Crónica Real | El Madrid sucumbe en Vila-real y comienza el año con derrota (2-1)

El Villarreal gana al Madrid en un partidazo en La Cerámica. Un error de Mendy y una actuación polémica de Soto Grado marcaron el devenir del encuentro.

Villarreal y Real Madrid se enfrentaron hoy sábado 7 de enero a las 16:15 horas en el Estadio de La Cerámica en el partido correspondiente a la jornada 16 de Primera División. El Real Madrid viajaba al encuentro con tres bajas, las de Carvajal, Odriozola y Mariano, que no formaron parte de la expedición blanca para el primer encuentro de LaLiga en 2023. En el Villarreal, ya sin Rulli, era baja Lo Celso.

La Cerámica, recién estrenada, acogía uno de los duelos de la temporada con la visita del equipo de Carlo Ancelotti, que comenzaba el duelo empatado a puntos en lo alto de la clasificación con el Barcelona, al conjunto dirigido por Quique Setién, que ronda los puestos europeos. Además, un partido que servía como tanteo entre los dos equipos para el duelo de octavos de final de Copa del Rey, porque el bombo ha decidido que este Villarreal-Real Madrid se repita en octavos dentro de diez días. Así que tenemos un doble enfrentamiento muy bonito que volverá a echar a rodar en Vila-Real.

El Villarreal salió bombeando entusiasmo y Rüdiger, con una empanada brutal. Tres errores en dos minutos cometió el alemán, derrumbado ante esa primera presión del Submarino, que salió a periscopio alzado. Álex Baena y Parejo no supieron aprovecharlo. Coquelin, de tacón, estuvo más cerca. El palo le privó del gol de la jornada.  Lo mejor del lance en la primera mitad, un pase con el exterior y con caño de Modric al brasileño. El croata es una navaja suiza: interpreta todos los géneros, de la recuperación a la filigrana.

Albiol dejó en nada un uno contra dos frente a Benzema y Vinicius. El brasileño se daba de bruces con Foyth, que parece conocer toda su magia. Y al otro lado Valverde caminaba en tienieblas. Con todo, una dejada de Benzema puso a Vinicius ante Reina, que no se dejó vencer por el remate cruzado. Vista aquella verbena, resultó milagroso que al descanso el partido se fuera a cero. El marcador no hacía reflejo de un excelente partido.

Del descanso el Madrid volvió tan descuidado en defensa como se marchó. Esta vez fue Mendy quien metió la pata en un pase sin presión que acabó en Gerard Moreno, quien abrió a Yeremy Pino. El remate del canario lo desvió Courtois, pero Mendy, que retrocedía arrepentido, acabó empujando con el hombro el balón a la red. 1-0 (47′).

El gol espabiló mucho al Madrid, que empató pronto en uno de esos penaltis de microscopio. Vinicius corrió a por un balón picado a media altura por Tchouameni, Foyth extendió el brazo para intentar obstaculizar al brasileño y sobre él cayó aleatoriamente la pelota. Penalti de VAR y gol de Benzema. Y tres minutos después, la réplica. Alaba se escurre y el brazo con el que intenta incorporarse recibe el impacto de un disparo amarillo a un palmo del suelo. Penalti tan absurdo como el anterior de Soto Grado y gol de Gerard Moreno.

El arreón blanco mostró la versión competitiva del Villarreal, aplicado al defender. El final del partido retrató el despiste del Madrid, forzando un córner al que subió a rematar Courtois, pero Kroos lo lanzó atrás para Asensio, que no conectó y permitió la contra de Danjuma. Solo, sin portero, perdonó el tercero. El triunfo estaba hecho y el Madrid sucumbió en Vila-real.

Foto: JOSE JORDAN/AFP via Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *