#LigaACB | Inicio a lo campeón (88-73)

El Real Madrid ya tiene la primera victoria en su casillero tras superar a un Iberostar Tenerife muy correoso pero que no pudo aguantar el buen trabajo de un equipo madridista en el que destacaron muchos nombres y en el que el único que se quedó sin anotar fue el debutante Klemen Prepelic.

Tal y como ya hiciera en la Supercopa, Anthony Randolph sería el puntal de lanza blanco al inicio del choque ante un Sebas Sáiz que intentaría seguir el ritmo anotador, sin éxito, del americando.

El Madrid lograría marcharse +10 (16-10), sin embargo un 0-6 de parcial visitante obligaría a Laso a pedir tiempo muerto (16-12). Tras la interrupción la dinámica continuaría y un robo canario colocaba a los de Vidorreta a tan solo 4 ante un Madrid que por fin despertaría y liderados por Causeur enlazarían un 5-0 q dejaban un interesante 23-14 final del primer cuarto.

En el segundo periodo el madrid seguiría anotando con un Facu y un Campazzo que seguían cortando la zona rival como mantequilla mientras el Canarias se mantenía a base de triples y de los rebotes de Niang. Circunstancia que se mantendría hasta q Felipe Reyes entró en acción cortando la sangría y con la colaboración de Ayón y Facu el cordobés se encargaba de poner a su equipo a 11 (36-25, min.17).
Tras el tiempo solicitado por Vidorreta, el Canarias reaccionaría de la mano de un activo Sáiz revitaliza y obligaba a Laso a pedir de nuevo tiempo muerto tras un triple de Bassas que ponía el 40-35 en el marcador, resultado con el que se llegaría al descanso.

Nada cambiaría tras la interrupción y cada canasta de un equipo era contestada de inmediato por el otro y cuando el Madrid volvía a alcanzar los 10 de ventaja a costa de perder a Tavares por personales (4), el Iberostar respondía con un parcial idéntico hasta tal punto de que a dos minutos para el final del cuarto se colocaba a solo 3 puntos (58-55). Claro que Llull se encargaría de arreglarlo con 7 puntos consecutivos que ponían el 65-55 a falta de 10 minutos.

El Madrid saltaría a la cancha en el ultimo cuarto con la intención de acabar con el partido cuanto antes y así lo haría. Con la conexión argentina (Facu-Deck) al 200% el Tenerife ya no sería capaz de aguantar el tirón y mostraría la bandera blanca en cuanto la ventaja blanca rozó los 20 puntos.

Sin embargo, para el cuadro insular lo peor estaría aún por llegar y es que, buscando un rebote, a Gielo se le iría por completo tras pisar a Campazzo y tendría que retirarse en camilla. Al final 88-73 y el Madrid que empieza a lo campeón.

Texto: José María Cañas

Foto: ACB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *