Crónica Euroliga | El Madrid tira de casta y cantera para tumbar al CSKA

Nueve jugadores, sólo seis del primer equipo, eran los disponibles para el partido ante el conjunto ruso. Los blancos en una situación crítica ya conocían que este próximo 27 no viajarán a Badalona. 

 

Chus Mateo apostaba por el pequeño de los Garuba para completar el quinteto titular, el madrileño demostraba sus dotes defensivas en su emparejamiento con Shengelia al que frenó por completo en los primeros minutos. Los madridistas comenzaban enchufados en defensa y apoyándose en las dos torres para sumar en ataque. Con un triple del debutante Klavzar y otro de Rudy los blancos ponían la máxima de 14. El joven esloveno sumaba 6 puntos en apenas unos minutos en pista, demostrando descaro y personalidad. Clyburn enchufado era lo único que mantenía al CSKA en el partido anotando un tiro delante de Vukcevic para poner el 24 – 14.

 

Otro debut en el Wizink, esta vez el de Miller que en sus primeros minutos cometía una antideportiva que le hacía volver al banco. Se calentaba el partido tras una falta en ataque de Rudy que perdió los papeles y fue castigado con una técnica. Williams-Goss inspirado y un recital en ataque y defensa de Tavares mantenían a flote la distancia blanca aunque Kurbanov primero y Lundberg después ponían a los rusos por delante en el marcador. Llull con una bandeja maquillaba el marcador en unos últimos minutos de desorganización del conjunto dirigido por Chus Mateo y se llegaba al descanso con 37-40 en el electrónico.

 

Comenzaba el segundo tiempo con Taylor estrenándose en el casillero aunque sería contrarrestado por Kurbanov en la siguiente acción.  La exhibición de Tavares seguía a ritmo de crucero y empataba el partido con un contundente mate tras rebote. Minutos de desacierto por parte de ambos conjuntos que serían cortados por un triple de Rudy que dejaba a los blancos uno arriba en el marcador para afrontar los últimos diez minutos del choque.

 

Llull anotaba su primer triple en el último cuarto para romper su mala racha en este aspecto, fiesta a la que se sumaba Klavzar con su segundo triple del encuentro y que dejaba a los merengues siete arriba. Transcurría el tiempo sin que se moviera el marcador, buena noticia para el Madrid que no terminaba de encontrar salidas en ataque. Llull que demostraba que en los momentos cruciales pocos son tan infalibles como él, anotaba su segundo triple y llevaba la ventaja a dobles dígitos a falta de cinco minutos. Una defensa implacable de los blancos les permitía mantener la diferencia para Williams-Goss con una bandeja pusiera el 69-61, el propio base anotaría otra bomba para dejar el partido prácticamente sentenciado para los madridistas.

 

Partidazo que demuestra el ADN del club blanco, los tres canteranos cumplieron en su debut, demostrando que están más que listos para saltar al primer equipo y que reflejan el éxito de la cantera madridista que no para de sacar talentos y que continúa cosechando éxitos nacionales y continentales. Williams-Goss y Tavares destacaron sobre el parqué, 17 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias para el base estadounidense y 15 puntos 10 rebotes para el cabo-verdiano. Llull, Rudy y Taylor a pesar de su mal arranque, encontraron en los minutos finales el momento para redimirse y demostrar por qué llevan años marcando historia en el club blanco. Vital victoria para el Madrid que se consolida en la segunda plaza de Euroliga, pero que sabe diferente por las excesivas adversidades que enfrenta la plantilla (10 bajas, 7 con Covid-19). El Madrid volverá a jugar la próxima semana en Estambul ante el Fenerbahce, esperemos que con más efectivos.

Foto: Real Madrid Baloncesto

Avatar
News Reporter
Estudiante de periodismo en la Universidad de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *