#Euroleague J17 | Con un cuarto fue suficiente (67-75)

El Real Madrid ha logrado una complicada victoria en el Gran Canaria Arena tras un partido en el que los blancos jugaron mal los dos primeros cuartos, sestearon en el tercero y recuperaron su nivel en el último.

El triple inicial de Randolph y la canasta de Causeur serían un espejismo en el inicio del partido. Seis pérdidas en apenas medio cuarto eran una sangría para el equipo blanco que milagrosamente solo se veía tres abajo ( 11-8) pese a lo cual Pablo Laso pedía un tiempo muerto que, en un principio, en vez de hacer reaccionar a los suyos empeoraba la situación con una pérdida más y un 2 + 1 de Báez que colocaba a los blancos seis abajo.

Sin embargo la entrada de la rotación interior y de Rudy Fernández y un 0-8 de parcial comandado por Sergio Llull permitía al Madrid (de forma increíble) marcharse por delante tras los 10 primeros minutos (15-16).

Poco cambiarían las cosas en el inicio del segundo cuarto y el Madrid seguía cometiendo demasiadas pérdidas y cediendo demasiados rebotes al rival pese a lo cual los blancos lograban mantenerse por delante a mediados del periodo (21-23).

Sin embargo, en cuanto los lanzamientos del Granca empezaron a entrar, la lógica se impondría y los de Garcia se marcharon en el marcador hasta una máxima de 7 puntos con la que se llegó al descanso (34-27).

Pese a la más que probable lasina que debieron recibir el resto en el descanso, el Madrid volvería a saltar a la cancha con una alarmante falta de intensidad. De ello, no tardaría en aprovecharse Gran Canaria que tras dos triples lograba alcanzar la barrera de la decena de puntos. Sólo Ayón parecía con la intensidad adecuada por lo que el partido se estaba escapando poco a poco. Sin embargo, un par de mandarinas de Llull y la pelea del mexicano permitirían al equipo blanco mantenerse en partido al final del cuarto (56-52).

En el período definitivo por fin el Madrid pareció meter una marcha más. Un Tavares que había estado muy distraído los tres primeros cuartos sería el gran protagonista de los primeros minutos anotando un par de canastas que permitían que el Madrid recuperase la ventaja por primera vez desde el segundo cuarto(60-61, min. 24).

Sin embargo, el Gran Canaria no se rendía y su correosa defensa impedía al Madrid anotar con facilidad. El marcador iba continuamente haciendo la goma hasta que apareció el héroe de la noche. Un Rudy Fernández que a falta de 2 minutos colocaba a los suyos 6 arriba con un par de triples en suspensión(63-69).

Esta diferencia pareció poner nervioso al Gran Canaria y aunque Ondrej balvin recortaba diferencias, una buena entrada de Taylor (que jugaría más de 30 minutos) recuperaba la diferencia para que a falta de 20 segundos desde la línea de tiros libres Campazzo terminara de sentenciar un choque que el Madrid sólo dominó en el último periodo.

Texto: José María Cañas

Foto: Euroleague

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *