Balance de la temporada del Real Madrid

El Real Madrid inauguraba la temporada ganando dos títulos. Primero la Supercopa de Europa al Manchester United, partido que solventó rápidamente. Después, tras una final a doble partido contra el Barcelona, el Madrid se alzó con la Supercopa de España. Tras dos grandes finales contra dos grandes equipos, todo parecía indicar que el conjunto blanco no tendría ningún problema en ganar La Liga; el juego de los de Zinedine Zidane convencía y tenían una de las mejores plantillas de toda Europa, por no decir la mejor.

La Liga comenzaba el 20 de agosto y el Real Madrid vencía al Deportivo de la Coruña con un resultado holgado. Pero, no todo iba a ser un camino de rosas. En las dos siguientes jornadas, el conjunto blanco contra todo pronostico se dejaba los primeros puntos tras dos empates consecutivos en casa; Valencia y Levante. Todas las alarmas saltaban cuando en la jornada cinco el Real Madrid se volvía a dejar puntos -otra vez en casa- después de la derrota por la mínima contra un gran Betis, que luego acabaría la temporada en puestos europeos. El Real Madrid comenzaba a alejarse de sus rivales directos y prácticamente en el mes de octubre la Liga estaba perdida.

La Copa del Rey tampoco fue cómo se esperaba. Zidane la quería ganar expresamente pues era el único título que le quedaba por ganar. Ninguna eliminatoria fue fácil para los blancos que ganaban ampliamente en la ida, pero en la vuelta encajaban muchos goles ante rivales a priori muy sencillos. Así ocurrió en las eliminatorias frente al Fuenlabrada y Numancia. En los cuartos sucedió lo que nadie se imaginaba. Al Real Madrid le tocaba un rival de primera, el Leganés. Incluso, ante este rival el Real Madrid era favorito y más a doble partido. En la ida el Real Madrid venció por la mínima en Butarque perdonando demasiadas ocasiones y, en el fútbol cuando perdonas tanto lo acabas pagando. El Madrid lo acabo pagando en la vuelta cuando los pepineros le dieron la vuelta al marcador y eliminaron al Real Madrid en su propio campo, en el Santiago Bernabéu. Una derrota dolorosa y humillante por como sucedió.

Los blancos llegaban al mes de febrero sin opciones de poder ganar dos títulos: La Liga -aunque matemáticamente era posible- y la Copa, recientemente eliminados por el Leganés. El Real Madrid, rey de Europa, ponía toda su fe y esperanza en volver a ganar la Champions, su competición por excelencia. Nadie creía en el equipo de Zidane, los gurús del fútbol comentaban triunfantes que el PSG -después de dejarse una millonada en fichajes- liderado por Neymar y Mbappé iba a humillar al Real Madrid. Pero no fue así. El conjunto blanco mostró su mejor versión. Después, vino la Juventus en cuartos. Otra vez se frotaban las manos y otra vez, el Real Madrid volvía a mostrar quien mandaba en Europa. Eso sí, sabe ganar, pero también demostró que sabe sufrir. En semifinales, a un paso de Kiev tocaba otro rival duro, el Bayern de Múnich y salió el Real Madrid de las grandes noches tirando de orgullo para colocarse en la final. El Rey Madrid se coronaba en Kiev como el flamante campeón de Europa tras derrocar al Liverpool. El conjunto blanco volvía a hacer historia después de ganar tres Champions seguidas.

Finalizada la temporada tocaba hacer autocritica y el primero que la hizo fue Zinedine Zidane. Un señor de los pies a la cabeza que se retiró como jugador en lo más alto y se fue siendo el mejor entrenador del mundo. Nadie se esperaba su marcha, nadie la quería. Dejó un Madrid roto y preocupado. Zidane admitió que no fue una temporada fácil y que en ocasiones no estuvo a la altura. Quizás las rotaciones no fueron del todo correctas, quizás a algunos jugadores les faltaron más minutos para que llegado el momento pudiesen estar en condiciones, o quizás son esos mismos jugadores los que no están a la altura de jugar en el mejor equipo del mundo. La eliminatoria frente al Leganés fue el punto de inflexión. Zidane se fue y dejó un legado inolvidable. Ahora toca planificar una nueva temporada. Aprender de los errores y seguir por el camino de la victoria.

Texto: @Mariibeel6

Foto: Realmadrid.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *