Crónica ACB | Conde roba al Madrid una victoria balsámica (108-97)

Al Real Madrid le han impedido esta tarde llevarse lo que habría sido una victoria balsámica del Palau Blaugrana. Los blancos, tras completar unos grandes 40 minutos, han visto como Antonio Conde, árbitro con más de 20 años en la ACB, decidía evitar el triunfo Madridista en la cancha azulgrana señalando una falta totalmente inexistente (en todo caso había sido doble) de Vincent Poirier que de no señalarse habría supuesto el triunfo madridista. Una falta que Hayes no pudo aprovechar para ganar el partido pero sí para llevar el encuentro a una prórroga donde ya los azulgranas fueron superiores claramente por primera vez en los 45 minutos.

Tras unos primeros minutos con intercambios enseguida el Barça se aprovecharía de la depresión madridista para meter el acelerón y a los minutos los azulgranas ya iban 12 arriba (20-8). Tras el tiempo muerto los blancos harían algunos ajustes que evitarían que la renta local fuera a más y cuando todo parecía indicar que el primer cuarto acabaría con una distancia de dobles dígitos, sendos triples de Causeur y Abalde permitían al Madrid acabar solo 4 abajo al final del primer periodo (27-23).

El Madrid apostaría por endurecer su defensa tras el cambio de cuartos y dos triples seguidos de un casi infalible Barça en el tiro. Esto, unido a transiciones rápidas permitían al Madrid colocarse por delante (34-36) pese a haber perdido a Poirier por faltas y a un Laprovittola que volvía a amartillar desde el triple antes de que Tavares recuperara la ventaja. Por desgracia para los blancos Mirotic y Laprovittola comandarian junto a Exum la reacción azulgrana que les devolvía 6 puntos de ventaja (48-42) antes de que Yabusele rompiera el parcial. Sin embargo, de nuevo Laprovittola, con un triple casi imposible colocaría el -5 al descanso (51-46).

El Barça seguiría con un porcentaje superior al 60% al inicio del tercer cuarto lo que, unido a un aumento de su tensión defensiva les permitía volver a superar los diez de ventaja antes del ecuador del tercer periodo (59-48). Laso cambiaria el quinteto y durante los siguientes minutos, el Madrid se dedicaría a intentar seguir en partido intercambiando golpes con el Barça hasta que dos tiros libres de Abalde casi al final del cuarto permitían a los blancos perder el parcial por solo un punto (71-65).

Tras un intercambio de canastas , un triple de Llull dejaba la distancia en tan solo 1 punto (73-72) y provocaba que Jasikevicius pidiera tiempo muerto a las 2 minutos de la reanudación. Sanli no tardaba en devolver el triple pero el Madrid no se rendía y un par de jugadas después un triple de Hanga devolvía la ventaja antes de que Saras volviese a parar el choque (76-78). El Madrid seguiría luchando por mantener la ventaja con un Poirier inmenso hasta que a falta de 5 minutos un empujón de Mirotic a Abalde tras recorrerse medio campo buscando al valenciano acababa con los dos en vestuarios iniciando un periodo en el que el Barça no lograría recuperar la ventaja hasta a falta de 1 minuto. Sin embargo, los blancos se mantenían en pie y volvían a recuperar la ventaja. Sin embargo, cuando parecía que incluso iban a llevarse la victoria después de que Hayes fallase el tiro casi sobre la bocina los árbitros se inventaban la quinta falta de Poirier y Sanli mandaba el choque a la prórroga (89-89).

Cinco puntos seguidos de Hayes le daban una ventaja al Barça. El Madrid intentaría sobrevivir desde la línea pero entonces, a falta de sendos triples del propio Hayes y Sanli acababan con el partido a falta de tiempo de un minuto para el final de la prórroga (105-97).

El Barça se llevaba finalmente por 108-97 el partido en una prórroga que nunca debería haberse jugado

Foto: ACB Media

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *