Louis Bullock: el aniquilador silencioso, por @AbrahamR_82

Tras desgranar a los artífices del comienzo del reinado del Real Madrid y al mejor base de la historia de la sección, esta semana vamos a hablar de uno de los jugadores franquicia e ídolo de muchos madridistas en este último lustro. Un jugador que estuvo en una época que deportivamente no fue buena para el club, pero que dejó su sello en el propio club y en los aficionados por su carácter en la pista, su excelsa calidad, y su muñeca de seda. Esta semana hablaremos de Louis Bullock. Un jugador inigualable y a la vez letal con un balón entre sus manos.

Fue un 20 de Mayo de 1.976, año en el que el mundo perdió a Agatha Christie o Mao Zedong, en el que el Concorde realizaba su primer vuelo, o el año en el que los Boston Celtics se proclamaban campeones de la NBA por 13ª vez cuando en Washington D.C. venía al mundo Louis Herbert Bullock Jr.

Ya desde pequeño este base-escolta de 1’85 comenzó a dar sus primeros botes al balón. Fue en su instituto, la Laurel Baptist Academy de Maryland, donde comenzó realmente su andadura en este deporte. Con 19 años ingresó en la Universidad de Michigan, Universidad en la que permaneció 4 años y el lugar en donde le empezaron a llamar “Sweet Lou”, apodo por el que es conocido.

Fue en 1.998 cuando se produjo su explosión. Ese año quedó segundo anotador de su conferencia tras Quincy Lewis, además de anotar en cuatro ocasiones 30 puntos o más, y redondearlo siendo elegido en el segundo equipo All Big 10. Sus 16,8 puntos, 3,3 rebotes, y 2,2 asistencias por partido hicieron que en 1.999, la que fue su última temporada universitaria, fuese elegido en segunda ronda del draft, puesto número 42, de la NBA por los Minnesotta Timberwolves para posteriormente ver como sus derechos eran traspasados a los Orlando Magic.

Tras no llegar a debutar en la prestigiosa Liga profesional americana ese mismo año, 1.999, da el salto a Europa. Aterriza en la prestigiosa LEGA italiana para fichar por el Muller Verona en donde estuvo hasta Abril del 2.001, año en que es cortado para fichar por el Addeco Milan. Tras jugar en Milan la temporada 2.001/02 decide abandonar Italia promediando 23,8 puntos y 2,8 asistencias para desembarcar en la Liga ACB.

Fue en Mayo del año 2.002 cuando recién acabada la LEGA aterriza en Málaga para fichar por Unicaja sustituyendo a Veljko Mrsic. Un Unicaja al que entrenaba Bozidar Maljkovic. Esa temporada Bullock ayudó a Unicaja a jugar la final de la Liga ACB, final que perdió por un contundente 3-0 frente al TAU de Vitoria. En Málaga estaría dos temporadas más, en las que promedió 16,3 puntos y 2,2 asistencias por partido.

Fue en el verano del 2.004 cuando Bozidar Maljkovic fue fichado por el Real Madridcon Louis Bullock “bajo el brazo”. Su primera temporada resultó exitosa ya que tras perder en los instantes finales la Copa del Rey frente a Unicaja por 80-76, se resarció ganando la liga en el quinto y definitivo partido al TAU Vitoria por 69-70 gracias al famosísimo triple final de Alberto Herreros. Un partido que a 40 segundos del final el Real Madrid perdía por 69-61. Este título de liga vino acompañado por el nombramiento como MVP de dicha final para un Louis Bullock que estuvo intratable promediando 16 puntos, 2,3 rebotes, y 2 asistencias por partido. Su primera temporada no podía haber ido mejor. Una temporada en la que durante un tramo de la misma Bullock fue cortado tras el fichaje de Louis Hamilton, pero que tras la lesión de Elmer Bennet volvió al equipo.

Muy diferente fue su segunda temporada. El Real Madrid fichaba a Igor Rakocevic para ayudar a Bullock en la anotación exterior en una temporada 2005/06 que se presentaba ilusionante, pero que resultó todo lo contrario. Eliminado en las semifinales de la Copa del Rey, sexto en la liga regular, eliminado en los Cuartos de final de la Euroliga, y eliminado en la primera ronda de playoff. Ese fue el resultado de esa decepcionante temporada, la segunda de Bullock en el club.

Con Joan Plaza sustituyendo a Bozidar Maljkovic en el banquillo del Real Madrid, Louis Bullock disputaría su tercera temporada en el club blanco, la que sin duda fue su mejor temporada. Líder indiscutible del equipo en el aspecto anotador, fue elegido por dos veces jugador de la semana de la liga ACB para guiar al Real Madrid a ganar la Copa ULEB frente al Lyetuvos Rytas por 87-75, poniendo la guinda a esa sensacional temporada ganando la Liga ACB por 3-1 frente al Barcelona.

Bullock estuvo en el Real Madrid 3 temporadas más, hasta verano del 2.010. Esas 3 temporadas no fueron tan exitosas como lo fue la 2.006/07, ya que los objetivos no se cumplieron y el juego del equipo fue decepcionante. Finalmente el 6 de Agosto de 2.010, y mediante una carta en la que mostraba su orgullo por haber vestido seis años la camiseta del Real Madrid ,sintiéndose parte de su historia y su grandeza, Louis Bullock abandonaba la disciplina del club de Concha Espina. Se iba siendo en ese momento el extranjero con más partidos disputados en la historia del Real Madrid con 364, además de ser un ídolo y un referente para la afición. Su influencia en el juego del equipo fue tal, que su determinación y sus rachas anotadoras le catapultaron de tal manera que le hicieron ser el referente del equipo en esos 6 años.

Pero Bullock no abandonó la ACB ya que esa temporada 2.010/11 ficharía por el Cajasol de Sevilla, coincidiendo de nuevo con Joan Plaza. Una temporada en la que vimos a Bullock lejos del nivel mostrado en las temporadas anteriores. Aun así rindió a un nivel aceptable en el club sevillano, promediando 12 puntos por partido y quedando subcampeón de la Copa ULEB perdiendo la final ante el Unics Kazan por 92-77.

Ya entrado el año 2.012, y tras casi una temporada inactivo, Bullock ficharía por Asefa Estudiantes para ayudarles a salvarse del descenso. Muy mermado, apenas pudo anotar 5 puntos por partido en una temporada en la que el equipo colegial no se libró del descenso. Esta temporada fue la última en activo de un Louis Bullock que ante la falta de ofertas y la extenuación por haber estado tantos años en la élite decidió poner fin a su carrera profesional para irse a vivir a Maryland, que es donde reside actualmente, además de jugar en un equipo de veteranos y entrenar a niños. Se retiraba un jugador que en sus diez años en la Liga ACB promedió 14,7 puntos, 2,2 asistencias, así como una valoración de 13,2. Consiguió 2 ligas y 1 Copa ULEB, fue ganador del concurso de triples de la ACB en 3 ocasiones y máximo triplista en la temporada 2.003/04, con 95 triples convertidos (2,8 por partido). Un Louis Bullock que antes de dejar su huella en el baloncesto español y en el Real Madrid fue internacional Sub 22 con Estados Unidos en donde, además de coincidir con Tim Duncan, fue campeón Sub 22 de los Juegos Panamericanos en 1.996.

Con Bullock no solo se retiraba uno de los mayores ídolos y un referente de muchos madridistas, sino que se retiraba también uno de los mayores competidores del Baloncesto FIBA en los últimos años, uno de los anotadores más compulsivos de esta última década, y un jugador que demostró que se puede dar espectáculo sin necesidad de mates estratosféricos.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *