Crónica Euroliga | El Madrid más líder arrasa en Vitoria

Visitaban los madridistas el Buesa Arena para enfrentar al nuevo Baskonia de Spahija en busca de mantener el liderato en Europa en una semana marcada por el parón en Liga.

El choque comenzaba con Steven Enoch muy entonado, el pívot de Connecticut que pasa por un gran momento encadenaba los primeros 9 puntos del conjunto vitoriano, pero  Causeur y Abalde con varias buenas acciones tomaban la ventaja para los blancos.

Con Enoch fuera de la pista los merengues se iban a encontrar mucho más cómodos y elevaban la distancia a 11 puntos para concluir el primer cuarto.

Los baskonistas salían muy intensos al segundo cuarto que arrancaba con Larkin enganchandose del aro y teniendo un intercambio de “piropos” con Heurtel. En la siguiente acción el francés se acordó de Wade y le dedicó un triple, gesto que no gustó para nada al estadounidense que tiró al base madridista al suelo. La acción se resolvió con una antideportiva para ambos jugadores. Thomas parecía haber encontrado una motivación y volvía a anotar desde el 6,75. Envidia debió de sentir Rudy que no dudó en sumarse a la fiesta y encadenar dos triples que ponían al Madrid a 17 puntos de distancia.

Los merengues se iban a imponer a base de triples (8/16 al descanso) y con un libre de Abalde el Madrid cerraba el primer tiempo con 19 puntos de ventaja. (34 – 53).

Se atascaba el partido en el tercer período con muchas pérdidas por parte de ambos equipos, en especial del conjunto blanco que perdió muchos balones en línea de pase. Además los de Laso no encontraban soluciones en ataque y los triples que llovían en la primera mitad se resentían a entrar en la segunda. Tras el tiempo muerto de Laso, Heurtel encadenaba 4 puntos y una asistencia para Yabusele que dejaba la máxima diferencia para el Madrid (+24). A pesar de que los baskonistas intentaron reducir la diferencia, Hanga con un triple sobre la bocina volvía a colocar la máxima para concluir el cuarto (47 – 71).

Poirier que estaba teniendo un rendimiento discreto en el choque salía enchufado al último cuarto con 4 puntos y un tapón. Los vascos que hacían por maquillar el marcador dejaban la distancia a 20 a falta de 5 minutos pero Tavares y Llull retomaban la máxima diferencia (+25). Con el partido ya resuelto Laso iba a encontrar el momento para rotar y dar minutos a los más jóvenes, Vukcevic y Núñez. Poco iba a transcurrir en los últimos compases del encuentro, que concluía con un (60 – 88) en el electrónico.

Partido sólido y cómodo para los merengues que con una gran primera mitad iban a dejar una ventaja insalvable para los Baskonistas que no pudieron meterse en el partido. Cinco victorias consecutivas para los blancos que tendrán una semana de descanso hasta recibir al Maccabi en la próxima jornada.

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *