Copa del Rey ACB | Llull y Tavares guían al Madrid a las semifinales coperas (93-83)

El Real Madrid está un año más en la semifinales de la copa del Rey. Pese a haber tenido delante a un gran Bilbao basket, el equipo blanco ha sabido sobreponerse a todas las adversidades y acabar clasificándose en un partido que  es, sobre todo, importante para un hombre: Sergio Llull. Con sus 19 puntos, el menorquín se reencontraba consigo mismo en el primer fin de semana decisivo de esta temporada.

Tal y como se esperaba el partido estuvo igualado desde el salto inicial. Tanto es así que el 0-4 con el que inició el partido el Bilbao Basket fue la máxima ventaja de cualquiera de los dos equipos en los primeros 19 minutos.

Con los ataques mandando sobre las defensas y Tavares y Balvin luchando cada rebote, Rouselle y Deck fueron los principales protagonistas de un primer cuarto que acabó con un ajustadísimo 21-23 para los blancos.

En el segundo periodo nada cambiaría, solo los protagonistas. Y es que cada un equipo golpeaba y lograba colocarse 4 arriba (cuando lo lograba) el otro respondía con un parcial de 4 o 6 puntos para dar la vuelta al electrónico. De esta forma, Llull primero, y Causeur después, lograban mantener al Madrid en partido ante los continuos triples de Bilbao Basket. La igualdad era total y a menos de 24 Segundos para el final del cuarto un triple madridista lograba colocar una nueva maxima pero Boutelle respondería desde su casa sobre la bocina para colocar el 50-47 con el que acabaría esta igualada primera mitad.

La segunda mitad empezó de la peor forma posible, con un triple de Kulboka que igualaba el choque y una falta sobre el bloqueo de Randolph.  El Bilbao no aprovecharía el siguiente ataque y el Madrid pegaría el primer acelerón serio del partido colocándose a 7 puntos que enseguida serían enjugados por Boutelle y Kulboka (57-55).

Sin embargo, Tavares no estaba dispuesto a que la igualdad se mantuviera  y unos minutos gigantescos del caboverdiano unido a la gran dirección de Campazzo permitían al Madrid superar por primera vez los 10 puntos de ventaja (66-55). El equipo blanco estaba lanzado y a falta de poco más de un minuto para el final del cuarto Mickey ponía la diferencia en unos increíbles minutos antes 16 puntos(73-57). 

El Madrid parecía haber dado un golpe casi definitivo al partido pero el 0-6 de parcial con el que acabó el cuarto (73-63) dio un nuevo impulso a los hombres de negro que completarían un parcial total de 2-13 que les colocaba a tan solo cinco puntos con aún ocho minutos por jugar (75-70).

El Carpena vibraba soñando con una semifinal entre Bilbao y Valencia pero entonces salió él. El hombre al que tanto se ha criticado, en el que mucha gente había dejado de confiar, el segundo capitán del Real Madrid Sergio Llull. 

Doce puntos consecutivos (3 triples incluidos) del menorquín reventaba de nuevo por completo el partido(87-74, min.36) y demostraba que los cracks siempre aparecen cuando se les necesita.

Sin embargo, el Bilbao aún no se rendiría. Los de Mumbrú seguirían peleando hasta el final e incluso volverían a colocarse a tan solo 7 puntos a falta de dos minutos(89-82), pero la presencia de nuevo de Tavares en cancha volvería a ser decisiva y tras un fallo solo de Rafa Martínez propiciado por el miedo al tapón del caboverdiano terminarían de cerrar un partido que colocaba al Madrid en las semifinales de Copa un año más. Ahora, el próximo sábado, ¡a por el Valencia!

Foto principal:ACB.com

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *