#OpiniónReal | Palabra de Piqué

Quiero situarme en agosto de 2018. El Barcelona gana por la mínima al Valladolid y Piqué es el encargado de responder al micrófono de la periodista de BeIn. Preguntado por otras cosas, en concreto por si el partido “había sido trabado”, el defensa barcelonista se las apañó para realizar una reprimenda severa a la LFP, una forma de denunciar que a su equipo le hubiera tocado disputar un encuentro en un césped en mal estado. Evoco algunas de las expresiones y calificativos: “Vergüenza”, “deplorable”, “lamentable”, “queremos exportar la Liga y hay que fijarse más en lo que tenemos en casa”. Su reivindicación fue entre contundente y cáustica. No aludió directamente a Tebas pero si habló de “responsables de esa vergüenza”.

El discurso era lacerante. En plena tentativa de Tebas por trasladar un partido de la LFP a USA, uno de los posibles contendientes del encuentro se burlaba de la competición, la afeaba. No entro en si podía ser con más razón o menos, de hecho, comparto la libertad de expresión de cualquier futbolista, incluso de los que me caen peor, pero lo más insólito fue el comportamiento del Presidente de la LFP. Tan reacio a reconocer un error, tan molesto con cualquier declaración que incorpore crítica hacia su persona y que se haga pública o tan propenso a responder a modo de contraataque, en esta ocasión no ponía ninguna objeción a la rajada de Piqué. En un tweet Tebas anunciaba la apertura de un expediente al Valladolid para conocer las responsabilidades. Sobre la procedencia o no de las palabras del blaugrana, silencio.

Con el tiempo se ha descubierto que la LFP controla las preguntas de los periodistas a pie de campo, para que la imagen de la competición no se resienta. Curioso. Esa censura no es dúctil, si Piqué decide hablar de lo que le plazca.

En cambio, el Real Madrid siempre encarna una postura de respeto. Como institución puede estar muy en contra de los movimientos de la LFP pero, que yo recuerde, solo localizo un comunicado donde el club expresa su contrariedad ante la posible disputa de un Girona-Barcelona en EEUU. En cambio, en unas recientes declaraciones, Javier Tebas acusaba a Florentino de “poner en peligro la industria” mediante sus portavoces, de generar descrédito con el VAR y de llamar al Presidente de la RFEF al acabar un partido, acción habitual entre personas del fútbol.

Ahora se conoce que por decisión de Tebas, la LFP va favorecer a Piqué en su aventura como emprendedor deportivo. Me hallo estupefacto. Poco le importa a Tebas la imagen de la industria en esta ocasión. Eso sí, Florentino Pérez que no píe, quizá porque nunca ha estado a favor de sus incrementos salariales o de sus estrategias omnímodas.

Tebas ha sido capaz de asociarse con el Gobierno, con Roures y lo intentó hasta en dos ocasiones con la RFEF, con dos candidaturas fracasadas de sus delfines. Ahora se asocia al proyecto de un jugador de la LFP. Eso sí, si se le pregunta, la “culpa” es del Real Madrid, equipo del que ha dejado de ser hasta que la institución se le postre. Y, en ese caso, Piqué tendrá la última palabra.

Foto: Libertad Digital

News Reporter
Director de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *