#Euroleague J22 | El CSKA nos roba el segundo puesto (82-78)

Pónganse en situación, tras un partido competidísimo el Real Madrid, que llevaba nada menos que 11 años sin ganar en Moscú, lograba pelear para colocarse a  tan solo un punto a falta de 100 segundos para el final. En la siguiente jugada Anthony Randolph robaba el balón y Facundo Campazzo se elevaba desde el 6,75 para colocar por delante a los suyos a falta decenos de 80 segundos. Pero entonces, sorpresa, un colegiado señalaba falta de ataque en el bloqueo de Tavares (quinta falta del caboverdiano) y anulaba la canasta del Facu. Pero ahí no acababa el espectáculo. En la siguiente jugada, el CSKA fallaba su ataque y cuando el Real Madrid de nuevo se podía poner por delante, Ayón lanzaba a tabla tras un espectacular pase de Rudy Fernández pero el palmeo de los moscovitas tanto al tablero como la red evitaban la canasta ante la pasividad arbitral y dos tiros libres de Hackett colocaban 3 puntos de ventaja a los locales a falta de 17 segundos.

Estas dos jugadas hubieran hundido a cualquiera pero el Madrid no se pensaba rendir tras tanto trabajo y Laso planeaba una jugada para el triple de Carroll. La planificación no puede salir mejor y Jaycee se queda solo para lanzar de tres, pero Clyburn que llega tarde, pega un manotazo a Carroll para que no anote, los árbitros se hacen los ciegos y tampoco señalan nada para que el CSKA se acabe llevando la victoria y le arrebate el segundo puesto al Madrid.

Esta ha sido la crónica de un escandaloso último minuto del partido que el Real Madrid y  CSKA han vivido esta tarde en el  Megasport Arena. Un último minuto más propio de una película de gánsters que la mejor competición de clubes de Europa pero que no debe eclipsar un auténtico partidazo de los que hacen afición.

En el arranque del partido en Moscú, el CSKA no se anduvo con tonterias y endosó a los de Madrid un parcial inicial de 7-0. Los blancos pudieron sobreponerse gracias las sendas anotaciones de Causeur y Tavares. El partido tenía buena pinta, un encuentro igualado en un continuo toma y daca entre los españoles y los rusos. Tavares calentaba la mano mientras al mismo tiempo que Campazzo comenzaba a impartir lecciones bajo el infierno ruso. El final del primer tiempo llegaba con un ajustado 22-20 para los locales, en unos primeros minutos de remontada blanca.

El segundo tiempo sería otro cantar. Prepelic comenzó su show particular al mismo tiempo que los de Laso se ponían de nuevo por delante en el marcador. La defensa del Real Madrid estaba mejor, Prepelic lideraba el juego de los españoles y el Real Madrid disfrutaba. Los rusos tan solo pudieron anotar 12 puntos en este segundo cuarto. Al final, un contundente 34-40 a favor de los visitantes que reflejaba su mejoría en este segundo acto.

En el descanso Itoudis reorganizaba su defensa y De Colo demostraba porqué es considerado uno de los mejores jugadores del viejo Continente liderando un parcial de 6-0 que dejaba el partido en un puño (39-40). Para colmo Tavares cometía su tercera y cuarta falta casi de forma consecutiva que dejaba al Madrid en una situación algo delicada. Aún así, los blancos aguantaron su ventaja hasta la salida a cancha de un Sergio Rodríguez que revolucionaba el último minuto y colocaba momentáneamente a los suyos a 5 puntos.

El tercer cuarto acababa con un ajustado 64-61 pero el CSKA no quería esperarse a los últimos minutos para sentenciar y entre Clyburn y Higgins iban abriendo hueco hasta tal punto que el partido pareció muy decantado a falta de 3 minutos (77-70). Pero los blancos no pensaban darse por vencidos y entre Randolph y Campazzo lograban colocarse a tan solo un punto a falta de 100 segundos (77-76). El Madrid parecía que podía ganar pero entonces aparecieron los colegiados y ese escandaloso último minuto para que el CSKA robase la segunda plaza a los blancos.

Texto: José María Cañas y Daniel Gómez-Escalonilla

Foto: Euroleague.net

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *