#PantallaBlanca | ¿Os imagináis? ¿Os acordáis?

¿Os imagináis lo que se estaría diciendo si hubiera sido el Barcelona el que hubiera ganado tres Champions seguidas? ¿Si hubiera ganado cuatro en cinco? ¿Os acordáis de los exageradísimos adjetivos que se aplicaban a sus éxitos y momentos de esplendor, aunque no fueran, ni por asomo, tan hegemónicos como aquellos de los pregalácticos y galácticos, sólo elogiados, como ocurre ahora, fuera de España, o como nuestro actual Madrid?

¿Os acordáis cuando hablaban del estilo? Aquel estilo donde había mucha posesión y se marcaba algún gol tras dar muchos pases, como hemos visto repetidas veces a este Madrid. ¿Os acordáis de cuando hablaban de la cantera, esa eterna olvidada y sustituida por fichajes millonarios, como siempre ha hecho el Barcelona a lo largo de su historia? ¿Será que ellos no se acuerdan de los megafichajes de Cruyff o Maradona, de la invasión holandesa que hubo durante décadas y esas cosas? ¿Olvidos selectivos?

¿Os imagináis que hubiéramos fichado a Dembélé y Coutinho por 400 millones? ¿Os acordáis de cómo salían políticos y obispos a criticar gastos en fichajes? No, no hace falta hacer esfuerzos, lo habéis vivido con Cristiano o Bale.

¿Recordáis comentarios hacia Chigrinskiy, Ibrahimovic, Dembélé, André Gomes… como los que escuchasteis hacia Modric, Cristiano o Bale? ¿Recordáis alguna mención a flores, jardines o vergeles, más allá de Xavi Hernández, por la labor de Valverde?

¿Os imagináis si saliera desde el Real Madrid solamente una de la colección de injurias, desprecios o justificaciones de las que han salido de Barcelona, del club, de sus jugadores o directivos?

¿Recordáis cuando los contraataques atentaban contra el fútbol? ¿Os acordáis cuando ser intenso era pecado? Esto cambió cuando los contragolpeadores eran culés y los intensos rojiblancos.

¿Os acordáis cuando la posesión y el juego bonito eran lo único importante?

¿Os acordáis cuando se decía que el exceso de intensidad y las disputas, achacadas siempre al Madrid ante el bondadoso, ingenuo, inocente y pacifista Barcelona, perturbarían la paz de la Selección, que era lo único importante?

¿Y os imagináis que hubiéramos sido nosotros los de los palos, los agarrones del cuello, los penaltis no pitados y las patadas que terminan en gol como en el último clásico?

¿Os acordáis cuando estaba mal hablar de los árbitros o quejarse, salvo si era de un acierto, como Guardiola, que te quitara justamente un título?

¿Os acordáis de nuestras continuas bajas durante todos estos años, nuestros lamentos hacia Sanitas? Ellos sólo se acuerdan si alguno de nuestros rivales tiene alguna. ¿Se acordó alguien cuando fuimos con bajas a Francia este mismo año? ¿Y los años anteriores (aquel año de Ancelotti sin James y Modric)?

¿Os acordáis de Di María, Ozil o Robinho?

¿Os imagináis que alguien pidiera la titularidad de Asensio o Morata en el Real Madrid a costa de Cristiano Ronaldo o Bale, pero se defendiera su suplencia en la Selección española para mantener a Iniesta? Bueno, esto no lo imaginéis, que está pasando…

¿Os imagináis lo que se estaría diciendo si Messi hubiera marcado un hat-trick con su Argentina llena de estrellas y Cristiano hubiera vuelto a fallar un penalti decisivo? ¿O si la mayoría de jugadores del Barcelona estuvieran siendo decisivos en sus Selecciones y no los Modric, Nacho, Cristiano y cía…?

¿Os imagináis que un equipo ficha a Rivaldo de aquella manera? ¿Recordáis lo que dijeron cuando Kubala, Del Bosque o Luis Aragonés planificaron su futuro metidos en competiciones con la Selección?

Al madridismo debe quedarle claro que la posesión y el juego bonito es el domino exclusivo azulgrana; la intensidad, agresividad y garra de los atléticos; el gasto sólo se permite al Barcelona o equipos extranjeros; los canteranos brillantes sólo merecen crédito si no visten de blanco; que Manchester, Juventus, Bayern de Munich, PSG, Liverpool, Borussia Dortmund, Roma, Atlético… son todos unos paquetes viejos y sin nivel, equipos de medio pelo y producto de las bolas calientes, es decir, que poniéndonos a contar resulta que no hay ningún equipo a nuestro nivel, pero ni por esas nos reconocen ese mérito…

¿Os imagináis un mundo sin el Real Madrid? No, ¿verdad? Ellos tampoco.

Texto: @MrSambo92

Foto: Depor.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *