#LaFábrica | Coraje y estrategia para seguir invictos (1-2)

En el fútbol, hay partidos que se ganan con un gran dominio y aplastando al rival, y en otras ocasiones hay que ponerse el mono de trabajo, bajar al barro y ser más listo que el rival. De esta segunda manera sacó los 3 puntos el Castilla ante el filial del Valladolid para prolongar su racha. Los de Solari siguen invictos, acumulan 4 victorias consecutivas y, además, consiguen remontar un marcador adverso por segunda vez consecutiva fuera de casa. Este equipo no solo sabe jugar muy bien al fútbol; también puede ganar por ser más fuerte que el rival y aprovechar mejor sus ocasiones.

La primera parte no tenía buena pinta para los hombres de Solari. El equipo pucelano entró muy bien al partido, presionando la salida de balón con mucha fuerza e impidiendo al Castilla salir con el balón jugado. De ese modo llegó el gol local, obra de Javi Pérez. Dani Gómez se vio presionado, el equipo vallisoletano recuperó en zona peligrosa y acabó aprovechando la indecisión de los centrales para adelantarse en el marcador. No daba sensación el Castilla de peligro, pero el propio Dani Gómez realizó una buena internada y forzó un penalti en el último minuto del primer tiempo. Javi Sánchez no falló en la ejecución (2/2 en lo que va de temporada) y el partido se iba al descanso con un gol psicológico para los pupilos de Solari.

En la segunda parte se vio a ese Castilla fiero, que no se asusta en ninguna situación y que, además, trabaja las jugadas de estrategia, esas que en esta categoría te dan muchos puntos a lo largo de las 38 jornadas. El Valladolid tuvo que bajar su ritmo, y logró parar la circulación a base de faltas tácticas (en las que el árbitro se mostró muy permisivo). Pero sobre el minuto 67 el gran esfuerzo del Castilla en la segunda parte obtuvo su recompensa. Javi Sánchez sorprendió a todos sacando una falta en la frontal del área en corto, pero su perfecto pase a Fidalgo lo aprovechó el asturiano para ajustar la pelota al palo y poner el 1-2. Un golpe del que los locales no se supieron reponer.

Solari gastó rápido sus 3 cambios y el Castilla encontró su mejor fútbol durante el partido. La falta de eficacia en los útlimos metros impidió que el filial madridista cerrará definitivamente el partido, y en los últimos 10 minutos el filial pucelano intimidó a la defensa blanca con balones al área que, sin embargo, no se tradujeron en un gran peligro para Luca Zidane. El paso de los minutos desquició el equipo local, que pudo acabar perfectamente con algún jugador menos sobre el terreno de juego. La falta de fuerzas hizo al Castilla meterse atrás, demostrando esa fortaleza como equipo que ha provocado el gran inicio del filial madridista.

La victoria mantiene al Castilla en la segunda posición del Grupo I de Segunda División “B”, tan solo por detrás de la Ponferradina. El próximo partido los de Solari volverán al Alfredo Di Stéfano para recibir al Internacional de Madrid, en una nueva oportunidad para prolongar una racha que, definitivamente, tiene que hacer soñar a este conjunto con una gran temporada.

Texto: Javier Gómez Talavan

Foto: @realvalladolid

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *