Crónica Real | Un punto in extremis (2-2)

No hacia presagiar la primera mitad del encuentro en Borussia Park, que tuviera que conseguirse el punto en los últimos minutos del partido.

Ha sido una primera mitad muy ordenada por parte de ambos conjuntos, el Real Madrid movía bien el balón ante -otra vez- un equipo muy replegado en defensa. El Borussia sabía como y donde debía hacerle daño al Real Madrid, que intentaba circular la pelota para crear las ocasiones. Llegaron pero de manera estéril ya que no hubo manera de poder abrir la lata en la primera mitad y en un contragolpe fulgurante en tres pases Plea por debajo de las piernas de Varane encontró la espalda de Lucas Vázquez donde le esperaba el tanque de Thuram para fusilar a Courtois.

Sabor agridulce en los primeros 45 minutos para el Real Madrid ya que habiendo dominado claramente al conjunto rival, fue el Borussia el que se marchó a los vestuarios saliendo victorioso al termino de la primera parte.

En la segunda mitad el Real Madrid salió en los primeros minutos con una marcha más y probablemente se vieron los que hayan sido los mejores minutos de Marco Asensio desde su regreso tras su lesión, el balear empalmó un balón que aún golpeándolo de manera picada, se terminaba estrellando en el palo tras el leve desvío de cabeza del defensor del Borussia.

No ha sido un buen partido en líneas generales para la banda izquierda del Real Madrid compuesta esta noche por Mendy y Vinicius, ninguno de los dos, logró desbordar las líneas defensivas alemanas. Individualmente Vini tuvo una muy buena ocasión de gol cerca del área pequeña pero la mala colocación del cuerpo impidió asestar un remate certero al brasileño, sigue siendo su cuenta pendiente el remate a portería. En cambio hablando de Mendy dejó su banda libre en la acción del 2-0 del Mönchengladbach, habilitando además en el rechace de Courtois a un Thuram, que hacía el segundo gol de su cuenta en su segundo disparo a puerta. La fortuna no estaba del lado del Real Madrid en esos momentos.

En la segunda mitad entraron al campo Luka Modric y Eden Hazard realizando así su esperado estreno en la Champions League esta temporada, tuvo una muy buena ocasión el belga, tras una buena acción de Benzema, pero su disparo a quemarropa se iba por el lateral de la portería defendida por Sommer.

A la desesperada en los minutos finales, salía el Real Madrid con un 2-0 que ya parecía ser el resultado que iba a dar un nuevo golpetazo a los ánimos del madridismo, los mismos males que ante el Cádiz y el Shakhtar no sabiendo meterle mano a un conjunto bien defendido. Pero no fue así, la suerte termino sonriendo al Real Madrid que se volcó a buscar la épica, y tras una dejada de cabeza de Casemiro, Benzema en un remate acrobático lograba el 2-1 en el minuto 87, Sergio Ramos se quedaba como delantero centro y pocos minutos después, en el 93 de partido, el propio Sergio Ramos lograba conectar de cabeza un balón lateral que enviaría a la red Casemiro, poniendo así el 2-2 final que ha cerrado el partido.

No hubiese sido justa una derrota del Real Madrid esta noche, pero eso sí, Zidane debe intentar encontrar un juego que permita hacerle daño a este tipo de equipos que se muestran tan solidos y juntos en defensa. Hoy ha sido la suerte y las ganas de luchar por el partido las que han permitido el empate final, pero hay muchas piezas que encajar en el puzle para solucionar estos partidos con algo más que “garra y suerte”.

Texto: @AntonioMorato_2

Foto: Lars Baron/Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *