#LigaACB | El Madrid tropieza con Andorra en una locura de NBA (105-107)

Los encuentros entre el Real Madrid y el MoraBanc Andorra suelen asegurar el entretenimiento. Y la cita del WiZink Center no iba a ser menos. Los de Ibon Navarro llegaban con la necesidad de recuperar sus mejores sensaciones tras cuatro derrotas y, por su parte, los de Pablo Laso con el objetivo de terminar como líder absoluto la jornada de la ACB. No defraudaron.

El primer cuarto no pudo ser más movido. 26-33 iban a terminar los diez primeros minutos. Atisbos de un encuentro propio de la NBA que en el descanso se consagrarían oficialmente. MoraBanc apareció en pista atento y con la idea de darle todo el poder a Albicy. El base asistía, anotaba y rompía al Real Madrid desde el triple. Colocaba el 5-5 marcando un buen duelo anotador con Causeur, pero rápido aceleraba con 12 puntos para llevar a Andorra al 11-18. Ni Tavares lograba meter miedo con su dominio de la pintura.

Tuvo que ser Llull, y en parte acompañado por la versatilidad de Randolph, el que metiera velocidad al encuentro y remontara la situación. Pero no se consumaba. El Madrid no conseguía adelantarse por mucho trabajo que realizara. La defensa era inexistente y no había ‘mandarinas’ que dieran un vuelco a la situación. Del 18-20 hizo Whittington su escenario perfecto para lucirse. A base de triples y penetraciones castigó. Con Llull maquillando el primer cuarto, y con los de Navarro acertando siete triples, acababan los diez minutos de inicio.

El nivel anotador apenas bajó y los técnicos pedían tiempos muertos buscaban la reacción atrás… y nada. No había defensa. Apenas errores. Puntos, puntos y más puntos. Prepelic abría su lata particular en el perímetro y Campazzo tomaba el timón. Era el momento del argentino que, entre asistencias de las suyas y quiebros a la defensa, le daba otro aire al Madrid. Sin embargo, quienes despertaron a la bestia blanca fueron los colegiados.

Varias faltas irreconocibles en contra de Reyes y Ayón hacían levantarse al público madrileño. La tensión crecía en las filas del Madrid y más viendo cómo seguía siendo una imaginación la remontada. Hasta que llegara Jaycee Carroll. El escolta desatascó los ataques del Madrid y brilló por delante de todos. Tanto que terminaría colocándose como el máximo anotador con 15 puntos, dos más que Albicy. Ni con esas la balanza cambió. 58-59 al descanso y con los colegiados tomando una vez más protagonismo al pitar a Carroll una técnica por protestar una vez finalizado el tiempo.

Con el enfriamiento del descanso, y con el repaso técnico de ambos entrenadores, poco cambió en la dinámica de juego. Deck contaba con sus primeros minutos de partido en un movimiento de Laso para fortalecer la defensa. Su entrada se notó en pista tanto atrás como en ataque, pero la fortaleza andorrana no variaba con Diagne y Vitali castigando por fuera y por dentro. La barrera de los 10 puntos se rozaba con el 68-77 y, para colmo, el Madrid perdía a Ayón tras recibir una técnica que indignó a la grada.

Andorra ya se iba por encima de la máxima anotación que había anotado hasta el momento en la temporada. El luminoso no cesaba su escalada. Reyes le daba un plus en defensa al Madrid y las oportunidades en el tiro libre aumentaban. Esa desesperación pasaba a Stevic, que recibía la primera técnica después de varios segundos que protestas. Rafa Luz anotaba en el último ataque y el Madrid replicaba a 13 segundos. Tocaba remontar un 84-92.

Y no era nada fácil. Carroll se enchufaba desde el triple y Tavares por fin conquistaba la pintura. Pero a base de tapones y lanzamientos desde el perímetro, MoraBanc no se desconcentraba lo más mínimo. Jelinek respondía y clavaba un triple que hacía más daño que nunca. Además, los errores del Madrid a la hora de cerrar el rebote castigaban aún más las opciones de remontada. El de Wyoming se echó el equipo a la espalda y apuraba las opciones con 96-99 a menos de cuatro minutos.

Todo se ponía de cara para darle la vuelta al partido. Whittington expulsado por faltas y, poco después, mismo camino seguía Albicy. Andorra se quedaba sin sus dos puntales ofensivos para afrontar el momento más crucial y, pese a ello, no bajaron el pistón. Los últimos minutos ya eran de locura. Tiros libres, el Madrid a la desesperada y un héroe en los visitantes: Vitali. Un triple suyo colocaba el 101-105 después de que el cuadro merengue desaprovechara varias oportunidades. Carroll recortaba distancias y Reyes igualaba con tan solo 35 segundos de juego. La locura hecha forma.

Con 25 segundos Andorra dijo basta. La última jugada iba a ser suya. Ennis agotó posesión y casi sobre la bocina rompió defensa para anotar una penetración. Al Madrid solo le quedaba la heroica con poco más de tres segundos. Carroll no recibió y la ‘mandarina’ de Llull se convirtió en piedra. El Madrid cedió ante Andorra su primer partido de la temporada en una locura propia de la NBA.

 

 

Foto: acbmedia

FICHA TÉCNICA

Real Madrid: Llull (17), Prepelic (3), Causeur (7), Randolph (7), Tavares(12) -cinco inicial- Campazzo (7), Carroll (32), Ayón 1), Reyes (10), Yusta (2), Kuzmic (-), Deck (7).

MoraBanc Andorra: Albicy (14), Vitali (17), Ennis (17), Shurna (10), Diagne (10) -cinco inicial- Luz (2), Stevic (9), Colom (-), Jelinek (10), Upshaw Jr (2), Whittington (16).

 

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *