#LaFábrica | El Castilla recuerda lo que es perder (0-1)

Tarde o temprano tenía que llegar la primera derrota del Real Madrid Castilla en un grupo tan competitivo. El equipo de Solari sumaba 9 jornadas sin perder, pero ante el Fuenlabrada volvieron a saborear el agrio sabor de la derrota. No fue una derrota ni merecida ni preocupante, pero los puntos se escaparon al fin y al cabo. El Fuenlabrada hizo un partido serio en el Alfredo Di Stéfano, sin brillantez pero con efectividad, y un solitario gol anotado por Iribas les dio el triunfo.

La primera parte fue bastante plana por parte del equipo de Santiago Solari, que si bien dominó la posesión no la consiguió traducir en peligro para la portería defendida por Biel Ribas. Tampoco se animó demasiado el Fuenlabrada, pendiente de defender y conseguir salir a la contra. Y de esa manera llegó el único gol del partido, en una buena salida con espacios del equipo visitante que acabó en los pies de Mikel Iribas, cuyo disparo con la pierna izquierda fue inalcanzable para Luca Zidane. El tanto permitió al Fuenlabrada jugar como más le gusta, y dejó al Castilla muy tocado durante el resto de la primera parte.

En la segunda parte el Castilla mejoró, algo que por otra parte viene siendo habitual. De Frutos comenzó a generar jugadas de peligro buscando el uno contra uno constantemente. De esa manera llegaron varias ocasiones claras, muchas de ellas centros con peligro que no encontraban rematador, pero también algún disparo lejano e incluso un gol anulado por fuera de juego de Feuillassier. Los cambios reactivaron al equipo, sobre todo el de un Fran García que otorgo profundidad por el costado izquierdo, dando además libertad de movimientos a un Feuillassier que fue el más peligroso durante toda la segunda parte.

En los últimos 10 minutos el Fuenlabrada supo parar muy bien el juego a base de faltas, además de defender con mucha firmeza el asedio de los de Solari en la recta final. Solo Feuillassier con un disparo que rozó el larguero pudo generar una clara oportunidad en los instantes finales, pero el filial madridista empujó con todo y realizó méritos para el empate durante la segunda parte. La experiencia de su rival y el gol encajado en una jugada aislada acabaron por decantar la balanza del lado de la derrota.

Se trata del primer partido pérdido en 10 jornadas para el Castilla, que suma 19 puntos y se ve superado por el propio Fuenlabrada en la clasificación, aunque sin despegarse en exceso del grupo de cabeza. La próxima jornada el partido se antoja igual de complicado, ya que los de Solari visitan el campo del líder, la Ponferradina, en otra buena prueba para medir las aspiraciones de un Castilla que, si bien ya no está invicto, sigue transmitiendo buenas vibraciones.

Texto: Javier Gómez Talavan

Foto: realmadrid.com

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *