Desde El Palacio: Islas afortunadas

La tarde era propicia para poder disfrutar de un buen partido en el Palacio. La derrota en Euroliga escoció a un equipo intratable en su feudo en la Liga Endesa y cuya cabeza podía estar ya en Las Palmas, donde se disputará la próxima semana (huelga de jugadores mediante) la Copa del Rey.

Tenerife era el rival. Actualmente octavos en la Liga, posición que no les hubiera dado el billete a la cita de Gran Canaria, los de Katsikaris visitaban Madrid sin nada que perder como decía sin ambajes su propia web oficial. Ya clasificados para la Copa, afrontaban el duelo sin urgencias clasificatorias, con una victoria de ventaja sobre Andorra su inmediato perseguidor.

El partido comenzó disputado en el primer cuarto, con alternativas en el marcador y diferencias máximas de 1 a 3 puntos para ambos equipos. Destacable el acierto chicharrero desde el 6,75 con 5 triples en este episodio. El cuarto terminó con una antideportiva de Maciulis y un tiro sobre la bocina de Allen que no entró por muy poco dejando el marcador en un 18-21. El máximo anotador del Madrid en este cuarto fue Doncic con 7 puntos.

En el segundo cuarto volvió el capitán blanco. Felipe tras su controvertida actuación del viernes, técnica incluida. 9 puntos, 1 rebote y una falta fueron sus números en los 8 minutos que estuvo en cancha.

El Real Madrid puso tierra de por medio con un demoledor parcial de 12-0 con una gran defensa y un Campazzo desatado, que dejaron a Iberostar Tenerife sin anotar durante 6:30 . Avromaitis se encargó de romper el parcial con un triple. Fue el primero de los dos que anotaría su equipo en este cuarto, ya con un acierto sensiblemente inferior al del primer tiempo. De aquí al descanso, primeros minutos para Yusta que salió a falta de 2 para el descanso, y aún tuvo tiempo de poner un tapón tras un triple de Carroll y una antideportiva del Facu que dejaron el electrónico en un 43-34 para los de Laso.

Tras el descanso volvieron los triples al Tenerife . Hasta 4 anotaron los de Katsikaris en este cuarto. Eso y un precioso alley hop de Ponitka tras asistencia de Beiran fue lo único destacado del conjunto canario. Mientras en el otro bando, Campazzo seguía lanzado, dejando al final de este cuarto su marca en 15 puntos. Este cuarto también vio los primeros puntos de Tavares (6) y la sensación negativa de Randolph al que se le atisba falta de ritmo de competición y que Laso querrá afinar a buen seguro de cara a la Copa. El cuarto terminó 68-53 para los blancos.

Y llegó el epílogo. Canarias empezó cargado muy pronto de faltas: tres en los primeros dos minutos. La distancia no se amplió más debido a la falta de acierto en los tiros libres una vez más.

Aún así y tras un tiempo muerto, un mini parcial de 5-0 con canastón de Causeur a aro pasado incluido, obligaron a Katsikaris a pedir otro tiempo. Canarias devolvió el parcial y el Madrid entró en una fase de dificultad anotadora, lo que aprovecharon los tinerfeños para maquillar mínimamente el resultado, aunque ya estaba todo decidido. Al final 89-76.

Tenerife hoy y Gran Canaria en el horizonte: las dos representantes de las Islas Afortunadas en esta ACB. Quiera el destino que esa fortuna sea la que nos haga disfrutar de uno de los eventos deportivos más bonitos del año, como dije antes, huelga mediante, y ver al Real Madrid revalidar el título de Campeón. Así sea.

 

Liga Endesa:  Real Madrid  89 – Iberostar Tenerife 76

Autor: @pepo2204

Imagen: realmadrid.com

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *