#DesdeLaGrada | Calor croata

La ola de calor que nos invade en los últimos días ha hecho que muchas cabezas se sobre calienten en exceso, y no hay más que darse un garbeo por las redes sociales para poder acreditarlo. A los muchos fichajes anunciados en cuestión de horas y la impresionante nómina de jugadores que a estas alturas han sido elegibles para vestir la blanca que hoy justificarían “per se” la ampliación del Estadio al menos en lo que a la zona de vestuarios se refiere, tenemos que unir la incesante rumorología sobre salidas del Club. Y lo cierto es que más allá de los coqueteos con la fantasía o paranoia de algunos de esos iluminados metidos a asistentes de la dirección deportiva del Club por un puñado de retweets (o favoritos, que igual da), se percibe esa ansiedad en muchos aficionados, quizá este año más que ninguno pese a que el Madrid es Campeón de Europa por tercer año consecutivo, lo que deja bien patente que el Madridismo como fenómeno sociológico merece un capítulo aparte en los libros que sobre el comportamiento humano puedan escribirse.

En todo caso, y yendo a lo que ocupa el motivo de este artículo aún de pretemporada, no cabe duda de que a estas alturas del verano si algo nos puede hacer decaer en el ánimo a los Madridistas tras la marcha de Zidane primero y Cristiano después, es la marcha del jugador que en este momento es el faro del centro del campo del equipo, y ése no es otro que Luka Modric.

El flamante subcampeón del Mundo con Croacia parece estar echando un pulso al Madrid a través de su representante, a tenor de lo que se puede leer en la prensa estos días. Y la locura parece haberse desatado en el país de la pizza y la pasta ante la perspectiva de que la Lega Calcio pudiera recuperar un brillo del que adolece desde hace muchos años cuando las mejores estrellas del firmamento futbolístico decidieron que tanto Inglaterra como España eran mejores destinos para darse bombo en el mundo del fútbol. El Lambrusco parece correr en el Piamonte ante la posibilidad de que el genio croata pudiera recalar en el Inter – que parece el equipo interesado en hacerse con sus servicios – y más aún tras la llegada de CR7 a Turín.

Posiblemente, la maniobra del agente del jugador que tal vez sea ir a la caza del que puede ser su último gran contrato ante la edad de su representado, tenga el efecto que persigue y el jugador acabe renovando al alza con el Club de Chamartín; en ese caso, lo que correrá en Milán será la gaseosa aderezada con la sal de las lágrimas de ver tan cerca un sueño que nunca tuvo visos de ser real más que en las cabezas de esos ingenuos tiffosi nero azzurri que no preveían la jugada del pérfido Vlado Lemic.

Pero si por el contrario no se trata de un pulso y sí de una intención de salir sea como sea del Club, nos quedará en la Capital del Reino una sensación no sólo de pena ante la gran pérdida del ahora referente del equipo, sino de incomprensión ante tanta y tan sonada espantada en el mismo verano. Puede resultar muy difícil de asumir haber perdido a tu entrenador y a tus dos mejores jugadores de la plantilla de sopetón, pues no olvidemos que este equipo es hoy en día el referente del fútbol europeo y mundial.

No faltan madridistas que ven fantasmas dentro del Club y cierto es que lo acontecido en estos últimos días con el “affaire” RMTV es un ejemplo evidente de que no parece ser oro todo lo que reluce en Chamartín y que eso no ayuda a la motivación del personal, antes bien al contrario. También los hay, y con cierta dosis de razón los que ven disparidad de trato entre los casos CR7 – Luka. Cada uno lo siente a su manera y al final las alegrías – frustraciones vienen por el bendito Sentimiento Blanco.

Foto: VAVEL

Me queda para el final el otro asunto con acento croata, el de Mateo Kovacic que parece querer salir también del Club para buscar minutos. Algo lógico podemos pensar si vemos su edad y su rol en un equipo poblado de centrocampistas. Claramente es otro caso bien distinto del de Modric, y lo deseable aquí – caso de ser todo cierto, por supuesto – es que se produzca de forma satisfactoria para ambas partes, cosa que parece difícil si nos atenemos a lo publicado en las últimas horas. Estaremos atentos al caluroso “Croatia – Gate”, mientras llega la Supercopa, y antes la Roma y el Trofeo Bernabéu este próximo sábado.  Aburrirnos, no no aburrimos, no…..

Texto: @pepo2204

Foto: GOAL

News Reporter
Colaborador de #MadridistaReal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *