#TodoNervioYCorazón | EQUIPO, con mayúsculas

Esos mensajes subliminales que intentan introducirse en nuestras cabezas, que incluso muchos llamados madridistas creen.

Esos … No van conmigo …

UN EQUIPO, EN MAYÚSCULAS. Uno que sabe a qué juega y lejos de expresarlo en medios, lo demuestra sobre el campo.

Los grupos pequeñitos por mucho que tengan apoyo en planfletos, radios y programas de televisión, no dejarán de ser lo que son. Sombras tras un equipo, institución o valores mayores que ellos mismos. Pasó en la semifinal contra el Barça para luego hilarlo con un derbi ya lejos del río. En ambos es donde se pudo ver lo que de verdad es un equipo, no dependiendo de un Messías, no con un fichaje de pasado blanco con erasmus en Italia e Inglaterra, con un conjunto de jugadores que van todos a una, que miran por el bien común y no el personal. Y eso, amigos míos, es el Real Madrid.

Traumas no tratados.

Ceguera sin diagnóstico médico porque son ellos los que no quieren ver se les diga lo que se les diga y se les demuestre lo que se les demuestre. El mensaje parecía estar claro en todos los jugadores colchoneros: que Ramos no marcara bajo ningún concepto y menos si era de cabeza como en una de sus casi Champions.

Y así, llegó un mediocentro escoba, que denominaron algunos como defensivo, ya ya, pues unos cuantos goles atesora ya y además en partidos con nombre donde se libra un derbi, una final de UCL … Dicho or él mismo tras el partido, quien en su marca se fue con Ramos.

Tras esto, pedid y se os dará, debió pensar alguien que sí está por encima de todos los mortales. No de un córner, sí de penalti, pero no a lo Panenka, sí con perfección, donde los guardametas no pueden llegar. Incluido Oblak.

Entre gritos de robos, frío y recuerdos de no de hace tanto tiempo, llegó al que mordieron en categorías inferiores los mismos protagonistas, atm y rm. Corrió como alma que lleva el diablo, se fue sin problemas de Godín y Giménez con G no pudo hacer otra cosa que derribarle.

¡¡Ha sido fuera, fuera, fuera!!, se oían como muchos gritaban pensando dónde estaba el VAR.

Y … vaya, otra vez el capi, sin nadie que pudiera evitar que fuera él quien tirara la pena máxima. Pues nada, mientras el marcador iba cambiando, lo que no lo hacía era la violencia que se podía ver en el campo, como tres días atrás, como algunos piensan que solo se puede parar al equipo. Violencia, violencia y más violencia.

Si bien Karim no estuvo vistoso a ojos fáciles, leí como desde su perspectiva más retrasa, aún llevando el 9 a la espalda, pudo ver la jugada que desarrollo Vini para propiciar la pena máxima.

Que Isco se borró, mal por su parte dejar perder su calidad evaporándola entra la supuesta falta de actitud más teniendo cerca actitudes y aptitudes que demuestra por ejemplo El expreso de Cardiff. Mientras no dejaba de preguntar dónde leches está Bale, pero ha salido al campo, ¿no? Apareció corriendo por la banda, encarándose en el área y disparando como él sabe… Que terminó con un gesto que oí decir a algunos, eso es expulsión, pues que lean la explicación que dio @darkkovikingo y sigan generando bilis. De la rica, de la que lleva nuestro nombre.

Así, dejándolos por los suelos, con su afición del pueblo observando. Así se reivindica uno, Isco. Ofreciendo lo que se tiene, callando bocas, trabajando en silencio y gritando en forma de goles.

Así, por el equipo, por el Real Madrid.

Solo dejaré por aquí unas imágenes que valen más que las palabras y lo debatís con vosotros mismos:

Y como siempre digo, y más ante un partido de UCL …

Texto: @angiemg82

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *