La opinión de @DbenavidesMReal: El Madrid juega “otra Liga”

El Madrid ha sido vapuleado en el Palau. Este hecho prácticamente es algo insólito en los últimos años. Desde la llegada de Laso el equipo ha infligido correctivos llamativos a su eterno rival. Ejemplos: 72-103; 63-102; 70-90; 100-80; 97-73; 99-78 y 62-100. El 62-100 es el resultado más lejano y se corresponde con las semifinales de la Euroliga en 2014. Desde esa fecha se constatan 7 victorias de los de Laso, por 20 puntos o más y la mayoría de ellas actuando como visitantes.

Hacía mucho tiempo que el Madrid no recibía una derrota sonrojante ante el Barcelona. Suele ocurrir lo contrario como hemos revelado anteriormente. Con el repaso a los últimos enfrentamientos no pretendo pasar por alto la derrota de hoy. Perder ante el Barcelona nunca es grato, pero sí que se debe situar en su contexto.

El Barcelona está eliminado de la Euroliga. Un año más el equipo de Pesic sigue contrayendo escasos méritos para mantener su condición de equipo fijo en la competición. Desde 2014 no han presentado su candidatura real a nivel europeo. Se han visto rezagados desde bien pronto en la competición. La Euroliga es el gran termómetro, donde se miden los principales referentes europeos. Una vez desmarcado de inquietudes europeas, el equipo de Pesic debe centrarse más en España. Es el único clavo al que pueden aferrarse.

En lo que al Madrid concierne, Laso va a mantener su exigencia en cada partido; pero es sabedor de que la ACB está encarrilada en estos momentos. Después del esfuerzo titánico ante el Panathinaikos, y del compromiso del Clásico, toca mirar a lo más urgente y trascendente, el partido ante el Milano de Kuzminskas. Un equipo que, por cierto, ha derrotado al Barcelona esta temporada por partida doble. Garantizar una de las cuatro primeras plazas es el objetivo que se debe alcanzar.

En consecuencia, no se tercia aludir a la derrota. No caben excesivas lamentaciones. Caer ante una gran plantilla en su cancha entra dentro de la lógica. Se puede aducir que faltó solidez en la zona o acierto exterior; pero yo creo que el argumento principal tiene que ver con que un equipo mira a Europa con orgullo y deseo; y el otro debe replegarse un año más en la ACB.

Pese a la derrota, el Real Madrid juega “otra liga” en estos momentos a la que ya no puede aspirar el enrabietado Barcelona.

Texto: @DbenavidesMReal

Foto: ACB.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *