Crónica Real | Sin brillo ni fuerza en el Coliseo (0-0)

El Real Madrid retomó la competición doméstica este domingo en su visita al Coliseo Alfonso Pérez para enfrentar al rocoso Getafe de Bordalás en una nueva jornada de LaLiga, en la que el líder, el Atlético de Madrid, ya sumó los tres puntos ante el Eibar más temprano. Un partido en el que el VAR fue, quizá, lo más creativo y llamativo, apartando algunas acciones del conjunto azulón.

Las innumerables e incesantes bajas en el conjunto blanco obligaron a Zidane a saltar con una alineación que, difícilmente, volveremos a ver. Courtois en el arco, como siempre; custodiando al belga estarían Odriozola por derecha, Militão y Chust en el centro y Marcelo, como capitán, por la banda izquierda; en el centro del campo saldrían Modric e Isco en contención, con Asensio por delante; y arriba, comandando el ataque, Rodrygo por derecha, Vinicius por izquierda y Mariano como delantero centro. 

‘Zizou’ sabe que el calendario aprieta cada vez más y siendo LaLiga una competencia a largo plazo, en el que si bien fallar no implica quedar fuera pero si alejarse un poco, decidió hacer unas rotaciones más que necesarias, en las que probablemente Modric es el más ‘afectado’, ya que viene de jugar los dos partidos contra Liverpool y contra el Barcelona. Anfield dejó físicamente mermado al equipo. Sumado a eso, las bajas de Casemiro por roja en el Clásico, y de Nacho por acumulación de amarillas y, por si fuese poco, la baja de última hora de ‘Fede’ Valverde por haber estado en contacto con una persona que dio positivo a Covid-19.

A la guerra se va con los mejores soldados, dicen, pero para Zidane parece no haber guerreros buenos o malos. Todos sus guerreros son dignos de esta batalla que libra el Madrid en dos frentes: la Champions League y LaLiga. 

El Getafe, que no vive sus mejores días si comparamos su actualidad con las épocas más recientes, siempre es un rival a tomar en cuenta, especialmente, cuando se juega de visitante contra los azulones.

Se esperaba un partido disputadísimo. Y así fue desde el minuto 1. Chust, en su debut absoluto como titular en LaLiga, cortó una tempranera ocasión de Jaime Mata en el sexto minuto de juego, que pudo significar el 1-0 tras el pitido inicial. 

Luego, el Getafe daría un nuevo aviso e, incluso, hasta más claro que el anterior. Olivera remató con el muslo un centro lanzado por Aleñá. Este desvío cambió la trayectoria del balón, que de no ser por un estirón de Courtois, hubiese sido el gol que abriría el marcador en el Coliseo Alfonso Pérez. Esta no sería la última intervención del belga.

Con un inicio de partido trepidante por parte de ambos equipos, especialmente del ‘Geta’, el club blanco debía pisar el pie en el acelerador. Y así lo hizo. Militão tomó el balón para dar salida al equipo desde la zaga defensiva y vio una diagonal trazada por Mariano. Sin dudarlo, el central brasileño metió el balón al vacío, Mariano llegó puntual a la cita, eludió la salida de Soria y definió con mucho suspenso, dado que el esférico estuvo a punto de ser despejado en la línea por un defensor azulón, pero no llegaron a tiempo. 1-0 para el Madrid.

Pero el linier y el VAR tenían otros planes. La jugada fue invalidada y revisada en la sala del video arbitraje. La decisión inicial fue confirmada, pero, como siempre, tras muchos minutos mostraron la imagen que confirmó la posición “irregular” de Mariano. ¿Lo curioso? En la imagen mostrada, el balón ya había salido del pie del central y número tres del Madrid. Además, la línea que trazaron como fuera de lugar de Mariano partía de algún punto entre su hombro y su codo, cuando la línea debió partir desde el hombro. Polémica.

Solo tres minutos después, Arambarri devolvió el golpe tras una gran jugada iniciada por banda izquierda, que terminó con un remate del uruguayo desde la medialuna. Se salvó el Madrid, ya que Courtois quedó petrificado tras el potente disparo.

El debutante, Chust, continuó demostrando sus cualidades y capacidades. A los 14 minutos hizo otro muy buen corte que terminó en tiro de esquina para el Getafe, que continuaba su asedio al arco de Courtois. Misma vorágine ofensiva que casi consigue premio tras un remate de Jaime Mata, pero el poste le negó el 1-0 al equipo de Bordalás.

El primer tiempo dio algunas ocasiones más, pero la mayor parte de estas fueron para los locales. Mariano tuvo una nueva ocasión para marcar, pero nuevamente su remate fue perseguido hasta el final y, esta vez, sí fue despejado a tiempo por Timor, quien jugó hoy como defensa central.

Militão protagonizó una de las últimas jugadas de la primera mitad al hacer un sprint que privó a Arambarri de llegar a un mano a mano con Courtois. Tal fue la velocidad del brasileño en esta jugada que él mismo terminó esquivando a su guardameta, como si fuese un delantero que elude por un lado al portero. Gran jugada del ‘3’, con mucha sobriedad y solidez en el fondo.

Nada cambió para la parte complementaria de este derbi entre el Getafe y el Real Madrid en el Alfonso Pérez, situado a las afueras de la capital española. Bordalás y Zidane prefirieron esperar un poco antes de mover alguna ficha.

El esfuerzo defensivo que se pide en este tipo de compromisos conlleva a que, muchas veces, los atacantes en estas labores colaborativas cometan faltas evitables. Esto pasó con Vinicius, quien derribó a un jugador azulón y vio la tarjeta amarilla.

A los 58 minutos, Courtois dijo presente nuevamente con una parada a mano cambiada, probablemente la mejor del partido. El Getafe no se rendía y seguía en búsqueda del 1-0.

Chust, nuevamente, dejó buenas sensaciones tras un pase de la muerte enviado por Cucurella al medio del área. El canterano cortó la bola, aunque con algunas dificultades, y el peligro quedó en nada más que un susto.

Zidane decidió comenzar a mover piezas y refrescar un equipo que parecía ya sin energía para crear juego ofensivo ni para contener los ataques de los locales. Mariano y Rodrygo dejaron sus respectivos lugares en la alineación para dar espacio a Benzema y Antonio Blanco, otro canterano y otro debutante en el equipo dirigido por el francés.

Por su parte, Bordalás dio espacio a otro delantero en la alineación. Retiró a Mata y metió en el terreno de juego a Ángel, quien tuvo una gran oportunidad tan solo unos minutos después. Su remate se fue apenas desviado, en una nueva ocasión azulona.

El partido entró en un partido de tensa calma, que fue roto por un remate de Maksimovic, con desvío incluido, pero una vez más estaba el portero belga del Madrid justo donde debía estar para evitar la catástrofe merengue en el Coliseo.

Arribas entró por Asensio en los últimos 15 minutos, pero el desgaste de las semanas recientes se notaba cada vez más en todo el equipo, que no podía coordinar tres pases consecutivos y llegar al arco rival.

Hubo tiempo para más, pero no hubo muchas más ocasiones. Militão salvó dentro del área un centro de Ángel, que dejó atrás a Chust en velocidad, pero el brasileño salvó y despejó el pase final del delantero español.

“No creo que hayamos perdido dos puntos, creo que ganamos uno”, dijo Marcelo al final del partido. Y así fue. El Real Madrid, con todas las bajas que presenta, logró salir del Coliseo Alfonso Pérez aún con vida en la lucha por la Liga, a 3 puntos del líder, el Atlético de Madrid.

Semifinales de Champions y la recta final de LaLiga. Sin Ramos, sin Hazard, sin Varane, sin Casemiro, sin Nacho, sin Valverde… El Real Madrid aún puede ganar LaLiga, pero necesitará mejores partidos que el de hoy ante el Getafe si quiere ser bicampeón de España.

Foto: Imago

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *