Crónica Real | No Casemiro, no party

El equipo blanco llegaba a la cita liguera tras conquistar la Supercopa de España, y con bastantes cambios en el once. Marcelo y Lucas Vázquez fueron las dos grandes sorpresas junto  respecto a los onces con los que venia jugando en el torneo disputado en Yedda. Casemiro resolvió un partido en el que los atacantes blancos no tuvieron su mejor tarde.

Los dos equipos salieron muy conservadores sin querer arriesgar con el balón y sin que ninguno tomara el control del partido. Lopetegui quiso imponer su juego de toque y posesión, pero sin mucho éxito ya que no podía finalizar las jugadas de ataque. Los de Zidane tampoco estuvieron muy inspirados arriba en las pocas ocasiones que tuvieron en los primeros minutos. El guion del partido cambió y el Madrid comenzó a controlar el partido, pero el Sevilla muy bien plantado atrás no dejó oportunidad para crear ocasiones de peligro.

En los últimos minutos el Sevilla quiso apretar más y en un córner, jugada ensayada De Jong consiguió abrir el marcador, pero que Martínez Munuera terminó anulando tras revisar en el VAR por falta de Gudelj sobre Militao. A partir de ese momento el partido se estancó sin que ninguno de los dos equipos terminara de dar la sensación de peligro sobre la portería rival. En el equipo blanco el único destacable fue Lula Modric.

Zidane salió con el mismo once, sin cambios y en la primera jugada Casemiro recibió un fuerte golpe en la rodilla de Fernando y tuvo que ser atendido, pero volvió al campo sin problemas. Tanto que en el minuto 57 aprovechó un pase espectacular de tacón de Jovic que lo dejó solo frente a Vaclík, para definir de forma magistral de vaselina y poner el 1 a 0 en el marcador. Tras el gol Zidane decidió mover fichas y salió del campo Jovic y entro Benzema que se perdió la supercopa por una lesión en el partido frente al Getafe.

El Sevilla no tardó en reaccionar y tras una jugada de Munir en la que la defensa está muy blanda, se queda el balón muerto y De Jong no perdona colocándola inalcanzable para Courtois y poner el empate en el marcador.

Pero el Sevilla no contaba con que Casemiro tenía el día hoy y en el minuto 69 aprovechando un gran centro de Lucas Vázquez remató a placer desde el punto de penalti para adelantar otra vez al equipo en el marcador. Zidane inmediatamente realizó el tercer cambio y dio descanso a Marcelo saliendo Mendy en su lugar, seguramente para buscar más seguridad y equilibrio en la defensa.

El juego del equipo mejoró por momentos consiguiendo dominar el partido y encerrar al Sevilla en su área, y así llegaron las ocasiones sobre todo de los pies de Vinicius, el cual estuvo muy inspirado en los minutos que estuvo en el campo. El empate pudo llegar por parte del Sevilla, tras un error de Lucas Vázquez en la entrega de un balón atrás En-Nesyri pudo transformar la jugada. Finalmente el partido finalizó con la victoria del los de Zidane, consiguiendo así tres puntos importantísimos en la lucha por el liderato.

Una espectacular segunda tarde del equipo y sobretodo de Casemiro resolvieron un partido que el equipo no terminaba de tener resuelto. Veremos si continua esta buenísima dinámica y veremos si mejora aún más cuando vuelvan los lesionados.

Foto: GABRIEL BOUYS/AFP via Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *