Copa ACB | Deck y Thompkins no dan opción (85-74)

Real Madrid y Valencia Basket se enfrentaban en el segundo partido de cuartos de la Copa del Rey tras conocerse la victoria del Iberostar Tenerife sobre el San Pablo Burgos (87-76) . El Real Madrid ganó pronto una gran ventaja ante un Valencia inoperante desde el perímetro y que sumó mucho desde el tiro libre. Los blancos, con Deck y Thompkins como grandes líderes con 23 puntos, dejaron muy buenos minutos de básquet tan sólo empañados por el tercer cuarto.  Reyes y Tavares desbancaron dos récords en la Copa ACB.

Reyes, de récord

Se adelantó el Valencia Basket en las primeras acciones, pero la baza blanca no se hizo esperar. Con Deck como gran líder y Tyus en el quinteto, el Real Madrid cosechó un parcial de 12-2 que situó la primera gran ventaja (19-9). Dos triples de Carroll, recuperado a tiempo, rompían el partido. El primer cuarto dejaba un récord histórico de Felipe Reyes, pues el Espartano adelantó a Juan Carlos Navarro como el jugador con más minutos en la historia de la Copa del Rey. Los blancos percutieron en la pintura y anotaban desde el perímetro, con un gran liderazgo de Alocén como base titular. Gabriel Deck cerró un primer cuarto perfecto en el apartado anotador, con 10 puntos sin error y con una enorme ventaja blanca para lo que estaba aún por venir (29-17).

El segundo cuarto continuó con el festival blanco, pues los merengues continuaban hundiendo a su rival con bloqueo y penetración en la zona. Parecía que continuaría el ritmo anotador del primer cuarto, pero los errores en ataque de Valencia y el acierto de los mismos en defensa, frenaba el partido. Sin espacio por dentro, con un espectacular tapón del exmadridista Prepelic sobre Tyus, fue un viejo conocido de los valencianos, Abalde, quien desatascase el marcador. Deck continuaba con su buen hacer bajo los aros y establecía la máxima diferencia (38-22). El argentino repitió la acción de 2+1 de final del primer cuarto, pero una vez más no aprovechó el lanzamiento extra. El Valencia, que sólo había sumado tres puntos en cuatro minutos, reaccionó con un parcial de 2-11 que le permitió mantenerse vivo en el partido. Los de Ponsarnau no habían anotado ningún triple de seis, pero Marinkovic rompió la mala racha. Tavares salía a la cancha, pero pronto sumaba una nueva falta en una polémia acción. Las entradas de Causeur y Llull imprimieron velocidad al juego blanco, que encadenó un parcial de 5-0 que dejaba la diferencia en +11 a falta de un minuto. Rudy, que había fallado dos triples cerró la primera parte desde el perímetro para devolver la enorme ventaja blanca (49-34).

Valencia da el susto

La segunda parte comenzó igual de mal para Valencia que el partido desde el triple. Dos fallos consecutivos y tan sólo Dubljevic bajo el aro lograba anotar. El Madrid anotaba canasta de todos los colores, con un mate de Thompkins para la galería. Ponsarnau se veía obligado al tiempo muerto tras el desacierto de los suyos, que veían cómo la diferencia llegaba a los 21 puntos. Los valencianos sumaban mucho desde el tiro libre pero era insuficiente. Prepelic, el máximo anotador hasta el momento de su equipo, anotaba desde el perímetro para romper la mala racha, pues llevaba hasta entonces 1 de 14. Tres triples de Valencia Basket obligaron a Laso a pedir tiempo muerto para frenar la reacción taronja, pero no lo consiguió. El equipo valenciano encontraba su juego y, amparado en Van Rossom con 9 puntos, ayudó a cuajar para los suyos un parcial de 0-15 que les metió nuevamente en el partido. Carroll se retiraba con una lesión en la muñeca y llegaba el desacierto merengue. Tavares, muy desdibujado en el tercer cuarto, apareció para romper la mala dinámica blanca de cinco minutos sin anotar. Kalinic derrumbó la barrera de los diez puntos y mandaba el partido al último cuarto con todo por decidir (63-55).

Tavares, el eclipse humano

El partido entró en el último cuarto con un enorme interrogante. Valencia Basket había remado para reducir las diferencias, pero el Real Madrid no se rendiría con facilidad. Los taronjas redujeron la distancia a seis, pero apareció una vez más Deck para abrir brecha. El argentino llegaba a los 23 puntos secundado por Thompkins (23). Trey, con diez puntos en el último cuarto, fue de lo más destacado en los blancos, que sellarían otro nuevo récord. Tavares se convirtió en el máximo taponador de la historia de la Copa ACB El partido llegaba al ecuador del último cuarto con Valencia errando en el triple pero con Tobey cazando muchos rebotes en ataque. A pesar de las segundas acciones, el Real Madrid puso tierra de por medio (74-62) con un 6-0 de parcial, mientras que su rival bombardeaba de tres sin buscar un buen tiro, con Dublejvic y Prepelic desquiciados. En consecuencia, el conjunto merengue dejaba sentenciado el partido a falta de tres minutos con una diferencia insalvable (80-64) Dos triples de Hermannsson permitieron reducir la diferencia, pero con un minuto no quedaba tiempo para la machada (83-74). El Madrid alargó las posesiones para agotar el tiempo y no desgastarse más, pensando en las semifinales de Copa que enfrentará al equipo blanco con Iberostar Tenerife.

Real Madrid (29-20-14-22): Causeur (7), Abalde (4), Deck (23), Rudy (3), Thompkins (23), Llull (6), Tyus (0), Alocén (1), Laprovittola (0), Tavares (6), Reyes (4) y Carroll (10).

Valencia Basket (17-17-21-19): Kalinic (13), Labeyrie (2), Van Rossom (16), Dubljevic (6), Marinkovic (3), Prepelic (13), Hermannsson (10), Tobey (9), Puerto (2), Pradilla (0), Vives (-), Ferrando (-).

Avatar
News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *