#ACB El Real Madrid logra una cómoda victoria en Zaragoza (81-96)

El Real Madrid Baloncesto ha vencido esta tarde al Tecnyconta Zaragoza por 25 puntos de ventaja (81-96), gracias al absoluto dominio del rebote en ambos lados de la pista y a una excelente actuación de Rudy en todas las facetas del juego (anotando, asistiendo, reboteando y robando) en el tramo decisivo del encuentro.

El equipo blanco salió al parquet del Príncipe Felipe con un quinteto formado por Campazzo, Carroll, Taylor, Randolph y Tavares. La superioridad madridista bajo los tableros se notaría en los primeros instantes de juego, con un Walter Tavares dominando el rebote, punteando tiros, incluso poniendo un tapón y haciendo daño en ataque recibiendo al poste. Con un tiro de 5 metros de Randolph, el conjunto madridista culminaba un parcial inicial de 0-6.

La primera canasta en juego del Tecnyconta Zaragoza llegó tras un rebote y una buena acción a aro pasado del ex madridista Jonathan Barreiro a falta de cinco minutos para finalizar el cuarto. La estrella local, Gary Neal, muy errático desde el tiro de tres, no anotaría su primera canasta hasta el min 5, fruto de la enorme efectividad madridista en la defensa del 1vs1. Tras un intercambio de golpes fallidos desde la línea de 3, el marcador reflejaba la superioridad visitante en todas las facetas del juego (7-13, min 7). Tras el tiempo muerto solicitado por el técnico local, el conjunto maño recortaría diferencias, primero provocando varias pérdidas madridistas en ataque y después anotando por fin desde el triple gracias a un tiro certero de Dragovic (12-13 min 8).

Sin embargo, no sería más que un espejismo. El control absoluto en el rebote y la intimidación de Tavares en ambos lados de la pista propiciaría un nuevo arreón del Real Madrid, que comenzaba a entonarse en el lanzamiento exterior con sendos triples de Campazzo y Rudy (12-19 min 9), obligando a Pep Cargol a volver a cortar el juego con un tiempo muerto. Con un triple sobre la bocina de Rudy Fernández, finalizaría los primeros diez minutos de encuentro con una diferencia de diez puntos en el marcador (12-22).

En el segundo cuarto, la tónica del partido no cambiaría ni un ápice, más bien se acentuaría. Felipe Reyes y Gustavo Ayón anotaban y seguían marcando territorio bajo el aro ante un equipo que empezaba a notar en exceso la baja de su estrella interior, Jarvis Varnado. Una pequeña reacción zaragozana liderada por el escolta Stoll, con 5 puntos, ponía el 19-24 en el marcador. Pero sería aquí cuando el papel de Rudy Fernández como líder aglutinador de tangibles e intangibles en los esquemas de Pablo Laso se explicitaría de una manera encomiable. No sólo anotaría 4 triples con un 100% de efectividad, sino que haría gala de sus cualidades defensivas robando varios balones, uno de ellos se saldaría con una antideportiva de propina, así como asistiendo a sus compañeros, especialmente a un Felipe que haría muchísimo daño con su juego al poste, batiendo un récord histórico de la competición, superando a Chichi Creus como el sexto máximo anotador de la Liga ACB, gracias a su segundo 2+1 del cuarto.

La diferencia comenzaba a ser muy importante a falta de 3 minutos para llegar al descanso (21-40 min. 17). Lejos de cambiar el guion de la película, con un canastón desde 5 metros tras jugada individual, Randolph colocaría la máxima diferencia del encuentro, doblando a su rival en el marcador (21-42 min. 18). Al descanso, el partido parecía estar ya visto para sentencia (27-53).

Tras el paso por vestuarios, el Tecnyconta Zaragoza le endosaría un parcial inicial de 9-0 a los de Laso, que con 3 triples consecutivos de Dragovic mostarían mejores sensaciones (36-57 min. 24). Gary Neal, con 12 puntos en este cuarto, aprovechaba para maquillar sus números, tras una primera parte para olvidar. El Madrid, por su parte, se limitaría a minimizar esfuerzos, destacando el papel de un Facu Campazzo muy acertado en ataque. A falta de diez minutos de encuentro, el ambiente en las gradas reflejaba la falta de emoción en pista (54-72, min. 30).

El último cuarto lo afrontarían ambos equipos con el convencimiento de que se trataba de un mero trámite, un cuarto “funcionarial” para los unos aplicar la ley del mínimo esfuerzo y los otros maquillar el resultado y ofrecer mejores sensaciones ante su público en el tramo final del partido. De esta manera, jugadores como Chasson Randle y Santi Yusta gozarían de un mayor protagonismo en la rotación blanca mientras los locales lograban reducir la diferencia hasta los 12 puntos a falta de 3 minutos y medio para el final (70-82, min.37). ¿Habría partido? La respuesta sería que no. A pesar de que la mini-revolución zaragozana lograría poner la diferencia por debajo de los diez puntos (78-87, min 38), la  rúbrica de la victoria madridista la pondría Jaycee Carroll con un triple que aportaba definitivamente la tranquilidad necesaria para afrontar los últimos instantes de juego (78-93, min. 39).

Al final, 81-96. El Madrid consolida su liderato, mantiene una diferencia de 4 victorias respecto a sus perseguidores más inmediatos en la tabla clasificatoria y cambia el chip hacia su competición primordial: la Euroliga. Siguiente parada, Valencia.

Texto: @Bricepinkfloyd

Foto: ACB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *