Unidos, Musah, siguió creando peligro y una nueva incursión tuvo que ser salvada por Alaba. Aunque Casemiro se equivocó grotescamente y regaló el balón. Por suerte para el Madrid, Hugo Duro remató muy suave y al centro tras un gran pase de Guedes. En una nueva jugada protagonizada por Musah, Nacho hizo una falta sobre el juvenil. El reclamo del central hizo que se ganara una tonta tarjeta amarilla.

Llegamos a la hora de partido y el Valencia era mucho más que el Madrid. Hazard comenzó a ayudar más en defensa y también apareció más como opción ofensiva. 

Lucas remató desde lejos un balón que quedó botando, pero fue centrado y fácil para el meta valencianista. Casemiro continuó fallando pases sencillos, pases en progresión ofensiva o en salida. Error tras error. El mediocentro defensivo quiso reivindicarse con un gran remate, pero no consiguió el tan ansiado premio. Benzema parecía un fantasma por algunos tramos del juego. Esta situación lo obligaba a abrirse por las bandas para combinarse con los laterales y volantes de su equipo. Pero la férrea defensa ‘che’ no daba tregua.

La insistencia del Valencia tuvo premio luego de un gran error de Lucas, que no vio la pelota y no despejó sino que solo dejó que la pelota le golpease en la cabeza. Sirvió de asistencia para Hugo Duro, que fusiló a Courtois para el 1-0.

Ancelotti estaba al tanto del espantoso partido que estaba haciendo Casemiro y le retiró del partido para dar ingreso a Camavinga. Por otra parte, Modrić salió para dar espacio a Rodrygo.

La reacción fue inmediata: Benzema tuvo el 1-1 pero una gran parada del portero, que comenzaba a ser figura en esta altura.  Rodrygo casi logró el empate tras un pase bombeado por la banda derecha de Lucas. De volea, como contra el Ínter, pero esta vez de derecha. La suerte no le sonrió al brasileño. 1-0 con un cuarto de hora por jugar. 

Hazard y ‘Fede’ fueron remplazados por Jović e Isco en el 77’, en búsqueda de un milagro muy difícil de lograr ante un enfocadísimo Valencia.  Por su parte, Bordalás realizó los tres cambios que le restaban luego de las lesiones de Soler y Correia en la primera parte. El duelo era tanto en el campo como en el banquillo. Dos grandes entrenadores que movían sus fichas en búsqueda de mantener la ventaja, por un lado, y en búsqueda de la remontada, por el otro.

Una nueva tarjeta amarilla fue mostrada a un jugador del Madrid. Rodrygo llegó a destiempo y vio la tarjeta sin mayores reclamos. 

El desgaste del Madrid era más que evidente tras un gran esfuerzo físico entre semana por la Champions. Esto, sumado al envión anímico que trae el Valencia de Bordalás, hacía ver el empate casi imposible. Pero solo los grandes clubes hacen posible lo imposible. Benzema asistió a Vinicius en el área y este remató al arco, aunque un desvió en Foulquier fue determinante para que ese remate de ‘Vini’ significase el 1-1. Cinco (5) goles en seis (6) partidos de Vinicius.

Ahora era el todo por el todo para el Madrid. La remontada estaba a minutos de consumarse. Ahora, en el 89’, fue Vinicius quien sirvió a Benzema dentro del área para devolverle la gentileza del primer gol. 1-2. Gol de Vinicius a pase de Benzema y gol de Benzema a pase de Vinicius.

Quedaban unos pocos minutos para el final y el Valencia podía mostrar una temible cara que ya mostró el Getafe de Bordalás en el pasado: la dureza en las entradas. Camavinga fue víctima de una entrada sin balón de Racic en la zona lumbar. El árbitro no pitó absolutamente nada.

Vinicius y Camavinga vieron la tarjeta amarilla en el descuento. Una falta inteligente del francés sirvió para cortar un contragolpe de Guedes.

El Madrid remontó en el 86’ y en el 89’ en uno de los campos más difíciles del fútbol español. Un equipo que ha recuperado el espíritu guerrero que tanto le ha caracterizado durante toda su historia.

Victoria, remontada y tres puntos de oro para in Madrid que se sube a la cima de LaLiga en solitario. 

“El Real Madrid no se rinde nunca”, declaró el extremo brasileño al final del partido. Así es, ‘Vini’, tú tampoco te has rendido y estás viendo el premio ante tanto esfuerzo.

Foto: Real Madrid

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *