#DesdeElPalacio | ¡Vikingos en Belgrado!

No lo dudéis. Aunque vuestros conocimientos de Historia de la Humanidad sean vastos o escasos y el sentido común os dijera que los vikingos eran un pueblo nórdico, no dudéis os digo, si un día os cuentan que al menos del 18 al 20 de mayo de 2018 unos pocos de ellos se lanzaron a la conquista de la capital de Serbia, ubicada en los Balcanes. Y no habréis de dudarlo porque será verdad. Se trata como habréis adivinado de los chicos de “Ragnar” Pablo Laso que tras la victoria de estanoche ante Panathinaikos, dirigen la proa del drakkar hacia tierras orientales en busca de la tan esperada Décima Copa de Europa.

No ha sido fácil; antes bien ha sido épico y por veces dramático. Lejos en el olvido van quedando las lesiones que tanto daño han podido hacer, y aún merman al equipo. Lejos también aunque cercano en el tiempo aquel factor cancha arrebatado el último día por la derrota inesperada de Olympiacos ante Zalgiris, que dicho sea de paso, si se hizo de forma intencionada buscando más asequibilidad en el rival del Play Off, ha cubierto de gloria a quien fuera ideólogo de tan presunta trapacería.
Y lejos quedará – aunque para el recuerdo – en la memoria de las tribus vikingas alentadas hasta la saciedad para llenar hoy el Palacio de Goya y vestirlo de blanco inmaculado, un partido que empezó con un tifo precioso aludiendo a que no hay Madrid de fútbol ni de baloncesto, sino Real Madrid.

El inicio hace pensar que habrá que sudar tinta griega porque cada pérdida se puede castigar. Defensa intensa de PAO y poco o nulo acierto en el tiro exterior del Madrid nos llevan a marcador bajo (5-5 min.5) Ante esta situación el Madrid decide correr y anotar en el poste bajo abriendo la defensa griega, ahora sí, como cuchillo en mantequilla. Los griegos también fallan pero menos. Fin de cuarto: 19-14. Destaca Ayón en este cuarto.
El segundo cuarto parece continuar la tendencia de desacierto del Madrid en el tiro exterior y sólo Ayón percute bajo el aro. Nos ponemos con nueve de ventaja hasta que Pascual para la sangría con tiempo muerto, PAO remonta con parcial de 2-7 (27-23) y Laso hace lo propio. Y entonces….tenía que ser él, ¿Quién si no? Llull, Llull, Llull… Dos triples consecutivos que abren el voraz apetito del Madrid y a los que se suman Carroll, Rudy y Felipe. Descanso, 51-35 con ¡¡¡32 puntos de los merengues en este cuarto!!!, con todos los jugadores blancos que han intervenido habiendo anotado y un Palacio rugiendo como hacía mucho que no se recordaba por estos lares.
Vuelta al juego tras la catarsis vivida en los dos primeros cuartos. El Madrid amplia ventaja llegando a tener 22. (59-37) Calathes se ve superado y su equipo mejora prestaciones en su ausencia. Panathinaikos acierta más que el Madrid sobre todo desde el perímetro en estos minutos y llega a ponerse a 15 (67-52). Extrañamente para como se desarrolló el segundo acto, PAO vuelve a estar en el partido. Nadie dijo que fuera fácil….El Madrid parece defender peor estos minutos pero los de Xavi Pascual no logran acercarse tanto en el marcador. Ayón sigue destacado y Llull remata el cuarto con un triple: 78-60.

Cuarto episodio. Peligro: PAO se acerca a 13 en tan sólo dos minutos. ¿Ha despertado Calathes? El que siempre ha estado es Singleton. Resulta impresionante ver a un pívot tan alto manejar la pelota y tirar de tres tan bien como a este tipo. Al Madrid le empieza a costar anotar. Las posesiones se alargan, Panathinaikos aprieta y el marcador se aprieta. 80-72 a falta de 5:27. Laso pide tiempo, el Palacio intenta jugar su papel pero seguimos fallones, Singleton nos destroza a base de triples. ¡¡A 5 y aún cuatro minutos!! Falta en ataque del propio Singleton tan tonta y clara como innecesaria dadas las circunstancias. Se lía todo. Una falta de Anthetokoumpo con exceso de simulación que pareció antideportiva a ojos de los árbitros, precedida de una acción de Doncic sobre el 43 de PAO, que si llegan a ver los árbitros hubiera podido tener consecuencias negativas para él y para el Real Madrid. Entramos en los dos últimos minutos con cuatro de ventaja que son 6 tras triple imposible de Luka a falta de 1:07. PAO no anota sus dos ataques y se acaban sus opciones. Victoria final de los de Laso por 89-82. ¡A la Final Four! Todo el Palacio rendido a los pies de los Reyes de Europa y nuestros jugadores cantando con las Peñas. ¡Larga vida!

Ahora al equipo le queda disfrutar justamente del triunfo logrado, preparar con mimo una Final Four durísima con CSKA en el horizonte, Fenerbahçe y Zalgiris. La afición mientras entre torrezno y torrezno – algo tan vikingo – brinda por ellos con cerveza y vinos de la tierra. El capitán “Ragnar Laso-brok” y sus muchachos navegan hacia Belgrado, Serbia. Sus huestes Berserkers, Ojos del Tigre y hasta el modestísimo “Comando Torrezno” con el gran Quique a la cabeza les secundan. Y Thor, Odín y la flota Madridista al completo les protegen.
¡Gracias muchachos y volved con ella! El Valhalla nos espera. #HalaMadrid

Texto: @pepo2204

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *