No se puede seguir así

Pasa otra jornada en la que nos hemos dejado puntos con respecto al Barcelona, y ya estamos a 10. Pero lo más doloroso es que los azulgranas no están jugando a nada y ya cuentan con una ventaja que va a ser muy complicada de remontar.
Lo que está claro es que hay cosas que hay que cambiar; lo primero, hay que saber hacer autocrítica y mejorar el juego y salir con más intensidad para ir a por el partido desde el primer segundo. Además, Zidane tiene que empezar a gestionar mejor la plantilla y dar minutos a gente que está en disposición de jugar y dar un aire fresco al equipo ahora que hace falta.
Y en segundo lugar, y no menos importante, hay que dar un golpe encima de la mesa y quejarse de los arbitrajes que estamos sufriendo. Puede sonar a excusa, pero los datos están al alcance de todo aquel que lo quiera ver; designaciones arbitrales repetitivas y extrañas, decisiones de los colegiados erróneas que han costado puntos como penaltis sin pitar totalmente evidentes, goles en contra en fuera de juego, expulsiones rivales perdonadas, y un largo etcétera que no voy a seguir detallando.
Ayer en el derbi se vio más de lo mismo. Dos rojas perdonadas, una a Lucas por partirle la nariz a Ramos, que por cierto evidentemente era penalti, y otra a Savic por una entrada criminal a Kroos que, por suerte, no lesionó de gravedad al centrocampista alemán. A parte, tres penaltis mas no fueron pitados, manos de Godin y Juanfran se quedaron sin el castigo de la pena máxima, al igual que un agarrón clarísimo de Torres a Nacho que también se quedó sin señalar.
Evidentemente hay que quejarse, y no dejar que esto vaya a más, porque si no ya nos podemos despedir totalmente de una liga que ya de por si tenemos muy complicada, sin olvidarnos de que el equipo también tiene que mejorar, ya que no todo es culpa de los arbitrajes.

Victor Adeva Piudo @VictorDebate

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *