#LaFábrica | 1 punto en Vigo contra todo y contra todos (1-1)

Visitaba el Castilla al filial del Celta de Vigo con el objetivo de mantenerse invicto, y sabiendo de la dificultad del partido, y una vez acabado el mismo con empate el filial madridista puede darse por satisfecho tras lo que tuvo que sufrir ante el equipo celeste. El equipo de Solari se encontró un gran rival, pero también un arbitraje permisivo que benefició claramente a su rival, pendiente durante los 90 minutos de “cazar” a Vinicius, algo que ya sufrió el brasileño en su visita al campo de la Cultural o el Atlético de Madrid “B”.

La primera parte fue muy disputada y ambos equipos tuvieron opciones de marcar, pero fueron los locales los que se marcharon con ventaja al descanso. Los de Solari entraron bien al encuentro y Fidalgo probó hasta en 3 ocasiones fortuna sin encontrar el gol. El Celta despertó de su letargo, pero se encontró con Luca Zidane, imperial al parar 2 disparos lejanos de Pastrana. Sin embargo, el propio Pastrana abriría el marcador pasado el ecuador del primer tiempo gracias a un balón suelto dentro del área que consiguió conectar por la escuadra. Al Castilla le costó reaccionar al gol en contra, y el descanso no le vino nada mal.

La 2ª parte fue otra historia, entre otras cosas porque Vinicius decidió que era su momento y comenzó a liderar al equipo en ataque. Cada balón recibido por el brasileño acabó en falta en contra, con los jugadores del Celta repartiéndose la tarea y recibiendo todos su correspondiente amarilla por separado. La permisividad del árbitro fue clave, ya que en una de esas jugadas no mostró la roja directa al defensor celeste cuando interrumpió la carrera del brasileño siendo éste el último jugador. Aún así, ni el Castilla ni Vinicius se amedrentaron, y en los últimos 20 minutos de encuentro los de Solari dominaron claramente el choque.

Y llegó el momento del empate a 8 minutos del final. Vinicius forzó la enésima falta, y él mismo se encargo de ejecutarla…y de dejar a todo el mundo boquiabierto. El jóven jugador brasileño conectó un golpeo tremendo hacia la escuadra que significaba el empate justo cuando el Castilla estaba mejor. Pero ahí se acabaría la historia. Tras recibir casi 10 faltas en todas las zonas del campo (zancadillas, agarrones, entradas a destiempo…) el ex del Flamengo fue expulsado por simular. Una decisión tan incomprensible como perjudicial para el Castilla, que tuvo que echarse atrás y mantener el resultado al verse con 10 jugadores sobre el campo.

Los minutos finales transcurrieron con poca actividad de ataque más allá de un par de centros peligrosos del equipo local, que intentó aprovechar sin éxito su superioridad numérica. El resultado acabó siendo positivo para los de Solari, ya que se trata de un campo complicado y además se mantiene a 2 puntos de la Ponferradina, que tampoco pasó del empate en esta jornada. La mala noticia, sin duda, es que Vinicius no podrá estar la semana que viene a las órdenes de Solari (ni de Lopetegui) y, por supuesto, que la oportunidad de culminar la remontada no fue posible.

El Castilla regresará al Alfredo Di Stéfano el próximo sábado a las 20:00 horas de la tarde, en un duelo que le enfrentará al Fuenlabrada y que servirá para mantener la excelente dinámica del filial madridista, que sigue con su casillero de derrotas a 0. Será una buena oportunidad para sumar 3 puntos tras 2 jornadas consecutivas sin pasar del empate.

Texto: Javier Gómez Talavan

Foto: realmadrid.com

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal. Cubre la actualidad del Real Madrid Castilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *