El Cadete A golea y peleará por la Liga, por @Ivan7Gil

El filial de Tristán Celador venció con contundencia al equipo de Las Rozas (8-0) en el penúltimo partido de la 1ª División Autonómica grupo I. Victoria con goles de muy bella factura que le permiten seguir peleando por la Liga.

Saltó el Cadete A al campo número 5 de Valdebebas con la obligación de sumar los tres puntos. El Atlético de Madrid, líder del grupo, con los mismos puntos que nuestro filial, pero con el gol average a favor, estaba jugando su partido en ese momento, y el Real Madrid salió muy centrado desde el primer instante de encuentro.

Sólo cinco minutos tardó en llegar el primer gol. Pablo, que ya había avisado con un intento de remate de espuela, la empalmó a bote pronto tras un centro de Amis a la salida de un córner sacado en corto por Miguel. El delantero blanco, que lleva 33 goles en 26 partidos, hacía el primero de la tarde.

En el minuto 15, llegó el segundo. Falta ejecutada por Miguel, un auténtico especialista a balón parado, que se convertía en gol ante la pasiva mirada del portero rival. Disparo centrado, pero potente, que tras golpear en el larguero con gran violencia, se cuela al fondo de las mallas. 2-0.

Lejos de bajar el nivel, el equipo de Tristán Celador continuaba acumulando grandes maniobras ofensivas. Las múltiples alternativas que posee el filial, tanto el juego por bandas, como las acciones colectivas, creaban muchísimo peligro. El Cadete A era claro dominador del partido y las ocasiones se sucedían una tras otra.

Así, en el 26’, llegó el gol de Arribas, que con la zurda batió por bajo a Dani, el meta roceño. Excepcional jugada por la banda izquierda y asistencia sublime de tacón de Miguel.

En el minuto 27 lo intentaba Amis, con un lanzamiento de empeine desde fuera del área que obligaba a una gran estirada al meta rival. Un minuto después, de nuevo Amis, esta vez con la izquierda, volvía a poner a prueba a Dani. Y a la tercera llegó el gol. Disparo desde la frontal del área cuyo efecto sorprende al portero y termina significando el 4-0.

De esta manera se llegaba al final de una imperial primera parte blanca. Auténtico vendaval ofensivo que hacía pensar que incluso el resultado era corto dado las ocasiones. Atrás, ni una sola ocasión concedida. Fantástico trabajo de Geovanni, de Santos, y del capitán Dani Díez. Asedio continuo del Cadete, que agobió a un equipo situado en mitad de la tabla y acostumbrado a realizar un mejor fútbol. Recital de los chicos de Tristán Celador.

En los primeros compases de la segunda parte, Las Rozas creó más peligro que en toda la primera mitad. En primer lugar, en una jugada en la que se pidió falta sobre Santos, y después, en un intento desde lejos de Florián que trató de sorprender a Toni. En ambas, estuvo atento el guardameta madridista.

Y en el primer acercamiento del Madrid llegó el quinto. Centro desde la banda y gol en propia puerta de Serra cuando Pablo ya estaba con la caña preparada. Se lamentaba el delantero blanco de no poder sumar una nueva diana a su cuenta particular.

Fruto del menor ritmo mostrado por el Cadete en estos segundos cuarenta minutos, tal vez porque los chicos ya eran conscientes de la victoria del Atlético de Madrid, se acercaba más al área el conjunto de Las Rozas. Y a punto estuvieron de batir a Toni tras un error suyo, pero finalmente terminaría despejando a saque de esquina la zaga local.

No obstante, llegaron las sustituciones y los hombres de refresco, y también llegó el sexto gol, obra de Forés, en el 66’. Un jugador contrario quedaría dolorido en esta acción, y ya terminaría el partido con uno menos el equipo roceño puesto que había agotado los cambios.

A punto estuvo Latasa, que había salido al terreno de juego en la segunda mitad, de firmar el séptimo tres minutos después tras una espectacular chilena que se estrelló en el larguero botando muy cerca de la línea de gol. Sí acertó Diego tras la presión y recuperación de Jordi en el lado izquierdo, que dribló al defensor y puso un centro que terminaría suponiendo el 7-0.

Y el octavo gol fue otra obra de arte. De nuevo, Diego, realizaba un control orientado con la pierna derecha de espaldas a la portería, se daba la vuelta, y la empalaba para poner punto y final a un partido completísimo del Cadete A. 8-0, y objetivo cumplido. La Liga se decidirá en la última jornada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here