Crónica Real | El Madrid hizo fútbol e historia en Milán (0-2)

El Inter y el Real Madrid se enfrentaron una vez más en la UEFA Champions League, en esta ocasión por la cuarta jornada de la fase de grupos. El equipo blanco volvía al escenario en donde alzó la Undécima, contra el Atlético de Madrid, hace poco más de cuatro años.

Para muchos los neroazzurri eran los favoritos para llevarse el triunfo en este encuentro debido a las numerosas bajas del Real Madrid, entre las que destacan Sergio Ramos, Karim Benzema y el delantero suplente, Luka Jović. También tomando en cuenta que el Madrid nunca había ganado en San Siro hasta ahora.

Zidane decidió alinear a Nacho en la formación central al lado de Varane, y el canterano le ha dado la razón al entrenador. Fue en sus botas donde nació el penal al minuto 6 tras un gran pase de Odegaard. Eden Hazard terminaría convirtiendo el primer gol del partido para adelantar a los merengues en el séptimo minuto de juego.

El primer tanto fue un envión anímico para el equipo visitante, que siguió intentando y apenas seis minutos más tarde, tras una gran recuperación ofensiva de Odegaard en el inicio de la jugada, Lucas Vázquez estrelló el esférico en el poste derecho de Handanović. Se acercaba el Madrid al segundo gol.

Mariano Díaz, quizá el más inactivo del equipo durante la primera parte, también intentó un remate de cabeza en el minuto 14, sin mayor peligro para el guardameta esloveno del Inter.

El Madrid se hacía más fuerte con el transcurrir de los minutos y no solo ofensivamente, sino también en defensa. Nacho continuó con su duelo personal contra Romelu Lukaku y le mantuvo sin ninguna oportunidad durante los primeros 45 minutos, prácticamente. Nacho también continuó con sus incursiones ofensivas al mejor estilo de Sergio Ramos, quizá incluso con un poco más de cabeza que aquellas del capitán. 

Hazard originó otra muy buena ocasión que Handanović rechazó a un lado y que Odegaard no pudo aprovechar para más que sacar un córner luego de ese rebote. Continuaba la búsqueda de ese segundo gol de la tranquilidad. 

Luego, una jugada que comenzó con un error en salida de Ferland Mendy, terminó en el área de Courtois con un posible penal de Varane sobre Arturo Vidal. Apenas unos segundos después, tras una pausa por un saque de banda, el chileno reclamó airadamente al árbitro, quien terminó amonestándolo. El exjugador del Barcelona siguió reclamando y encarando al colegiado. La segunda amarilla salió solo unos segundos después y el Inter se quedó con 10 jugadores a falta de casi una hora para el final del partido.

Con un hombre menos y por debajo en el marcador, el Inter tenía una misión difícil pero no imposible para la segunda parte: remontar la desventaja parcial. Perisić era parte del plan de Conte para consumar dicha heroica. El croata ingresó para el complemento y fue uno de los principales dolores de cabeza de la defensa blanca.

Comenzó a atacar cada vez más el Inter. ‘Zizou’ sabía que debía hacer algo para controlar un poco más el mediocampo. Odegaard fue reemplazado por Casemiro, quien volvía a jugar luego de algunas semanas. Esto sirvió para regular un poco más el flujo de balón en ese sector y para tener mayor presencia defensiva en la zona de recuperación y coberturas.

La estocada final llegaría al minuto 59. Recién acababa de entrar también Rodrygo por Mariano Díaz y 34 segundos más tarde, tras un preciso centro de Lucas Vázquez, el juvenil sub 21 de Brasil logró anotar otro tanto en esta edición, luego del que anotó en la jornada anterior también contra el Inter para ganar 3-2 en el Di Stéfano. Este fue el sexto gol de Rodrygo en 9 partidos de Champions hasta ahora.

La misión ya se tornaba imposible para los interistas, quienes siguieron intentando y de no ser por una gran mano de Courtois, hubieran descontado a falta de 10 minutos, cuando Perisić remató de pierna izquierda al segundo palo y el belga pudo dejar firme su mano abajo para despejar el remate del extremo croata.

Zidane siguió moviendo efectivos en el banquillo y dio ingreso a Vinícius para coger más velocidad por las bandas. Este cambio significó la salida de Hazard, a quien le faltaron piernas luego del minuto 60, pero cabe acotar que ha sido probablemente su hora de fútbol más activa desde que viste la camiseta blanca. ‘Vini’ entró con ganas, pero no pudo enmarcar su ocasión entre los tres palos para batir a Handanović.

El Inter bajó los brazos y el Madrid, con Kroos, el director de la orquesta, comandando la posesión de balón en el tramo final y la distribución de juego, supo regular durante los minutos finales ese esfuerzo que hizo durante el resto del partido. 

Mención especial al partido de Nacho, quien ha dejado sin opciones a un temido Lukaku a lo largo de todo el partido, y quien además fue parte fundamental en el primer gol, cuando recibió en el área rival y fue derribado por Barella. 

Tras unos 90 minutos de buen fútbol, control, dominio del balón, ocasiones y un par de goles, el Real Madrid logró su primer triunfo como visitante contra el Inter de Milán en toda la historia. Una victoria histórica y que sirve de bálsamo tras unas difíciles semanas, a las que habrá que sumar duelos contra el Alavés en casa y la visita al Shakhtar por la quinta jornada de esta fase de grupos.

Texto: @ElPortuguej

Foto: MIGUEL MEDINA/AFP via Getty Images

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *