#Minuto93 | Atlético de Madrid 1 Real Madrid 3 (LaLiga 2018-19)

1- Golpe capital: aún debe jugar el Barcelona su encuentro en el Nuevo San Mamés, pero la clasificación refleja el cambio que está experimentando el Real Madrid en el último mes. Los blancos ya son segundos después de superar en el campo y en la tabla a sus vecinos del Atlético. Si hay Liga será porque el Barça se distraiga y, por qué no, por méritos de los blancos.

2- Solarium: desde parche hasta entrenador no cualificado para el Real Madrid. A Santiago Solari le han llovido palos de forma gratuita desde que tomara el relevo del cesado Lopetegui. Sí, es cierto, será la cosecha final de mayo la que diga qué tal ha sido el trabajo del argentino. De momento, los resultados le respaldan, y a sus críticos les dejan los lunes al sol.

3- CasemiTo: el primer gol madridista en el Wanda llevó la firma del 14. Fue a la salida de un córner, cuando el mediocentro demostró que corre sangre brasileña por sus venas. Esa chilena la hubiera firmado el mismísimo Romario.

4- Psicosis Ramos: desde el 24 de mayo de 2014, cada vez que el Madrid bota un córner desde el lado derecho en un derbi, a los atléticos se les aparece un fantasma. En Lisboa cayó a la buchaca una Champions; en el Metropolitano, hasta cuatro jugadores colchoneros intentaron evitar que Ramos repitiera éxito. Casemiro, libre de marca, les hizo pagar ese exceso de celo. Además, el capitán sumó otro gol a su cuenta. El penalti que tiró fue, sencillamente, de manual.

5- Vinicius, a lo suyo: había cierta curiosidad por ver cómo había digerido Vinicius su primera aparición en el ‘Clásico’. El chico debe ser un gran gourmet, porque su puesta de escena en el Wanda fue de jugador grande. La siguió pidiendo, como siempre, y causó estragos por su banda. La jugada del penalti hace frotarse las manos a más de uno.

6- No se Reguila nada: uno de los grandes cambios respecto al once del Camp Nou fue la vuelta de Reguilón al once. El canterano jugó un derbi con muchísima personalidad. Cerró bien su banda y fue uno de los que pagó ese exceso de intensidad con la que el Atlético de Simeone entiende los derbis. Hay lateral.

7- Kroos, en campo hóstil: estaba Thomas comprando boletos para irse a la ducha antes de tiempo y le tuvo que tocar a Toni llevarse un recuerdo de este derbi en forma de dura entrada. El año pasado ya sufrió un pisotón en el Metropolitano de esos que dan escalofríos. Afortunadamente, el físico del germano es como su flequillo: inalterable.

8- Manguera de Bale: uno más y ya van 100. Se pueden discutir muchas cosas de la etapa de Bale como jugador del Real Madrid, pero cualquier incendio que se crea entorno al rendimiento del galés, él lo apaga a base de goles. El del Metropolitano fue marca de la casa, calcado al de este año en Champions en el Bernabéu con la Roma: ‘Tottenham Connection’; Modric asistiendo y Bale, desde su lado, poniéndola en el ángulo inferior.

9- Aforo del VAR: los opinólogos pro rojiblancos afeaban días atrás las quejas de los aficionados madridistas por el VAR. Han bastado un penalti a Morata escamoteado en el Villamarín y un derbi para que digan digo donde dijeron Diego. En este VAR empieza a haber exceso de aforo.

10- San Valentín: y ahora regresa la Champions. Si el Madrid es capaz de recoger las rosas en la casa de los tulipanes del Ajax puede seguir rompiendo corazones en un mes de febrero que pintaba de divorcio y, de momento, se ha convertido en una luna de miel.

Foto: AS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *