Raimundo Saporta: con él empezó todo, por @AbrahamR_82

Cuando hablamos de Don Raimundo Saporta no hablamos de un directivo cualquiera: estamos hablando de una de las personalidades más influyentes y más relevantes no sólo de la historia del baloncesto, sino de la historia del deporte durante el siglo pasado.

Fue un 16 de diciembre de 1.926, año en que el mundo perdía a Rodolfo Valentino y a Antonio Gaudí, y cinco días después de que en Estados Unidos se inaugurase la famosísima Ruta 66, cuando venía al mundo Don Raimundo Saporta Namías. El pequeño de dos hermanos de una familia de origen sefardí que debido a la Segunda Guerra Mundial se vieron obligados a abandonar París para instalarse en Madrid. Pocos meses después, y debido a un atropello por parte del tranvía, fallecía Don Jaime Saporta, padre de un Raimundo que por aquel entonces contaba con tan sólo 15 años.

Fue con 16 años y durante sus estudios en el Liceo francés cuando tuvo su primer contacto con el baloncesto, deporte que le marcaría para siempre y al que dedicaría su vida. Aunque no tenía grandes condiciones para jugarlo si poseía dichas condiciones para la organización. Gracias a esto fue nombrado delegado y administrador del equipo, cosa que hizo que empezara a frecuentar la Federación para la organización de diferentes torneos. Destacó hasta tal punto que ya a los 19 años el presidente de la Federación, el general Jesús Querejeta, quiso nombrarlo directivo aun a sabiendas que los estatutos decían que eso no podía ser posible hasta los 21 años. Fue justo al cumplir esa edad, en 1.947, cuando Don Raimundo fue nombrado tesorero para que un año después, con 22 años, fuese elegido Vicepresidente de la Federación.

Transcurría el año 1.952 cuando Don Raimundo tuvo su primer vínculo con el Real Madrid. Don Santiago Bernabéu quiso organizar un torneo de baloncesto enmarcado en los eventos del 50º aniversario del club y para ello se puso en contacto con la Federación, para que le facilitaran un asesor para organizar dicho torneo. La Federación le envió a Don Raimundo y este organizó un Torneo cuadrangular en el mítico frontón de Fiesta Alegre con la participación del Real Madrid (equipo anfitrión), Racing De París, Selección de Puerto Rico, y un combinado de soldados americanos destinados de la base de Lakenheath. Tal fue el éxito del torneo que Don Santiago Bernabéu quedó impregnado de la manera de trabajar de Don Raimundo, pidiéndole al día siguiente que se incorporase al club. Así fue como en Mayo de 1.953 Don Raimundo Saporta entraba a formar parte de la directiva del Real Madrid como contador, siendo nombrado tesorero al año siguiente, para acabar siendo en 1.962 vicepresidente y mano derecha de Don Santiago Bernabéu hasta el fallecimiento de este último, el 2 de Junio de 1.978.

Ya desde el principio de su estancia en el club Don Raimundo se encargó de la sección de baloncesto, y en 1.955 conocería a la persona que desde el banquillo resultó clave para que la sección viviese sus mejores años, Don Pedro Ferrándiz. Mientras que la sección vivía su etapa más dorada, Don Raimundo compaginó su trabajo en el Real Madrid con el que hacía en la FEB y en la FIBA. Y así fue como en 1.956 puso en marcha la liga española de baloncesto de la que, por razones económicas, formaron parte solamente 6 equipos: Real Madrid, F.C. Barcelona, Orillo, Aismalíbar, Estudiantes, y Joventut. Tal fue el éxito de esta liga que ya al tercer año se amplió al resto del país, siempre dentro unos requisitos económicos para garantizar el saneamiento de la misma. El objetivo de Don Raimundo con la creación de la liga española de baloncesto era que esta sirviera de clasificación a una competición superior: La Copa De Europa de baloncesto.

Tras ser pieza fundamental en la creación de la Copa De Europa de fútbol, Don Raimundo, como presidente de la comisión internacional de la FIBA, impulsó en 1.957 un modelo que constaba de 22 equipos enfrentados por proximidad geográfica y del que también formaban parte los equipos del este. Debido a que España vivía tiempos de dictadura, la semifinal de la primera edición, disputada en 1.958, que enfrentaba al Real Madrid y al ASK Riga tuvo que suspenderse, ya que el régimen prohibía todo viaje a países soviéticos. Don Raimundo, con su habilidad y destreza para negociar y la buena relación que le unía con los ministros del régimen, hizo posible que cuando se volvió a dar tal circunstancia en el año 1.962 el Real Madrid se pudiese enfrentar al ASK Riga en campo neutral, y conseguir al año siguiente que el Real Madrid fuese el primer equipo occidental en viajar a Moscú.

Con el Real comenzando su reinado en Europa, en 1.965 la sección consiguió el patrocinio de la marca Phillips a cambio de retransmisiones de sus partidos por televisión. Ya que en navidad no había partidos debido a dichas fechas tan señaladas, Don Raimundo tuvo la idea de un torneo cuadrangular amistoso para esas fechas navideñas. El Real Madrid se negó en rotundo en organizar dicho torneo y Don Raimundo convenció a la FIBA para que organizasen ellos el torneo en vez del Real Madrid. Tras aceptar Televisión Española las condiciones, el torneo amistoso más importante y prestigioso del baloncesto Europeo durante más de 30 años, y que es parte muy importante en la historia de la sección de baloncesto del Real Madrid, ya era una realidad.

Tras la muerte de Don Santiago Bernabéu toda la junta directiva esperaba y daba por hecho que Don Raimundo Saporta, al ser vicepresidente, tomase las riendas de la presidencia del club de forma natural, pero para sorpresa de todos Don Raimundo se negó a ello y en Septiembre de ese mismo año abandonaría el club. Un club al que volvió siete años después por petición expresa de Ramón Mendoza para encargarse de la sección de baloncesto, su sección. Aunque el mayor peso de la misma en esos años recaería sobre Pedro Ferrándiz, que era el responsable. Don Raimundo se mantuvo en el club hasta su adiós definitivo en el año 1.991 debido a los problemas de salud que ya empezaban a hacerle mella.

No solo fue figura fundamental en la creación de la liga Española, la copa de Europa o el torneo de Navidad. En 1.973 Don Raimundo fue pieza clave en la organización del Eurobasket que se disputaría en España ese mismo año. Participaron 12 selecciones y hubo dos sedes: Barcelona y Badalona. Deportivamente este Eurobasket fue un éxito para España ya que los hombres entrenados por Antonio Díaz-Miguel y en el que, entre otros, estaban jugadores como Luyk, Brabender, Buscató, Manolo Flores, Carmelo Cabrera, o Vicente Ramos quedó subcampeona del torneo tras ganar a la URSS de los Belov, Myshkin… en semifinales por 80-76 y ceder en la final ante la potente Yugoslavia de Mirko Novosel, y donde estaban los Dalipagic, Kikanovic, Slavnic, Cosic… por 67-78

Tras ser nombrado miembro de la Comisión ejecutiva del Comité Olímpico Español en 1.968, fue en el año 1.980 cuando consiguió un permiso del mismísimo Rey Juan Carlos I para que Juan Antonio San Epifanio “Epi” pudiese acudir a disputar los Juegos Olímpicos De Moscú de ese mismo año, en donde España acabó en cuarto lugar, pese a que estaba cumpliendo el servicio militar. En ese año prevalecía una norma que impedía a los deportistas abandonar dicho servicio militar.

Ya retirado debido a sus problemas de salud en el año 1.995 fue nombrado vicepresidente de la FIBA por unanimidad absoluta, y en el 32º Torneo De Navidad del Real Madrid disputado en el año 1.996 recibió un sentido homenaje por parte de todos los presentes en el que también estuvieron presentes Juan Antonio Samaranch y Boris Stankovic. Don Raimundo agradeció de todo corazón dicho homenaje que resultaría ser el último que recibiría en vida.

Fue un domingo 2 de febrero de 1.997 cuando Don Raimundo Saporta se iba para siempre a los 70 años de edad debido a un agravamiento de la afección renal que padecía. Su fallecimiento se produjo mientras se disputaba la Copa Del Rey en León. Con su muerte el baloncesto quedó huérfano, como bien dijo Lolo Sainz, el deporte perdía a una figura clave y fundamental, y el Real Madrid perdía a la persona más importante en la historia del club después de Don Santiago Bernabéu.

El 28 de Marzo de 1.998 la FIBA renombró la extinta Recopa De Europa como Copa Saporta, el Real Madrid renombró su pabellón situado en la antigua ciudad deportiva con el nombre de pabellón Raimundo Saporta hasta su demolición en el año 2.004, y en el 2.001 la asociación de entrenadores de baloncesto creó el premio Raimundo Saporta en reconocimiento a la trayectoria profesional de los mejores entrenadores de la ACB.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *