83-87: El Madrid no pudo culminar la remontada ante el Estrella Roja

Los blancos, a remolque gran parte del encuentro, sufrieron el acierto de los serbios en los triples.

El Real Madrid remó a contracorriente casi todo el partido pero acabó muriendo en la orilla. Remontó en el último cuarto un choque que se le puso cuesta arriba desde el segundo parcial, pero el Estrella Roja sentenció desde el 6,75. Los serbios acabaron con 17 triples. Doncic fue el máximo anotador de los blancos con 20 puntos (32 de valoración) y firmó su décimo partido en Europa con dobles figuras en puntos y valoración.

El frío en el exterior pareció adueñarse del partido en sus inicios. Desacierto de los dos conjuntos en el ataque y encuentro parado por las faltas, mientras el resultado se mantenía parejo. Por entonces, los blancos habían desactivado a una de sus amenazas, ya que Rochestie estaba en el banquillo con dos tempranas faltas. Pero hacía daño Bjelica desde el 6,75. El Madrid tenía problemas y salió Doncic, que anotó 12 puntos, diez de ellos de manera consecutiva en apenas dos minutos. Sin fallo en el tiro y con dos triples. Volteó el marcador y le dio un aire nuevo al equipo y al partido (24-19, min. 10).

De más a menos 
Estiró el resultado el Madrid para irse a +7, con un Reyestremendamente combativo en la pintura. Pero el Estrella Roja se rehízo gracias a su acierto en el triple y a un Rochestie que anotó siete puntos seguidos. Los serbios se pusieron por delante y los blancos se mostraron espesos en el ataque. Los puntos de Causeur evitaban que la desventaja fuese a más. Rochestie, sobre la bocina, dejó el electrónico en 39-46.

El Estrella Roja se sentía cómodo sobre el parqué del WiZink Center y decidió castigar desde la línea de tres aprovechando los resquicios que encontraba en la defensa blanca. Cinco triples (2 de Feldeine) para vivir siempre en una renta cercana a los diez puntos. Anotaba el Madrid pero cada ataque le costaba sudor. Con nueve de desventaja se acababa el tercer parcial del encuentro (58-67).

A punto de la remontada 
Tocaba apretar los dientes en defensa, y lo hizo el Real Madrid cuando lo necesitaba. Y además decidió darle de su propia medicina a los serbios con dos triples de inicio de Rudy y Carroll. Subieron los decibelios en el Palacio a la vez que el Real Madrid remontaba el choque. Pero cuando se iba a poner por delante, apareció Dangubic para anotar dos triples seguidos y volver a estirar el marcador (69-76, min. 35). Tira y afloja constante en una batalla espectacular desde el 6,75 con Thompkins, Carroll o Rochestie como actores principales. Igualaron los blancos a menos de tres minutos, pero el Estrella Roja no se vino abajo y acabaó sentenciando con un triple de Antic (83-87).

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *