Crónica Real | La intensidad del Real Madrid le hace llevarse el Clásico y el liderato (2-0)

El Real Madrid es el nuevo líder de LaLiga después de imponerse al Barça en una segunda parte frenética, donde la intensidad de los blancos fue la nota detonante. Vinicius y Mariano, ya en el descuento, hicieron los goles del conjunto merengue y desataron la locura en el Santiago Bernabéu.

Llegaba el Clásico al Santiago Bernabéu, uno de los más igualados en la clasificación en los últimos años. El Barça llegaba al templo madridista con la oportunidad de abrir su camino hacia el título liguero, pero lo que ha ocurrido es que el Real Madrid es el nuevo líder de LaLiga santander, aventajando en un punto más el gol average particular a los azulgranas. Además, no sólo el primer puesto se jugaban los de Zidane, sino la sensación de alimentar la esperanza de remontada en Champions ante el Manchester City. Lo ha conseguido.

Las novedades en las alineaciones saltaban en las bandas izquierdas de ambos conjuntos. Marcelo y Jordi Alba, que no tenían todas las papeletas para ser de la partida, actuaron como titulares en los laterales izquierdos de sus respectivos conjuntos. Zidane devolvía la titularidad a Kroos tras su suplencia en Champions, y dejaba a Bale en el banquillo. Isco y Vinicius acompañarían a Benzema en el ataque blanco, con Mariano esperando su oportunidad desde el banquillo. La aprovecharía de lo lindo. Jovic, que costó 60 millones, ni estuvo convocado a pesar de llegar a Chamartín con la vitola de convertirse en el nuevo goleador madridista. Por la parte del ataque blaugrana, Arturo Vidal actuó como falso nueve con Messi y Griezmann abiertos a las bandas.

En la primera parte fue el Real Madrid el que salió con más ímpetu, provocando tres córners en apenas seis minutos. Pero poco a poco, el Barça fue igualando el encuentro, aunque hasta no aparecían ocasiones claras a pesar de las llegadas de ida y vuelta de unos y otros. Sería a partir de la media hora cuando los culés gozarían de las dos oportunidades más peligrosas del primer tiempo y Courtois se erigiera como salvador una vez más. Primero, un mano a mano frente a Arthur y, después, un potente chut de Messi desde el borde del área hicieron emplearse a fondo al guardameta belga.

El Barcelona terminó mejor el primer tiempo y comenzó mejor el segundo. Hasta el minuto 55, los de Setién parecían estar más cerca de un gol que rompiera la igualada, pero el Real Madrid despertó de repente y a partir de entonces fue un monólogo de los locales. Se empezó a ver a un Madrid con una intensidad aun no vista durante esta temporada, que no dejaba respirar ni un segundo a los azulgranas y que gozaba de ocasiones muy claras. Isco tuvo la oportunidad de abrir el marcador en hasta dos jugadas, pero Ter Stegen primero con un paradón a mano cambiada, y Piqué poco después salvando el cabezazo del malagueño sobre la línea de gol, evitaron que el jugador blanco redondeara su partidazo con un tanto. Benzema también volvió a demostrar que le falta puntería algunas veces, y mandó fuera un remate en el segundo palo con todo a favor.

El Barça dio el susto justo antes del tanto madridista, en un mano a mano del recién incorporado Braithwaite, pero el nuevo fichaje culé no estuvo fino. Y en la siguiente jugada Vinicius entró con muchísima facilidad y muy solo hasta la cocina, se sacó un disparo que seguramente iba fuera, pero Piqué tuvo la mala fortuna de que tocó el balón en dirección a su propia portería. En ese momento se hacía justicia después de lo que se estaba viendo durante la segunda parte.

Se le venía el mundo encima al Barcelona, que no encontraba la forma de buscar los huecos para lograr el empate. En tan sólo dos jugadas metió el miedo al público del Bernabéu. En una jugada en la que Messi se plantaba ante Courtois, pero Marcelo estuvo providencial para robarle el balón al argentino, y en un cabezazo de Piqué tras una falta colgada por el propio Messi que se marchó desviado. Quique Setién dio entrada a Rakitic y Ansu Fati en los minutos finales, pero los cambios no surgieron ningún efecto.

No se pudo decir lo mismo de las sustituciones de Zidane, que además de Modric y Lucas Vázquez, también entró Mariano. El delantero madridista, que dejaba a Jovic fuera de la convocatoria, pisaba el césped en el descuento y en el primer balón que tocaba ponía la guinda al Clásico. En un mano a mano ante Ter Stegen el jugador que no contaba para Zidane desde comienzo de temporada hacía el segundo y sentenciaba el choque.

Lo hizo el Real Madrid. Ganó al Barcelona y se mantiene invicto en los duelos con su máximo rival tanto en la primera como en la segunda vuelta. Una victoria que sirve para levantar el ánimo después de los malos resultados y hacer renacer la fé en la remontada ante el City. Y por supuesto, para volver a ponerse líderes de LaLiga Santander a falta de doce jornadas.

 

ALINEACIONES

Real Madrid Courtois; Dani Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Fede Valverde (Lucas Vázquez, 85´), Kroos; Isco (Modric, 78´), Vinicius y Benzema (Mariano, 90´).

FC Barcelona Ter Stegen; Nelson Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergi Busquets, Arthur (Rakitic, 80´), De Jong, Arturo Vidal (Braithwaite, 69´); Leo Messi y Griezmann (Ansu Fati, 80´).

GOLES

1-0 Vinicius, 70´; 2-0 Mariano, 92´.

ÁRBITRO

Antonio Mateu Lahoz (Comité valenciano). Por parte del Real Madrid amonestó a Vinicius y Dani Carvajal, y por parte del FC Barcelona amonestó a Jordi Alba y Leo Messi.

 

Redacción Fran Calvo Ortiz (@FranTribunaMad)

Imagen LaLiga

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *